¿Cómo lo han hecho los equipos en verano? División Central

Cerramos con el Oeste y empezamos el análisis del trabajo de las franquicias en el Este. Turno para la División Central y sus operaciones este verano. Y hay dos grandes nombres: Chicago y Cleveland. Unos, por lo que traen y retienen. Otros, porque lo que no pudieron amarrar, esto es,

¿Cómo es la vida sin LeBron?

En Cleveland ya lo saben, porque entre 2010 y 2014 pasaron por ello. Vuelve a irse El Rey después de darle a la franquicia el único anillo de su historia. A diferencia de lo sucedido hace ocho años, los no tienen pinta desarmarse y convertirse en una nadería sin LeBron. Han conseguido muchas cosas este verano. La más reciente, retener a . Pero además, han fichado, y bastante barato, a un aguerrido defensor como es , pieza cotizada este verano y que los dejaron volar libre, y han traído de vuelta rápida a veteranos que conocen la casa como Channing Frye. Sam Dekker o Colin Sexton, número 8 del Draft de 2018, representan en diferentes niveles la apuesta por la juventud de unos Cavs que han ampliado millonariamente el vínculo con Kevin Love, al que señalan como líder del equipo, y que de momento no han incurrido en el impuesto de lujo. No ha sido tan nefasto el primer verano sin James.

Jabari Parker, ¿caballo ganador?

Fue uno de los movimientos del mercado este verano. En julio, los Bulls se quedaban con Jabari Parker tras ofrecerle 40 millones de dólares por dos años. Una oferta que los Bucks, al ser Parker agente libre restringido, pudieron igualar. Pero no quisieron. El hecho de que el segundo de los cursos firmados por el ala-pívot esté sujeto a Team Option, es decir, a los deseos de los Bulls, hace más valiosa la operación para Chicago y reduce riesgos. Junto con Parker, el otro gran nombre para la Ciudad del Viento en este estío ha sido Zach LaVine, que acordó un contrato millonario con los Kings. Igualmente agente libre restringido, Chicago, que no peleó por Nwaba, igualó la oferta de Sacramento, tasada en 4 cursos y 78 millones de dólares, conformando a LaVine como la segunda gran apuesta de su mercado y como el elemento que marca la continuidad en un plantel decepcionante durante el curso 2017-18. Wendell Carter Jr., número 7 del pasado Draft,                 Antonio Blakeney, proyecto interesante, o Antonius Cleveland, reclamado desde los waivers tras su despido de Atlanta, son algunos otros nombres con los que ha conformado la plantilla Fred Hoiberg.

Milwaukee: algunos añadidos

E importantes. No pujaron por Parker, algo que se veía venir desde finales de la 2017-18. El proyecto en los Bucks lo marca cierta continuidad, con al frente de la franquicia, sin olvidar a Eric Bledsoe o Khris Middleton. Así, los añadidos han llegado en las figuras de Ersan Ilyasova y de Brook Lopez, principalmente. Este último, adquirido como agente libre con la excepción bianual, cobrará solamente 3,38 millones de dólares. Un precio bajo para un pívot en forma y que es justo lo que más han echado de menos los Bucks durante todo este curso pasado. Pat Connaughton, otra de las llegadas. Falta saber qué sucederá con Jason terry.

Detroit: el movimiento está en el banquillo

Adiós a Stan Van Gundy y hola a Dwane Casey, Mejor Entrenador del Año gracias a su gran trabajo en la Temporada Regular con los Raptors. La de Casey es la principal noticia en unos Pistons que han traído de vuelta a José Calderón, le han dado 4,07 millones por un curso a Glen Robinson III y han añadido veteranía en los brazos de Zaza Pachulia. Parece, sí, que han considerado que la gran apuesta de mercado ya la hicieron en enero, cuando recibieron traspasado de los Clippers a Blake Griffin.

El proyecto debe crecer en Indiana

Y para ello, confirmado que Victor Oladipo es uno de los mejores jugadores que hay en el Este ahora mismo, los Pacers han optado por consolidar lo que tienen. Renovado Nate McMillan antes de encarar su tercer curso en Indiana, los Pacers han pescado al renacido Tyreke Evans, de lo poco potable del desastre pasado en Memphis, y han sumado fuerza rotacional en la figura de Kyle O’Quinn. Además, pondrá la calidad exterior y Aaron Holiday la juventud. Indiana funcionó muy bien, para sorpresa de muchos, en su primer curso post Paul George. Y solo un inmenso LeBron les arrebató el séptimo partido de la primera ronda del Este. La idea es seguir ese camino… y mejorarlo.