De lottery team a… ¿equipo de Playoffs?

Llegar a los PlayOffs.

La tierra prometida a la que cualquier entrenador aspira. El objetivo en el que, cada temporada, 14 equipos NBA fracasan. Y eso no tiene porque ser algo malo en esta bondadosa  Liga en la que hay recompensa para los equipos perdedores, en forma de más opciones de llevarte un buen jugador vía Draft.

Nada es distinto en esta offseason ni en los training camps que están a punto de comenzar. Entrenadores y jugadores de lottery teams hablan y hablarán de elementos sorpresa, de juventud y de hambre, de cómo los Playoffs no son una meta fuera de su alcance. Así es la vida en la NBA recién estrenado el otoño.

Pero más allá de los buenos deseos de todos, no resulta demasiado complicado diferenciar la fantasía de la realidad. Los sueños de las opciones reales. De hecho, a menudo tan solo hace falta una semana de preseason para distinguirlo. Hasta entonces, estos son los actuales lottery teams que, legítimamente, pueden aspirar a todavía verse jugando a finales del mes de abril:

Washington Wizards: Ahora hace un año, los Wizards eran los principales candidatos a sufrir una debacle. Y lo peor es que no “decepcionaron” a nadie, llevándose incluso por delante a su entonces coach Flip Saunders, o a jugadores como JaVale McGee, Andray Blatche o Nick Young.

Pero soplan, por fin, aires de esperanza por la capital del país. Al joven, bueno y rapidísimo John Wall se le han unido veteranos de clase alta como Nené Hilario, Emeka Okafor o Trevor Ariza; así como el número 3 del Draft, Bradley Beal, el juego del cual  ya algunos han comparado con el de Dwayne Wade.

En el banquillo, la veteranía de puede dar desde el principio de la campaña el nivel de interinidad que el equipo necesita. Y lo que es mejor, con Atlanta y Orlando presumiblemente dando un paso atrás en la clasificación del Eastern, parece que los Wizards pueden tener las piezas requeridas para pasar de insignificantes a noticiables.

Portland : Bueno, al menos en Portland este año no han elegido a ningún center de entre las 10 primeras elecciones de Draft, lo cual ya es un buen inicio en la Rip City.

En cambio, los Blazers se decantaron por el point guard Damian Lillard con la sexta elección, seguido del big man Meyers Leonard con la décimoprimera. El primero demostró en la summer league que puede anotar mucho mostrando destellos de gran velocidad entretanto. Leonard, por su lado, pareció estar completamente preparado para ser el center titular del equipo, nada menos.

Así que hablamos para esta temporada de un cinco inicial blazer formado por los propios Lillard y Leonard como base y cinco respectivamente, con el siempre infravalorado Nicolas Batum en el small forward, el francotirador Wesley Matthews en el shooting guard y, claro, el All-Star LaMarcus Aldridge de power forward.

Un quinteto para PlayOffs seguro en el Este, y quizá en el Oeste. Algo que, de por sí, ya dice mucho de la posible mejora de Portland.

Cleveland Cavaliers: Tan solo hace falta un Kyrie Irving en plena forma para que los Cavaliers tengan ilusión en el futuro. No en vano, estamos ante el “Chris Paul del Este”, un base que lo hace todo en pista, más allá de hacer sentirse bien a sus compañeros.

Pero las esperanzas de Cleveland deben afianzarse en un gran desarrollo de algún jugador más. Y ese es un condicional demasiado poderoso todavía, hablando como hablamos de una plantilla cuyos jugadores vitales son el power forward de segundo año , el rookie Tyler Zeller y, sobretodo, el también rookie Dion Waiters, elegido con el número 4 del último Draft. Más allá, los Cavs cuentan con la progresión hasta ahora mostrada de , o con la experiencia de CJ Miles, un veterano con ya 7 temporadas NBA pero con solamente 25 años.

Conclusión: los Cavs son extremadamente jóvenes. Y quizás lo mejor de todo: el coach Byron Scott ya ha dejado claro que esta es otra temporada con la lottery del próximo verano en mente. Son todavía un equipo demasiado verde como para aprender a cerrar partidos ajustados, y demasiado “nuevo” como para saber cómo juega en cada momento tu compañero. Supuestamente.

Milwaukee Bucks: Difícilmente (elegido por Milwaukke con la décimocuarta elección del pasado Draft), será el pilar sobre el que construir nada en la próxima campaña 2012-13. Así que habrá que fiar las opciones de los Bucks a meterse en post-temporada en las esperanzas que puedan generar el backcourt formado por Brandon Jennings y Monta Ellis en ésta, su primera temporada completa juntos. O en la renovación de un jugador tan completo como Ersan Ilyasova. O, por qué no, en la “vuelta” de Scott Skiles a los banquillos.

Se puede decir que la enésima y devastadora lesión de les privó de llegar a los Playoffs en la temporada 2011-12. Pero Bogut juega para los Warriors desde la mitad del pasado curso, así que una preocupación menos. Pensar que estos Bucks están capacitados para dar el próximo paso adelante este año es lo más lógico.

Minnesota Timberwolves: Kevin Love ya ha dicho que los Playoffs son una opción clara para los T-Wolves esta temporada. Y no lo dice uno cualquiera. Love es, al fin y al cabo, el que hace que las cosas sucedan en esa franquicia.

Por supuesto que la clave será cuándo y, sobretodo, cómo vuelva tras su lesión de rodilla. Pero el desarrollo de Derrick Williams y Nikola Pekovic tras los progresos del curso anterior no les irán demasiado atrás. Y imáginemos que a Brandon Roy todavía le queda algo que dar.

Con Roy y la vuelta a la NBA de , los Wolves no necesitaron ni de lottery pick el pasado verano. Y si todo va bien, tampoco la tendrán en el siguiente.

Brooklyn Nets: Otro equipo éste que tampoco llegó a la post-temporada anterior y no dispuso de ninguna lottery pick. Pero aún así, de todos, los Nets lideran la clasificación de equipos que esta pasada primavera no se clasificaron para los Playoffs y que en la próxima seguro estarán.

Y eso es lo que sucede cuando renuevas a Deron Williams, Brook López, y Kris Humphries, y además añades a Joe Johnson al quinteto titular. Eso, más las lógicas expectativas que generan un nuevo pabellón en un emplazamiento como es el barrio de Brooklyn. Básicamente, algo habrá ido imperdonablemente mal si Brooklyn no estrena franquicia en Playoffs este mismo año.

Golden St. Warriors: Con Stephen Curry, y el rookie Harrison Barnes (número 7 del Draft), los Warriors son un equipo que va a hacer ruido desde la distancia. Y si sus big men Andrew Bogut y están lo suficientemente sanos y activos como para coger algunos de los rebotes que los tiros fallados generen, y ponerlos de nuevo dentro del aro, puede que Golden State tenga algo que decir este año.

Al menos eso es seguro lo que oiremos decirles cuando empiece el training camp. Pero, a diferencia de otros, a estos Warriors se los puede uno empezar a creer.

New Orleans : Estar en un buen punto de partida es hacer llegar al número 1 del pasado Draft (Anthony Davis), renovar al All-Star Eric Gordon, añadir a la plantilla al Jugador Más Mejorado del anterior curso (Ryan Anderson), y conseguir también vía Draft a , una de las sensaciones de los dos últimos años a nivel college.

Pues todo eso tienen ahora los New Orleans Hornets. De conseguir cuajarlo ya en este primer año, llegar a los Playoffs (y hasta hacer ruido en ellos) no debería sorprendernos.





Canal Telegram
Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
También puedes seguirnos en nuestros perfiles de Twitter o Facebook.