Dwight Howard: destinos alternativos


Que los rumores sobre el posible destino de Dwight Howard hayan estado dominados por dos franquicias (Lakers y Nets) no significa que las conversaciones hayan sido tan solo con esas dos. De hecho, el GM de los Magic, Otis Smith, siempre ha declarado que hablarían con cualquier equipo capaz de hacer una buena oferta por el big man. Y lo que Orlando querría a cambio de desprenderse de su principal activo no serían futuras elecciones de Draft, sino jugadores con experiencia y de nivel para competir desde ya.

Chicago ha estado también en la lista de posibles destinos de Howard desde el principio. Pero aquí el marketing pone una barrera infranqueable. Rose y Howard son los dos estandartes que tiene Adidas en la NBA, y la ciudad no es, en términos de publicidad, lo suficientemente grande como para que ambos calcen las mismas zapatillas en el mismo equipo. Los Bulls están pues, en realidad, fuera de la partida.

Estos tres equipos y el traspaso de algunos de sus jugadores a cambio, sin embargo, sí podrían convencer a Smith y los Magic:

Atlanta Hawks: En Atlanta no hace demasiado frío, y a Al Horford no le importaría en absoluto volver a la Florida en la que se “doctoró” en la universidad con los Gathors. Un paquete formado por el mismo Horford y Josh Smith haría las delicias de Orlando para seguir siendo competitivos desde el primer día. Y no solo eso, traería a los Hawks al primer jugador del nivel de un contrato máximo desde Dominique Wilkins. Joe Johnson tiene un contrato máximo, pero no nos confundamos, no es un jugador del nivel de un contrato máximo. La plantilla actual de Atlanta no va a ningún lado de todas maneras. Vale la pena tomar el riesgo.

Golden State Warriors: El equipo de la bahía de Oackland ha demostrado ser una plantilla llena de talento aunque falta de madurez. Se trataría de construir aquí un paquete que incluyera a David Lee y a una de sus dos rutilantes estrellas en el backcourt; no en vano, cada día resulta más evidente que Monta Ellis y Stephen Curry no pueden convivir en la misma pista defendiendo el mismo uniforme. Lee y Ryan Anderson formarían un muy apetecible frontcourt en Orlando; mientras que con la hipotética llegada de Stephen Curry, los Magic añadirían juventud, talento y descaro a la presencia de Jason Richardson. Ni que decir tiene que Dwight Howard no solo estaría en un mercado relativamente cercano al de L.A., sino que encajaría como anillo al dedo en la nueva mentalidad defensiva que intenta imponer Mark Jackson en su primera temporada como coach de Golden State.

Dallas Mavericks: Negar que una pareja interior formada por Dirk Nowitzki y Dwight Howard competiría por ser la combinación de power forward / center más potente de la historia de la NBA sería mentir. Juntar al ala-pívot más difícil de defender con el mejor defensor de la competición bordearía lo absurdo para sus rivales. Además, los Magic quieren veteranos, y los Mavs tienen veteranos. Las opciones serían múltiples y muy variadas: quitando a Nowitzki de la partida, Orlando podría elegir a los dos jugadores que quisiera. O quizá a los tres. O hasta a los cuatro metiendo entonces a Hedo Turkoglu junto a Howard para los Mavs. Nadie esconde en Dallas que se están preparando para hacer aterrizar a Dwight Howard en los Mavs cara al mercado de agentes libres de este próximo verano, pero quizá esperar a esa fecha no sea la mejor idea. Hay que entrar en la pelea para conseguirle mediante traspaso, y hay que hacerlo desde ahora.


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.