El día de LeBron

El 24 de septiembre de 2018 fue el día de en Los Angeles. No fue el día de su fichaje oficial, cerrado unos cuantos meses atrás en una reunión de leyendas con Magic Johnson. No fue el día de su debut en cancha, el cual llegará este domingo ante Denver en pretemporada. Pero sí el día en el que el mejor jugador de este siglo se vistió por primera vez de Laker de pies a cabeza.

Debutando su número 23 de los en público, LeBron James se presentó ante los medios para hablar únicamente de baloncesto, algo que no ocurría desde las últimas Finales NBA. Para un jugador que lleva miles de ruedas de prensa, el reto fue pequeño y la recompensa para los medios, escasa. Prudente, James no dejó grandes titulares ni promesas.

“No creo que la única forma de éxito es ganar un campeonato. Solo hay un campeón, pero eso no significa que no seas exitoso”. Palabras que chirriarían viniendo de una superestrella en los siempre ambiciosos Lakers, pero perfectamente comprensibles en estos tiempos. LeBron James conoce bien al favorito indiscutible para el título, su verdugo en las dos últimas Finales allá al norte de Fresno, y sabe que sus armas para combatirles son limitadas a corto plazo.

En efecto, el éxito tiene muchas formas. Los Lakers no pelean por volver a los años dorados del Showtime, al menos de momento. Lo hacen para ser relevantes otra vez, para ser respetados. La experiencia reciente dictamina que ni siquiera traer estrellas les ha funcionado. El todavía bisoño proyecto de Magic Johnson y ha adquirido a la más rutilante del firmamento NBA, y quizás del deporte global. En las próximas semanas y meses veremos si funciona en la cancha, pero hay muchas más dimensiones que evaluar.

La llegada de LeBron James en Los Angeles representa la tormenta perfecta en la NBA. No es solo baloncesto, es también expectación, es espectáculo, es infinidad de historias que contar para entretenernos entre partido y partido. Con solo 30 equipos, la liga ha conseguido algo que quizás solo el fútbol a nivel global ha logrado: estar viva 365 días al año y casi 24 horas al día. Y qué mejor que el jugador en activo más célebre del mundo levantando a una de las franquicias más célebres de las ruinas de su reciente pasado… o fracasando en el intento.

“Al final del camino, lo que esperas es lo desconocido”, explicaba en un arranque de misticismo LeBron James en su rueda de prensa. Las previsiones llenan páginas de papel y digitales vaticinando que será de estos nuevos Lakers, de su combinación de juventud prometedora y díscola veteranía, pero su desenlace es un misterio. Lo mejor será vivirlo juntos en los próximos meses. Desde aquí.

Durante la temporada 2018-19, la primera de LeBron James en los Lakers, nbamaniacs contará con Alberto de Roa para hacer un seguimiento especial al jugador y al equipo californiano desde su posición de privilegio en Los Angeles como gran conocedor de la franquicia angelina. 


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional sobre la NBA además de apoyar nuestra labor de forma directa.

Aquí te contamos más. ¡Únete!

Anterior

Previa NBA 2018-19: Chicago Bulls

Thibodeau intenta convencer a Jimmy Butler para que se quede

Siguiente