El debate: ¿qué contrato está ofreciendo mejor rendimiento?

Millones. Muchos millones. La NBA representa perfectamente el funcionamiento expansionista del capitalismo y sus cuentas internas aglomeran cada vez un mayor número de cifras. El último acuerdo televisivo provocó un auténtico boom financiero en la competición que desencadenó en indecentes renovaciones y firmas a lo largo y ancho de la geografía norteamericanos. Muchos jugadores aprovecharon esta multimillonaria inyección económica para cerrar el acuerdo de sus vidas mientras los contratos máximos y supermáximos comenzaron a correr como la pólvora.

Una situación que ha desencadenado en una burbuja que corre el riesgo de explotar y que ha arrojado otro peligroso dato: la inminente desaparición de la clase media. Es decir, los grandes estrellas acaparan una gran cantidad del espacio salarial de los equipos mientras gran parte del resto de jugadores tienen que pelear por las migajas restantes. Si la situación no se ha radicalizado y encrudecido aún más es porque el límite salarial es más un adorno que una restricción real y las decenas de exceptions presentes dan pie a centenas de artimañas para rebasarlo.

No obstante, recalcamos: la NBA es capitalista. Aquellas ideas románticas de la equidad y la solidaridad más afines a territorios externos al Telón de Acero parecen haber desaparecido. Así, prima la productividad y el rendimiento eficiente. Pagar menos y producir más. Y no nos engañemos, los jugadores capaces de tomar las riendas de su destino en la liga suponen un porcentaje prácticamente imperceptible en manos de la gran élite. Que lo que ganen sea un fiel reflejo de lo que producen, es otro tema. Pero un tema que hoy sí nos interesa, si lo redirigimos al otro lado del muro. No del de Berlín, no. Sino el de aquellos jugadores que rinden muy por encima de la cantidad de ceros que refleja su contrato. Al menos por encima del concepto de Tiempo de Trabajo Socialmente Necesario que identifica Karl Marx en su obra El Capital.

Pero no nos liemos más. Vayamos directos al grano. Hoy buscamos a esos jugadores cuya relación calidad/salario sea de las más eficientes en la NBA. Ese jugador que, cobrando muy poco, es realmente importante dentro de su equipo. A mí, a bote pronto, me vienen los siguientes nombres. Probablemente me deje alguno que otro que debería estar recogido en esta lista. Tampoco he tenido en cuenta aquellos jugadores que todavía se encuentran bajo su contrato rookie.

Derrick Rose está completando la que probablemente sea su mejor temporada desde que fuera nombrado MVP en 2011. El posterior calvario con las lesiones estuvo a punto de poner punto y final a su carrera, pero su determinación y convicción le han llevado a sentirse nuevamente importante en Detroit. Actualmente está promediando 18,4 puntos y 5,8 asistencias en poco más de 26 minutos por partido. Unos números que ascienden hasta los 22,8 tantos desde que arrancara el 2020. Y todo ello por apenas 7,3 millones de dólares. Sin embargo, hoy en día es el único referente sólido en un equipo que está a un paso de acometer un completo proceso de reconstrucción.

No, no ha sido con Kyrie Irving. La mejor versión de los Nets esta temporada ha coincidido con el salto al quinteto inicial de Dinwiddie aprovechando la lesión de hombro del ex de los Cavs y Celtics. Un currante con muchísima clase que, además, asume sin problemas un rol secundario. Tan solo quiere aportar su granito de arena y ganar. Los 10,6 millones de dólares del contrato del base se están traduciendo en 21,8 puntos y 6,4 asistencias por encuentro. Su valor salarial es el más alto de esta lista pero no por ello deja de ser un auténtico chollo.

Probablemente pocos jugadores en la historia hayan ofrecido tanto a su equipo con un salario tan reducido durante tantos años. Uno de los mejores sextos hombres de todos los tiempos apunta directamente a su cuarto premio individual en dicho campo, aunque en esta edición tendrá mucha competencia. Eso sí, promediar 20,0 puntos y 6,2 asistencias compartiendo cancha con jugadores como Kawhi Leonard y Paul George tiene un mérito enorme. Y por tan solo ocho ‘kilos’ anuales.

Y si solo fuera Lou Williams… pero no. Los Clippers también cuentan con todo un tren de carga como lo es Harrell. El otro gran pilar sobre el que se sustenta el banquillo angelino. El ala-pívot cobra incluso menos que su compañero (seis millones) y aporta unos números igual de vitales y contundentes: 19,3 puntos y 7,1 rebotes por velada. Ciñéndonos únicamente a cifras, su contrato es igual de productivo e incluso más que el de Lou.

Poco les va a durar la felicidad a los Raptors pues tendrán que rascarse el bolsillo este mismo verano, pero mientras han disfrutado de uno de los mejores bases emergentes de la liga a un precio más que razonable (9,3 millones). El segundo mejor jugador de las pasadas Finales ha irrumpido con fuerza en Toronto, donde conforma un back-court de lujo junto a Lowry. Y no le tiemble el pulso, como pudimos comprobar esta misma madrugada cuando cortó la rebelión de los Hawks con siete puntos en el último minuto y medio. De momento, sus promedios ascienden hasta los 18,4 puntos y 6,7 asistencias. ¿Candidato al MIP? ¿Por qué no?

Podremos quererlo más o menos pero no podemos negar una cosa: Carmelo es uno de los mejores jugadores que ha dado la NBA en el presente siglo. Y esta temporada los Blazers están disfrutando de, muy posiblemente, los últimos coletazos de su mejor versión a un precio de risa. Sino, dime, ¿qué otra franquicia puede presumir de tener a su disposición a todo un super-clase como Anthony por poco más de dos millones de dólares? Los Blazers no terminan de hallar la regularidad pero muchas de las victorias logradas llevan implícitos los 16,2 puntos y 6,3 rebotes firmados por el alero.

Queremos saber tu opinión

Esta es solo una pequeña enumeración de jugadores que, a primera vista, destacan muy por encima de los números que reflejan su salario. Pero son muchos más los que pueden estar en el candelero de esta discusión. Y ahí entras tú en juego, querido lector. Para tí, ¿qué jugador está demostrando el mejor rendimiento en función de su calidad y su contrato?

Estamos encantados de poder conocer tu postura al respecto. Déjanos tu opinión en la caja de comentarios. ¡Te leemos!

(Fotografía de portada de Maddie Meyer/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Indiana se estrella ante el muro defensivo de Utah

Houston, tenemos un problema: cuatro derrotas consecutivas

Siguiente