Cinco contra cinco: lo mejor y peor de la tercera semana

Los destacados

: Feliz en lo deportivo pero dolorosa fuera de la pista ha sido la semana para el francés de los Hornets. Una buena racha para Charlotte con tres victorias y una sola derrota, y Batum ha sido el héroe. Por fin se ha visto al jugador que explotó en Portland hace tres temporadas. La trágica noticia de los atentados de París acrecentó sus ganas de victoria y pudo verse que estaba muy emocionado antes y después de los partidos del fin de semana. 25 puntos y 6 rebotes de media merecen ser destacados.

: Los coágulos pulmonares pueden acaban con la vida de un deportista, como le ocurrió a Jerome Kersey, y pueden hacer que un jugador nunca vuelva a ser el mismo sobre la cancha. La temporada pasada fue un mazazo la noticia de la baja indefinida de Chris Bosh. Así que es una alegría que destaque de nuevo, y sea la excepción que confirma la regla, volviendo a su mejor nivel. Espectacular semana del ala-pívot, que ha promediado 26 puntos y 9 rebotes, para llevar a los Heat a una racha de tres victorias y ninguna derrota. El paso adelante de Bosh le hace ser el pilar de los de Florida.

: Los Knicks están demostrando una gran mejoría, y ya no están a la cola del este. Se respira baloncesto en el Madison, y más confianza en los jugadores, en Derek Fisher y en Phil Jackson. El triángulo ofensivo empieza a dar sus frutos, y Carmelo está volviendo por sus fueros, intentando regresar a la lista de los mejores jugadores de la NBA. Esta semana, 50% en victorias y derrotas, pero un gran Anthony, que ha hecho 27 puntos y 7 rebotes de media, además de 4 asistencias. Por fin está asistiendo un poco a sus compañeros cuando le defienden en dos contra uno y que está volviendo a pivotar y a jugar dentro de la zona, por lo que rebotea y produce más.

: Después del mal comienzo de los Kings, los nubarrones negros colapsaron a la franquicia, con presuntos problemas entre George Karl y los jugadores. Parece que la reunión del otro día de la plantilla, y la ratificación que Divac hizo sobre Karl, ha sido beneficiosa para Sacramento. Tres victorias y una derrota esta semana con un héroe que ha vuelto a ser el que era. A pesar de las exhibiciones individuales de DeMarcus Cousins, ha sido Rajon Rondo el que ha dado un paso adelante. Por momentos hemos visto al Rondo de Boston, siempre creando o acercándose al triple-doble. Es impresionante como un jugador puede acaparar tanto juego, ya que el 95% de las jugadas de los Kings pasaban por sus manos en estos partidos. Termina con unos geniales promedios de 13 puntos, 9 rebotes y 14 asistencias.

: La baja de Ricky Rubio es muy importante para Minnesota. No tanto por las estadísticas del base, pero sí por los intangibles del español. Esta semana, sólo han ganado un partido de cuatro disputados, aunque los Wolves pueden respirar tranquilos con el despertar de Andrew Wiggins y con la confirmación como jugador de Zach Lavine. Ya no es “sólo” el mejor dunker de la NBA, sino que anota y produce en otras facetas. Esta semana ha destacado con 20 puntos, 3 rebotes y 3 asistencias por encuentro, y seguro que ganará minutos ante la inminente vuelta de Ricky. A pesar de su buen rendimiento, necesita mejorar mucho en defensa.

Menciones especiales: LeBron James, Will Barton, Kyle Lowry, Alec Burks, Marc Gasol, Eric Gordon, Dirk Nowitzki, Eric Bledsoe y Draymond Green.

Las decepciones

: En su etapa en Denver era considerado un jugador infravalorado, que rondaba siempre el 20-10, pero nunca estaba cerca del All-Star. Este verano, Houston Rockets se hacía con sus servicios, olvidando sus problemas con la ley y las adicciones. Desde luego parecía un acierto. Los Rockets tenían ya un genial jugador en el puesto de base, que les había faltado los últimos años, y más tras la negativa de Sergio Llull a viajar a Texas. Pero nada más lejos de la realidad. Dubitativo inicio donde se está viendo la peor versión de Lawson. Esta semana sin victorias, ha hecho unos tristes números, 5 puntos, 2 rebotes y 5 asistencias de media, situación que empeora al ver que es el quinto jugador de la NBA con más minutos, con más de 37 por encuentro.

: El descalabro hasta ahora de los Pelicans tiene muchas razones. Es cierto que Anthony Davis está solo, y todavía no está siendo regular en sus números. También es verdad que tienen muchas lesiones que les están lastrando. Pero no menos cierto es que el nivel de sus pívots está siendo desastroso. Con Perkins lesionado, Ajinca sin rendir, y estrambóticas pruebas de días como la de fichar a Mirza Begic, demuestran que no hay confianza. Y el center titular, el turco Asik no está ni siquiera cerca de su peor versión. Esta semana, 2 puntos y 7 rebotes por partido le han hecho entrar en esta lista. Algo debe hacer Alvin Gentry.

: Atlanta Hawks sigue ganando partidos por inercia, ya que demostró el año pasado que es un contender serio en la regular season del este. Pero no todo es igual en los Hawks. Korver, el excelso tirador, está haciendo los peores números en sus cuatro años en Atlanta. Esta semana ha repetido estos guarismos, cercanos a los 10 puntos de media. Pero lo preocupante es que ya no tira tanto de tres, y además, acierta menos. ¿Es él el problema o las máquinas del equipo ya no funcionan igual?

: La eterna duda de si es mejor destacar en un equipo perdedor, o bajar tus prestaciones para optar al anillo en un conjunto superior. Esa es la duda que cierne sobre Josh Smith, que no consideró este verano a Houston Rockets como candidato, a pesar de que era un jugador importante. También salió de Pistons y Hawks siendo un puntal. Este verano decidió apostar por los Clippers, sabiendo que van a ser una de las opciones al anillo. Eso sí, si lo consiguen será con un testimonial papel de Smith, al menos hasta ahora, ya que está jugando sólo 14 minutos, sin destacar en nada.

: Año de restructuración y posible éxito para San Antonio Spurs, donde se están produciendo cambios de roles importantes. Tim Duncan ya produce menos, y Tony Parker ha acatado sin rechistar su nueva tarea de mentor y asistente no anotador. LaMarcus Aldridge está cogiendo los tiros que Duncan no hace y Kawhi Leonard está en modo jugador franquicia, que es lo que le toca de ahora en adelante. ¿Pero qué pasa con el quinto elemento? Danny Green ha bajado su nivel, en vez de subirlo, disminuyendo su producción en ataque desde los 12 a los 6 puntos por partido, con peores porcentajes en los mismos minutos. Los Spurs necesitan este año al mejor Green, o quizás la nueva generación de los de Texas no cuente con él.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Utah rompe una racha de 3 derrotas consecutivas

Waiters niega que quiera firmar por Philadelphia

Siguiente