El enorme momento de Ricky Rubio

No estuvo Marc Gasol (indispuesto) en la victoria de España sobre Argentina (84-76) este martes, pero sí una excelsa versión de . El base catalán terminó el encuentro con 25 puntos, 17 conseguidos en el último cuarto, con un 4 de 5 en triples y 15 tantos en los últimos cuatro minutos de encuentro. Todo eso junto a 8 asistencias para sus compañeros, lo que supone una versión magistral del base de los Phoenix Suns; tanto que la NBA nunca vio a un Ricky tan anotador en un solo cuarto, pues su récord al otro lado del Atlántico es de 16.

Su enorme actuación no ocurrió de manera casual ya que Rubio es el jugador más en forma de la selección española de cara al Mundial y bien lo demuestran así sus promedios en los amistosos de preparación.

18,6 puntos (tope de 25 con Argentina, su techo histórico con la selección), 5,3 asistencias, 47,8 por ciento en triples (11 de 23), 69% en tiros de dos (30 de 43), 80% en tiros libres (29 de 36) o casi dos robos por encuentro. Sus cifras son de auténtica gran estrella del baloncesto FIBA y tremendo dominador de los encuentros entre selecciones.

Para llegar a este punto, Ricky vive sus mejores días en cuanto a confianza y, derivado de lo primero, acierto. De manera similar a sus noches fetiche en Utah, donde la pasada temporada pasó de los 20 puntos en hasta 11 ocasiones, anota, asiste, lidera y hasta se siente primer plato de un ataque polifacético como el de España.

Al ritmo actual, Ricky Rubio está llamado a ser uno de los grandes protagonistas del próximo Mundial FIBA. Y a buen seguro lo será si mantiene el flujo de acierto y confianza ofrecido en los últimos encuentros.

En Phoenix

Bien diferente pinta que será la película una vez concluya la cita internacional y Ricky tenga que actuar como ciudadano natural de Arizona. En su nuevo equipo, los Phoenix Suns, su papel estará relacionado con el de alimentar las fortalezas ofensivas de sus jóvenes camaradas, además de ser un líder espiritual y defensor experimentado desde el puesto de base titular. “Ricky Rubio es un experto base y pasador que hará que todo el mundo disfrute en la pista”, decía hace unos días Steve Blake, exjugador y ahora inmiscuido en labores deportivas en los Suns como técnico asistente.

No esperan en los Suns que pueda desmelenarse como lo está haciendo con la selección española, y es lógico teniendo al lado jóvenes como Devin Booker, la gran esperanza de la franquicia junto a DeAndre Ayton.

En Phoenix será otro cantar, otro cometido y escenario para él, pero el actual Ricky Rubio gasta confianza y actuaciones a la altura de los mejores de cara al . Sí, de los mejores.

(Fotografía de portada: Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Los Warriors se hacen con Andrew Harrison

La NBA investiga supuestas amenazas de DeMarcus Cousins a su expareja

Siguiente