El papel residual de Draymond Green en el ‘Team USA’


Draymond Green es, en la NBA y los Warriors, uno de los defensores más duros y fiables además de todo un letrado en lectura de juego e interpretación positiva. Tanto en ataque como a la hora de defender. Por no mencionar su seguridad en el rebote y ejecución del pase definitivo hacia el aro.

Por algo está en el Team USA orquestado para Río 2016. Sin embargo, el rol que Mike Krzyzewski y los técnicos americanos están brindando al ala-pívot de Golden State es más residual de lo que pudiera haber esperado el propio jugador y el entendido medio de este deporte. ¿Por qué juega tan poco?

La ecuación parece pecar hasta de simpleza. Muchos de los problemas de Estados Unidos en los últimos partidos de Río 2016 han llegado por defensas insuficientes, falta de fluidez colectiva atacando e incluso períodos de pérdida de la alta tensión competitiva. Todas ellas, doctrinas en las que Draymond Green lleva sacando sobresaliente cuando se junta con Steve Kerr.

Qué duda cabe que con Green en el campo, el balón fluye mejor, el equipo endurece su defensa y, quizá lo más importante, el jugador de los Warriors contagia su empuje y contundencia a todo el equipo. Ya ocurre en Golden State, cuando el resto amagan con una siesta, él pone el despertador a a en punto y sin demora.

Green como pívot

Además, se da la circunstancia de que Green podría actuar como pívot-recurso cuando los versos lleguen mal dados a las líneas americanas. Si DeMarcus Cousins se carga enseguida de faltas y a DeAndre Jordan no le alcanza para parar las pinturas rivales, Green siempre es un valor seguro jugando de cinco.

En los Warriors y el cada vez más recurrente small ball obra de Kerr, en muchas ocasiones a Green le toca ser el rascacielos del equipo. Pese a que su altura dice lo contrario (alrededor del 2,01), su heterogeneidad de cualidades le hacen un pívot de garantías, mucho más en baloncesto FIBA.

Su importancia en USA

Hasta ahora, Draymond Green acumula 11,1 minutos de media, absorbido por la participación de Cousins y Jordan, y por la costumbre (ya sean Kevin Durant, Carmelo Anthony…) americana de situar a un alero puro partiendo como cuatro. A un old school como Krzyzewski le asusta la idea de no contar con un jugador grande en pista. Y por ahí vienen muchos de los problemas para Green.

14, 9, 13, 13 y 6 minutos han sido las propinas que le han llegado hasta la fecha, pudiendo dejar tan solo 2,4 puntos, 2,6 rebotes y 1,4 asistencias.

La minutada puede considerarse hasta algo insultante, dado que solo Harrison Barnes (9,7) recibe menos acción por encuentro en todo el equipo americano.

Defensa

Quizá el temor de Krzyzewski sea que con Green como cinco se pierde en intimidación y rebote. No obstante, de los tres jugadores que pueden actuar como centers, Green es con diferencia el mejor defensor.

Luego está la situación de cuando a USA le juegan sin miedo y la defensa hace aguas. La solución podría pasar por sacrificar uno de los castigadores exteriores como Durant o Carmelo para cerrar filas como Green como ala-pívot. Pero tampoco se está dando mucho esa circunstancia.

Green, no solo no empeora a quienes están por encima de él, sino que puede mejorarles. Echando un vistazo a un artículo publicado en mayo por Sports Illustrated, cuando los Warriors optaron por el small ball la pasada temporada, siendo Green cabeza en dicho sistema, solo concedieron un 33,7 por ciento en tiros de campo, 23,9 en triples y forzaron 15,3 perdidas por partido.

Draymond Green small ball

La media de puntos encajados durante esos minutos de juego con pequeños en Golden State fue de 93,0, un cerrojo regalado considerando los marcadores NBA.

Así, Green es uno de los grandes sacrificados en el Team USA que amenaza con un nuevo oro en Río. Cuando todo fluye en el equipo, su no inclusión está justificada, dado que no es un asiduo de los highlights. Sin embargo, el cuerpo técnico americano no repara en él todo lo que debiera cuando las paredes se estrechan. ¿No creéis?


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.