El actual clímax individual en el que vive Blake Griffin

Las críticas siempre han sido una pesada mochila con la que ha tenido que cargar. Su inherente puesta en práctica de mates y demás vuelos aéreos ha provocado que su etiqueta siempre haya estado más cercana a jugador de highlights que a una gran estrella.



La llegada de al equipo tenía que suponer un soplo de aire fresco para la identidad de los . Todo un nuevo empezar para un Griffin que muchas veces él mismo expresaba sentirse estancado en su juego y en las opciones que pudiera tener el equipo de cara a alcanzar cotas más grandes.

El rendimiento individual del ala-pívot ha ido creciendo con el paso de los partidos, como si notase que el momento de desperezarse ya había llegado. Actualmente, está promediando 25,9 puntos en los últimos 18 encuentros que ha disputado, cifras que bien han mejorado con respecto a los 24 primeros choques: 20,1 tantos.

Lo mismo ha ocurrido con uno de sus puntos débiles, el tiro libre. Está yendo unas diez veces por encuentro a la línea de libres, y su acierto ha subido en estos últimos 18 partidos hasta un 76,1%. Así, lo que ha provocado Griffin es que su porcentaje de esta temporada ya esté en un 71,3%, bastante alejado del 62,9% que acumula a lo largo de su carrera – y ni qué decir del 52,!5 que tuvo en la temporada 2011/12 -.

Mejoras en el poste

El juego en el poste también ha sufrido ostensibles mejoras en esos 18 partidos señalados. Griffin está promediando 9,7 tantos con un 50,9% de acierto en jugadas de este tipo, por los 3,9 puntos y 44,6% de acierto acumulados en los primeros 24 encuentros de la campaña.

Por eso, los Clippers han estado haciendo un esfuerzo por darle el balón en esa zona, ya que Griffin ha conseguido doblar su actual rendimiento en el poste con respecto al del primer tramo del año.

4 grandes primeros años

Por tanto, los guarismos en esta temporada para Griffin se han situado en 22,5 puntos y 10 rebotes, rondando los 20,7 tantos y 10,7 rebotes que acumula en sus cuatro años en la NBA.

Desde la fusión de la ABA y NBA en 1976/77, sólo hay otros ocho jugadores en toda la historia de la liga que en sus primeros cuatro años hayan promediado al menos 20 puntos y 10 rebotes. Con echar un vistazo a la siguiente lista, se puede comprobar la magnitud de estar en esos números:

  • Larry Bird: 1979-1983
  • Hakeem Olajuwon: 1984-1988
  • Charles Barkley: 1984-1988
  • Karl Malone: 1985-1989
  • David Robinson: 1989-1993
  • Alonzo Mourning: 1992-1996
  • Shaquille O´Neal: 1992-1996
  • Tim Duncan: 1997-2001

Estadísticas obtenidas de Elias Sports Bureau, Basketball Reference y NBA.com