Curiosidades NBA: 10 cosas que no sabías sobre Tracy McGrady

Datos en la NBA hay incontables para hablar de todos los jugadores que la componen, y más en concreto de las estrellas de la misma. Sin embargo, queremos aprovechar la suspensión de la NBA para indagar en aspectos de estos grandes jugadores que nos acerquen a un lado más personal y curioso de los mismos que quizás desconocías.

Tras hablar de LeBron James o Carmelo Anthony, hoy toca acercarnos a uno de los mejores anotadores del siglo XXI: . Ya retirado, T-Mac dejó la NBA tras una excelente trayectoria a la que solo le faltó brillar en playoffs; pero hoy nos ocuparemos de eso, hoy toca fijarnos en aspectos –algunos desconocidos– que nos harán tener una imagen más completa del siete veces All-Star.

  • Adidas los fichó antes de debutar. Así es. Tras destacar en el instituto y decidir dar el salto directamente a la NBA, Adidas no tardó en fijarse en él y ficharlo para la marca con un contrato multianual de varios millones de dólares. No se equivocaron. Tras destacar en Toronto, su paso a Orlando y su eclosión como estrella de la Liga llevó a Adidas a crear unas zapatillas para él, las T-Mac 1. Seguidamente, en el año 2002, coincidiendo con el final del primer acuerdo alcanzado, volvió a firmar con la empresa creada en Alemania a largo plazo. Actualmente aún es imagen de la compañía, que a lo largo de su carrera sacó otros cinco modelos de botines con su firma.
  • Calabazas a Kentucky. McGrady no pasó por la universidad pese a que tenía acordado unirse a la prestigiosa institución de Kentucky. En 1997 su reconocimiento a nivel nacional no paró de crecer hasta ser considerado por los especialistas uno de los mejores proyectos entre los jóvenes estadounidenses; tanto es así que Sports Illustrated le dedicó un reportaje de tres páginas. Alvis Smith, agente de Adidas que le invitó al reconocido prestigioso ABCD Summer Camp, así como su entrenador en el instituto Mount Zion Christian Academy, Joel Hopkins, le aconsejarían disputar la NCAA; sin embargo, McGrady tenía claro que su presente en aquel año era ya la NBA. Kentucky no pudo disfrutar de su talento.
  • Apoyando a los refugiados. Ayudar a quienes más lo necesitan siempre ha estado entre las prioridades de McGrady. En 2007 visitó los campamentos de refugiados de Darfur en Chad con el Enough Project. Tras ese viaje encabezó un proyecto para que las escuelas de los refugiados colaborasen con instituciones educativas estadounidenses. Poco después se estrenaría un documental sobre aquella visita bajo el nombre de ‘3 point’. Ya en los Knicks McGrady optó por usar el número ‘3’ en ayuda a esa causa.
  • Labor solidaria ante desastres naturales. En agosto de 2017 el huracán Harvey llegaba a Luisiana y Texas para llevar el caos a la zona. En Houston, para ser exactos, las fuertes lluvias duraron más de una semana y dejaron a miles de personas desamparadas. McGrady, quien mantiene un cariño especial por la ciudad en la que jugó con los Rockets, organizó junto a su esposa una barbacoa para cerca de 800 afectados por la catástrofe. “Lo hicimos en menos de 24 horas. Tenemos muchas comida y muchos amigos y familiares ayudando. Vamos a dar alimento a toda la comunidad. Los más importante es conseguir que la gente se abstraiga de la devastación para darles un momento de felicidad, alegría y risas. Todos lo necesitamos”, dijo en su momento a Houston Chronicle.
  • Ampliando horizontes comerciales. Acabada su carrera en la NBA, McGrady tenía claro que debía utilizar el dinero ganado con cabeza e intentar progresar a nivel empresarial. En ese sentido, decidió comprar parte de Blue-04, una marca de agua embotellada, así como de Dasdak, la cual está centrada en labores de asesoramiento y soluciones tecnológicas y patrocina a los New Orleans Pelicans. En estos momentos sigue siendo co-propietario de ambas empresas.
  • Pasión por el béisbol. McGrady ha sido un enorme jugador de baloncesto, pero no haber ocurrido así. Muy atraído por el deporte de bateadores y lanzadores, el cual practicó desde su infancia, este chico nacido en Florida a punto estuvo de debutar profesionalmente durante el lockout de 1998; sin embargo, finalmente desechó la posibilidad de probar suerte en la MBL. Una vez retirado del baloncesto profesional, el 4 de febrero del 2014 confirmó que estaba trabajando para convertirse en jugador profesional de béisbol. Finalmente se estrenaría con Sugar Land Skeeters de la Atlantic League. Tras el All-Star de tal competición, y con solo tres meses de carrera, anunciaba su retirada.
  • Tatuaje religioso. En la NBA los tatuajes son algo más que habitual; es más, hay jugadores que llegan sin ninguno y en unos años tienen su propia colección. En el caso de McGrady, este lleva uno bastante curioso en su brazo derecho, ya que tiene escrito el Salmo 37 de la Biblia, el cual empieza diciendo: ‘No te irrites a causa de los malvados ni tengas envidia de los que hacen mal’.
  • Penny Hardaway, su referente. Tal y como hemos comentado antes, cuando era un niño McGrady era muy aficionado al béisbol; tanto es así que no tenía claro que prefería el bate o la canasta. Esa percepción cambió cuando en su juventud vio jugar a Penny Hardaway. Desde entonces decidió que quería ser una estrella de la NBA como él y llevar también el número ‘1’; cosas que terminaría consiguiendo. “Veía partidos de Penny y me volvía loco. Para mí era como ver jugar a Michael Jordan. Me encantaba lo que hacía y cómo lo hacía”, señala sobre el ex jugador.
  • Su esposa, la novia de toda la vida: McGrady llegó a la NBA con 18 años y para entonces ya llevaba un año de relación con la que actualmente es su esposa, Clerenda Harris. Juntos desde la adolescencia, se casaron en México en 2006 y han tenido cuatro hijos. El segundo de ellos nació el 27 de diciembre de 2005 coincidiendo con un partido que estaba disputando contra Utah Jazz. McGrady fue avisado y dejó de inmediato el encuentro para acudir al nacimiento de su hijo.
  • Anunció su llegada a Orlando: Habiendo nacido en Florida, viviendo a unos 60 kilómetros de Orlando y con Penny Hardaway como ídolo, jugar en los Magic era sin duda un objetivo en la carrera de McGrady. En ese sentido, en el año 1999, tras enfrentarse a un Doc Rivers que ya entrenaba a Orlando, le dijo que le guardase un sitio en la plantilla. Según T-Mac no hacía que lo reclutasen, ya que quería volver a casa. En verano del año siguiente Tracy firmaría con los Magic como agente libre para cumplir su sueño, y hacer honor a su palabra. Actualmente aún colabora como asesor en los Magic.

¿Lo sabías todo? ¿Qué es lo que más te ha sorprendido? En las próximas fechas seguiremos con estas entregas personalizadas en algunos de los jugadores de la NBA para conocerlos más allá del enorme talento que muestran sobre las pistas. Historias y características que hacen de ellos personajes aún más únicos.

(Fotografía de Andy Lyons /Allsport)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Green: Durant cambió al ver que todos consideraban mejor a LeBron tras las Finales de 2017