Dwight Howard no ha perdido dinero por abandonar los Lakers

Una de las razones por las que se creía que seguiría en Los Ángeles era que los podían ofertarle hasta cinco años de contrato por un total cercano a los 119 millones de dólares. La diferencia con la oferta de Houston – un máximo de cuatro temporadas y casi 88 millones – era sustancial, de alrededor de 30 millones, por lo que no pocos pensaban que el pívot optaría por la oferta angelina que le aseguraba más ingresos.

De hecho el propio Howard defendió en cierto modo su decisión argumentando que lo que busca al marcharse a Houston es ganar un anillo y por ello “ha apostado 30 millones de dólares” según sus palabras.

Sin embargo, la realidad es que la oferta de una y otra franquicia no resultaba tan diferente en el aspecto económico a revertir al jugador.

La “trampa” del quinto año

Cuando se habla de que Dwight Howard perderá 30 millones de dólares por irse a Houston no se está contando la verdad. Siempre que se compare hay que hacerlo de forma equitativa y lo cierto es que Howard en Houston tendrá un contrato de cuatro temporadas y cuando ese contrato termine podrá volver a firmar un nuevo contrato a menos que pasen dos cosas:

  • a) Fallezca
  • b) Sufra una lesión tan grave que pueda terminar con su carrera

Dado que no se espera que pase algo tan fatal como esas dos situaciones, ¿de qué cantidad sería ese nuevo acuerdo que Howard podría firmar en el verano de 2017? Eso está por ver, pero si Howard rinde bien y vuelve a tener un nivel como para considerarle como uno de los mejores pívots de la NBA, los podrían volver a ofrecerle un nuevo contrato en el que ese primer año del nuevo contrato – lo que equivaldría al quinto año en los Lakers – rondaría los 24 millones de dólares.

Las matemáticas no engañan y el resumen es sencillo:

  • Contrato Howard-Lakers: unos 119 millones de dólares en 5 años para el jugador
  • Contrato Howard-Rockets: unos 112 millones de dólares en 5 años para el jugador

Vemos que la diferencia ya ha bajado sustancialmente y hemos pasado de 30 millones menos a sólo 7 millones. Pero aún hay más.

Los impuestos, clave

En el Estado de California los impuestos por rendimientos del trabajo son del 10,3% para las personas que generan más de 1 millón de dólares anuales. Dado que Howard sobrepasa con creces esa cantidad, de los 119 millones que ganaría habiéndose quedado con los Lakers, en realidad le hubiesen quedado disponibles aproximadamente un 10% menos.

En Texas, el Estado donde está situada la ciudad de Houston, no hay impuestos por rendimientos del trabajo. Esa ha sido tradicionalmente una de las grandes ventajas con las que han contado Rockets, Spurs y Mavericks cuando han tratado de firmar agentes libres, contratos libres de impuestos. Es de esperar, por tanto, que Howard no tarde en cambiar su residencia y la fije en Texas.

Pues bien, las matemáticas siguen sin engañar:

  • Contrato Howard-Lakers, tras impuestos: aproximadamente 107 millones de dólares netos para el jugador
  • Con los Howard-Rockets, tras impuestos: aproximadamente 112 millones de dólares netos para el jugador

Sorpresa para muchos o no, Howard puede ganar más dinero en Houston con su contrato de jugador que haciéndolo en Los Ángeles. Por supuesto el quinto año es hipotético y las cuentas están realizadas asumiendo que Howard podrá volver a firmar un contrato máximo a los 31 años al estilo de los acordados con Kobe Bryant, Kevin Garnett o Dirk Nowitzki por poner algunos ejemplos, pero es evidente que Howard piensa que puede seguir jugando bien y merecer un nuevo contrato de súper estrella que le haga darle la razón si lo que buscaba al irse a Houston, aparte de tener menos presión mediática y un entrenador más amigable para él, era conseguir más dinero en los próximos cinco años.





Canal Telegram
Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
También puedes seguirnos en nuestros perfiles de Twitter o Facebook.