Cinco contra cinco: lo mejor y peor de la pretemporada 2015


Bienvenidos a la nueva sección ‘Cinco contra cinco’ de nbamaniacs, en la que cada semana el autor hablará de cinco jugadores que le hayan sorprendido gratamente, y también, de cinco que le hayan decepcionado. En este primera edición la atención se centra en lo visto en la pretemporada.

Los buenos

Doug McDermott. La decepción en la franquicia de Illinois por la enésima lesión de Derrick Rose ha sido una losa en la primera parte de pretemporada. En cambio, la aparición de McDermott ha sido un rayo de esperanza para los Bulls. Los seguidores de NCAA no entendíamos que Thibodeau tuviese al MVP de la NCAA de 2014, sentado en el banquillo toda la temporada. Y más, cuando el jugador cumplió su ciclo universitario de 4 años, llegando más maduro a la NBA.

No sabemos si Thibs acertó o no, pero Fred Hoiberg es ahora el inquilino del banquillo de Chicago, y ha demostrado su conocimiento en ligas universitarias, entregándole al joven jugador mucha más responsabilidad. McDermott tiene ahora la misma confianza que tenía antes de dar el salto al profesionalismo, y se ha salido en los primeros partidos. Una alegría para los Bulls contar con alguien que genere sus propios tiros, y que anote compulsivamente. Esperemos que la confianza de Hoiberg en él continúe en la regular season.

Damian Lillard. Parecía que Kyle Lowry iba a ser el máximo anotador de pretemporada, pero Lillard llegó desatado a los últimos partidos, y ha terminado con 26 puntos de media, incluyendo una súper tarjeta de 39 puntos en un partido. El equipo de Portland se ha desintegrado, y depende de su joven pero ya experimentado base, que el periplo por el desierto sea corto o dure todo el año. Ha declarado que ha entrenado duro, para forzar más faltas y producir más acciones positivas. Si juega a este nivel, vamos a disfrutar mucho, y quizás los espectadores de los Trail Blazers, sigan conectados toda la temporada.

John Jenkins. La carrera NBA de Jenkins hasta ahora, no es digna de ser recordada. Atlanta Hawks ha sido su único equipo en la élite. Este verano, su contrato llegó a Dallas Mavericks, y puede que su vida cambiase. En otra temporada, Jenkins no tendría cabida en el roster de los Mavs, por lo menos, entre los principales jugadores. Pero este año, puede ser duro para Dallas, y podrían vagar por el vacío toda la temporada. John Jenkins ha sido el más destacado para los Mavericks en toda la pretemporada. Casi 20 puntos en 28 minutos de media. Puede que estemos ante un gran jugador de futuro.

Derrick Williams. ¿Cuántos años puede tardar en explotar un número 2 del Draft? ¿Cuántos años podemos esperarle? Estas preguntas se repiten cada año con Derrick Williams. Cada cierto tiempo, nos ofrece atisbos de su calidad, que nos hacen volver a ilusionarnos, pero siempre flaquea, y vuelve a su versión intermitente y confusa. Ahora, como jugador de los Knicks, ha ofrecido su cara buena. Casi 17 puntos por partido en 21 minutos, un look diferente, y muchos highlights, como ofrecía en su etapa con Ricky Rubio. ¿Podemos volver a sentir mariposas por Derrick Williams o volverá a dejar escapar una oportunidad más?

Jeremy Lin. Han bastado seis partidos con la camiseta de Charlotte Hornets, para volver a ver al Jeremy Lin que cautivó al mundo con la camiseta de los Knicks. Nuevo look físico, videos en Youtube para relanzar su imagen, y su cercanía a Michael Jordan, han hecho que explote con muy buen nivel en pretemporada. 15 puntos, y más de 3 rebotes y asistencias por partido. Quizás vuelva el mejor Lin, al que no supieron sacar partido el año pasado en Lakers.

Las decepciones

Tony Parker. Mal inicio de los Spurs en pretemporada. Todos metemos a San Antonio en el grupo de favoritos para el anillo. También es cierto que Popovich toma las pretemporadas como continuación de Summer League, pero para que los Spurs sean campeones de nuevo, necesitan al mejor Tony Parker. 8 puntos y casi 2 pérdidas de media, no es la mejor versión del francés.

Perry Jones. Las pinceladas de calidad que ofreció en unos partidos en Thunder sustituyendo a Kevin Durant nos dejaron con ganas de ver más. La realidad es que el futuro de Perry Jones era oscuro en Oklahoma. Parecía que, al fichar por Boston Celtics, podríamos descubrir qué jugador era en realidad, pero no lo ha aprovechado, y ya ha sido cortado. ¿Acabará Perry Jones en el baúl del ostracismo o tendrá más oportunidades?

Jimmer Fredette. Nadie confiaba ya en el resurgir de Fredette, el jugador que enamoró en la universidad, pero su fichaje por los Spurs de Popovich ofreció ligeras esperanzas, hasta ahora perdidas. ¿Quién sino, puede revivir la carrera de un jugador? Ni siquiera el entrenador de San Antonio lo ha conseguido. Jimmer ya ha sido cortado, tras 2 puntos de media en 13 minutos. Su futuro es una incógnita.

Tim Hardaway. Cuando jugaba en los Knicks todos queríamos que jugase más minutos porque era dinamita en cada partido. Llegó este verano a un, en teoría, mejor equipo, como Atlanta Hawks, resquebrajado por la marcha de Demarre Carroll, y vimos la ocasión de ver al mejor Hardaway. Parece que Bazemore le ha ganado la partida de momento, debido a los 5,6 puntos de Tim en casi 20 minutos con malas sensaciones. ¿Volverá el bueno de Hardaway a dejar escapar el tren del éxito?

Lance Stephenson. Si para Hardaway todavía hay esperanza, quizás sea tarde para Stephenson. Sin duda, se martirizará por dejar Indiana, porque desde que se fue, su carrera ha ido cuesta abajo. Mala campaña en Hornets y su andadura en Clippers ha empezado igual o peor. Aún no sabe en qué posición va a jugar, y está muy perdido, además de pesado. 22 minutos en pretemporada por partido, para poco más de 4 puntos, y 2 rebotes. Viejos tiempos fueron mejores, pensará Lance.


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.