El debate: ¿cuál ha sido el mejor mate en la historia de los Concursos de Mates de la NBA?


Apenas restan unos días para que de comienzo la gran fiesta anual del baloncesto norteamericano. La constelación de estrellas que componen la NBA se reúne este fin de semana en Chicago como motivo de la celebración del All-Star Weekend.

Antes de que los equipos de LeBron James y Giannis Antetokounmpo midan sus fuerzas en la cancha, la madrugada del sábado traerá consigo una dosis de emoción con la celebración de los concursos de mates, triples y habilidades. El año pasado Hamidou Diallo se impuso en el evento de dunkers, un cetro que en esta edición intentarán conquistar Aaron Gordon, Derrick Jones Jr., Pat Connaughton y Dwight Howard, quien ya lo logró en 2008.

El Slam Dunk Contest nunca deja a nadie indiferente y gracias a jugadores como Michael Jordan, Vince Carter, Jason Richardson y, más recientemente, Zach LaVine se ha convertido en uno de los eventos favoritos de los aficionados. Sí, en NBAManiacs nos hemos puesto nostálgicos y por ello hemos hecho una pequeña recopilación de alguno de los mates más emblemáticos en la historia del concurso. Sin orden ni clasificación. Simplemente a modo de disfrute personal. ¡Bon appetit!

Julius Erving – 1984

Durante el primer y único Slam Dunk Contest de la ABA en 1976 superó a David Thompson, George Gervin, Artis Gilmore y Larry Kenon con aquel mítico mate desde la línea de tiros libres. Ocho años mas tarde, Erving revivió aquel momento coincidiendo con la primera edición del evento en la NBA. Un mate que logró la primera puntuación perfecta (50), aunque no fue suficiente para imponerse a Larry Nance. El instante en cuestión, a partir del minuto 7:08.

Dee Brown – 1991

Durante la celebración del Slam Dunk Contest de 1991, en Charlotte, el entonces escolta de los Celtics se elevó dentro de la pintura y machacó mientras escondía su rostro bajo el brazo derecho, popularizando, si no inventando, ese tipo de mate sin mirar. Quién sabe si este gesto sirvió como inspiración para el baile de moda ‘Dab‘ que se volvió viral hace apenas unos años. Lo que si es conocido por todos es que su innovadora volcada le sirvió para imponerse a Shawn Kemp y lograr el título.

Michael Jordan – 1988

No era el primero en atreverse a ello pero sí el que lo convirtió en una instantánea memorable. Belleza y estética pura. Como si necesitara más argumentos para defender su apodo, His Airness sobrevoló la ciudad de Chicago. Jordan despegó sus pies del suelo desde el tiro libre y aterrizó unos segundos después para protagonizar uno de sus momentos más icónicos. Un mate que le serviría para ganar su segundo concurso, algo que nadie había logrado hasta entonces.

Michael Jordan – 1987

Doble ración de Like Mike. Jordan dejó su impronta en todas sus participaciones en los All-Star Weekend pero muy pocas tan emblemáticas como esta. Su primer gran regalo a las arcas del concurso: ‘Kiss the Rim Dunk’. El salto, la elevación, la continuidad del movimiento, la prolongación con el brazo, la finalización,… Cada pequeño detalle perfectamente medido para completar uno de los mates más simbólicos de la historia del concurso.

Spud Webb – 1986

Hola, mi nombre es Spud Webb y con mis 168 centímetros de altura le gano un concurso de mates a Dominique Wilkins. El base de los Hawks asombró a todos los asistentes al Reunion Arena de Dallas, incluido a su compañero de equipo, con un recital de volcadas de todas las formas y colores posibles. He añadido todos los mates de Webb de aquel concurso porque valen su peso en oro, pero el último fue el mejor de todos ellos. Ni Michael Jordan se podía creer lo que estaban viendo sus ojos.

Jason Richardson – 2003

Porque había vida en Golden State antes de la irrupción de los Splash Brothers. Y también mucho espectáculo. El behind-the-legs de Jason Richardson en la edición de 2003 es un must see para todo aquel que sienta devoción por este tipo de concursos. Para mí, un top 3 de siempre esta brutalidad del escolta de los Warriors, quien sellaría su segundo entorchado en el State Farm Arena e inscribiría su nombre entre los más ilustres dunkers de todos los tiempos.

