San Antonio rompe la racha angelina pese a un histórico LeBron

Por segunda vez esta temporada, la sangre fría de los les valió un triunfo ante los . Pese a ir a remolque durante gran parte del partido, el equipo dirigido por Gregg Popovich se impuso por 110-106 gracias a un (30 puntos, 12 rebotes y 8 asistencias) ya perfectamente adaptado a su nuevo entorno. (35 puntos y 11 rebotes) jugó uno de sus mejores partidos como Laker, subiendo de paso peldaños en diferentes categorías estadísticas históricas, pero la victoria se le acabó escapando una vez más.

El duelo, eso sí, empezó de forma inmejorable para los Lakers. Dos triples de , quien acabaría como segundo máximo anotador angelino con 15 puntos, abrían las primeras diferencias en San Antonio. La diferencia nunca iría más allá de los 14 puntos, pero los Lakers no perdieron el control del marcador hasta el último cuarto. Pese a ello, como cinco días antes en el Staples Center, las últimas posesiones les condenaron.

Histórico LeBron

En medio, LeBron James volvió a jugar a nivel de estrella. Sus 35 puntos fueron la máxima anotación con su nuevo equipo, con un 13/21 de acierto. Efectivo de cara al aro, de su mano y de un otra vez arrollador en pequeñas dosis (10 de sus 14 puntos en los 5 últimos minutos de primer cuarto) los Lakers consolidaban la iniciativa, dominando 29-36 tras 12 minutos y escapándose con un 37-51 a mediados del segundo cuarto en lo que fue su mayor ventaja del partido. Además, LeBron James aprovechaba su acierto para hacer historia.

Contando solo partidos de temporada regular, James alcanzó los 31.202 puntos para convertirse en el sexto máximo anotador histórico de la NBA, superando a Dirk Nowitzki, y quedándose a solo 217 del quinto, Wilt Chamberlain. Además, también adelantó a dos Lakers de alcurnia en otras categorías. Primero, rebasó a Shaquille O’Neal en la 6ª posición de más tiros de campo anotados (11.339 tras el partido en San Antonio). Posteriormente, hizo lo propio con Kobe Bryant alcanzando 30 puntos por 432ª vez en su carrera. Por delante, solo Michael Jordan, Wilt Chamberlain y Karl Malone.

Remontada Spur

Pese a un discreto (15 puntos), San Antonio nunca se fue del partido, particularmente gracias al siempre incisivo DeMar DeRozan y a un (16 puntos, 10 rebotes, 5 asistencias) no siempre acertado, pero apareciendo en los momentos complicados. Además, en el tercer cuarto brillaba su base titular accidental, Bryn Forbes, quien reducía las diferencias con 9 de sus 16 puntos totales. Sin Dejounte Murray ni Derrick White, el jugador de tercer año ha mantenido el nivel para los diezmados Spurs.

Y ante esta presión, los Lakers se vinieron abajo. En los últimos 12 minutos, los hombres de Luke Walton no pasaron de 18 puntos, su anotación más baja en un cuarto de la temporada, metiendo solo 6 tiros de campo por 6 pérdidas de balón. La defensa de los Spurs fue efectiva anulando el ataque de los Lakers para forzar la remontada, y solo LeBron James mantuvo ahí el nivel en los minutos calientes.

Por el contrario, DeMar DeRozan seguía consolidándose como el mejor jugador de los renovados Spurs. No solo con su efectividad anotadora que ya había desarrollado en Toronto, sino cubriendo las bajas en la retaguarda tejana como creador de juego. El escolta roza las 8 asistencias de promedio esta temporada, todo un hito para un jugador que solo había pasado de 4 una vez en su carrera, en 2017-18 (5,2).

El partido pareció terminar con una canasta de Rudy Gay a minuto y medio del final que colocaba 8 arriba a San Antonio, pero LeBron James tenía aún recursos para forzar la remontada. Cuatro puntos seguidos y una asistencia para triple de calentaban el partido, si buen nuevamente DeMar DeRozan lo congelaba con una canasta desde media distancia. Los Lakers se encontraban con el balón 3 abajo y con 16 segundos por jugarse.

Final extraño

El siguiente ataque no pasó a la historia por su brillantez. LeBron James encontraba un preciso pase a solo en la pintura de los Spurs, pero el base prefirió renunciar a una bandeja fácil para intentar buscar un triple abierto que nunca llegó. Dos tiros libres de Josh Hart con 3,5 segundos por jugarse fue todo lo que encontraron, insuficiente para aspirar de forma realista a la victoria.

Tras meter el primero, Hart tiró el segundo tiro libre a fallar, con el rebote cayendo en las manos de un Pau Gasol que previamente había derribado a LeBron James con un codazo aparentemente accidental que los árbitros no señalaron. El pívot de Sant Boi culminó su doble-doble (11 puntos y 12 rebotes) con dos tiros libres, dando la victoria a unos Spurs que volvían a la zona ganadora de la clasificación con un 3-2 de balance.

Detrás seguirán los Lakers, con solo 2 victorias por 4 derrotas, sabiendo que la rotación volverá a estar completa en su próximo duelo en Minnesota con el regreso de Brandon Ingram. LeBron James está ya a pleno rendimiento, pero el equipo sigue careciendo de la consistencia necesaria para sobrevivir en el Oeste. En San Antonio, lo pagaron caro.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

La larga marcha navaja de Ryneldi Becenti

Nets – Warriors, primer ‘NBA Sunday’ de la temporada

Siguiente