La prueba 32.292 en el horizonte de LeBron James

Uno de los mejores recuerdos en Los Angeles de los últimos años ocurrió en tierras bastante más frías, en Minneapolis. No es habitual que un partido oficial se detenga por dos minutos para homenajear a un visitante rival, pero la ocasión lo merecía. El 14 de diciembre de 2015, en un Timberwolves-, superaba con dos tiros libres los 32.292 puntos en temporada regular de Michael Jordan, convirtiéndose así en el tercer anotador histórico de la NBA.

Si nada extraño ocurre, Kobe Bryant (33.643 puntos hasta su retirada) solo compartirá ese podio con Kareem Abdul-Jabbar y Karl Malone por algo más de un año. Y será un Laker el que le derribe de ese puesto de honor. Al arranque de la temporada, 2.605 puntos le separan de un séptimo clasificado que, salvo lesiones, subirá tres posiciones en algún momento de esta temporada:

Ascenso esperado

Con 31.038 puntos totales, James tiene a tiro al todavía activo (31.173), (31.419) y al propio (32.292). Tarea relativamente sencilla para un jugador que nunca ha bajado como profesional de 1.500 puntos anotados en una temporada. E incluso esperando un cierto declive en sus números, rebañar completamente la diferencia con Kobe Bryant en 2019-20 parece también fácilmente a su alcance.

Ese momento será un auténtico test para determinar cómo será el legado de LeBron James en los Lakers. La afición local y la propia organización tendrán que reconciliarse con el hecho de que alguien va a superar en el podio histórico de anotadores a Kobe Bryant. Y pese a que en su puntaje acumulado lo sumado en Los Angeles será prácticamente anecdótico comparado con sus etapas de Cleveland y Miami, lo hará como Laker.

Pasarán muchas cosas entre medias, incluyendo como mínimo una temporada completa llena de incógnitas sobre el techo del equipo. Liderar una clasificación cómoda a playoffs y lograr que los Lakers sean competitivos ante las potencias del Oeste puede ser de primeras suficiente para que LeBron James se gane sin reservas el cariño de la afición, al menos hasta tener un elenco a su alrededor que le permita aspirar de forma legítima al campeonato.

Su imperfecta etapa en Miami puede ser un buen barómetro. Las expectativas de los Heat se quedaron relativamente cortas, ganando dos campeonatos de cuatro intentos pese a ser tener uno de los tríos en plenitud más talentoso en las últimas décadas. A la vez, también tuvo que ganarse a su afición bajo la alargada sombra de un ídolo local como Dwyane Wade. Pero incluso tras su algo accidentada marcha, nadie duda de que su número 6 colgará algún día del techo del American Airlines Arena de Miami.

Cuestión de leyendas

La perspectiva de celebrar en Los Angeles cómo LeBron James supera a Kobe Bryant en anotación es otro monstruo muy diferente. Habrá formas de amortiguarlo, especialmente si la propia “Mamba Negra” aparece en persona para darle el simbólico testigo. O si este hito se consigue a domicilio, a miles de kilómetros de distancia, evitando así que el Staples Center y los Lakers tengan que encontrar un equilibrio todavía incierto entre leyendas de pasado y presente.

Pero pase lo que pase, será una situación extraña en Los Angeles. Profesionalmente hablando, todas las grandes leyendas del equipo nacieron en casa. Desde Jerry West y Elgin Baylor a Kobe Bryant, pasando por Magic Johnson y James Worthy. Incluso Kareem Abdul-Jabbar y Shaquille O’Neal llegaron lo suficientemente jóvenes como para obviar su pasado. Con LeBron James, cerca de cumplir 34 años, esto es imposible.

No sabemos cuántos campeonatos los Lakers ganarán durante su reinado, o cuántas rondas de playoffs ganadas, o cuántas victorias de temporada regular se celebrarán. El único número que hoy por hoy está seguro en el horizonte es 33.643. Tan pronto como LeBron James supere la impresionante cifra anotadora de Kobe Bryant podrá hacerse una buena idea de cuál será su sitio en el firmamento de los Lakers.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Atlanta despide a Thomas Robinson y R.J. Hunter

El veterano Jarrett Jack se queda sin equipo

Siguiente