Dwight Howard – 2008

Por un momento, Howard nos hizo creer que no era humano. Con una perfomance previa a la altura del acontecimiento, el pívot irrumpió en el New Orleans Arena engalanado con una capaz roja para protagonizar su transformación en Superman. El por aquel entonces pívot de los Magic conquistó el concurso después de imponerse en la final a otro especialista como Gerald Green.

Gerald Green – 2008

Y hablando de Green… Aquí lo tenemos. En términos de pura creatividad e imaginación tiene pocos rivales. Porque el mate en sí es bastante sencillo y ordinario, pero lo interesante lo descubrimos a cámara lenta y tras varias repeticiones. El alero aprovechó su increíble salto vertical para apagar una vela colocada sobre una cupcake antes de hundirla para abajo. La NBA necesita más ideas frescas como esta.

Nate Robinson – 2009

La gran debilidad de Superman era la criptonita. Una sustancia cuyo nombre tomó Nate Robinson para conquistar el concurso en 2009 tras saltar por encima de Dwight Howard. 36 centímetros de diferencia entre uno y otro. ¡Qué muelles tenía nuestro amigo Nate! El mate contiene una pequeña trampa pues el base utilizó su brazo para impulsarse logeramente por encima de Howard, aunque no le resta el mérito necesario como para no ser incluido en esta pequeña lista recopilatoria.

Aaron Gordon – 2016

Zach LaVine puede haber ganado en 2016 en una de las mejores batallas en la historia del concurso pero para muchos el verdadero vencedor fue Aaron Gordon. A mi humilde parecer, el mejor mate de concurso que han visto mis ojos. Lo digo sin exagerar. Ese mate tuvo de todo: elegancia, potencia, estética, verticalidad y, principalmente, originalidad, una virtud que corre el riesgo de perderse. Gordon voló por encima de la mascota de los Magic para firmar un movimiento que ya es icónico. ¿Con qué nos sorprenderá en esta edición de 2020?

Zach LaVine – 2016

Y entonces se suspendió en el aire eternamente. Un vuelo que parecía que nunca se iba a acabar. Podría haberse tomado un refrigerio por el camino si hubiera querido. El escolta tomó el relevo de Erving, Jordan, Barry e Ibaka desde el tiro libre con un añadido extra: pasarse el balón por debajo de las piernas. Y con una aparente facilidad realmente asombrosa. Aquel concurso de 2016 fue sencillamente espectacular. Y LaVine repitió título.

Vince Carter – 2000

¿Pensabas que me había olvidado? ¡Incrédulos! Si hablamos de los mejores mates de siempre, Vince Carter tiene y tendrá siempre un lugar muy especial. En su primer volcada de la noche, el alero logró unificar en un solo movimiento potencia, elegancia y fluidez. Posteriormente se quedaría colgando del aro con el brazo metido hasta la altura del codo, mientras en la mesa de puntuación no podían hacer otra cosa más que reírse, perplejos. Antes ya había cerrado el concurso de forma anticipada con otro brutal windmill. “It’s over”, ¿lo recuerdan? Una auténtica exhibición con la que enloqueció por completo a los aficionados y jugadores asistentes. Y, lo más importante, revitalizó un evento que corría el peligro de morir de sed. Entonces apareció Vinsanity para firmar una actuación sencillamente espectacular a todos los niveles. Para muchos, la mejor actuación conjunta de siempre en un Slam Dunk Contest.

Queremos saber tu opinión

Doce mates. Doce instantáneas para la historia. No están todos, pero si muchos de los más simbólicos de todos los tiempos. Aquí entras en escena tú, querido lector, ¿cuál ha sido para tí el mejor mate de la historia de los Slam Dunk Contest? No tiene por qué ser ninguno de los que he incluido en la lista, sino el que más te haya hecho vibrar y saltar de tu asiento.

Estamos encantados de poder conocer tu postura al respecto. Déjanos tu opinión en la caja de comentarios. ¡Te leemos!

(Fotografía de portada de Jed Jacobsohn / Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.