El inicio de San Antonio y su dominio absoluto en 23 años

Igual que a Minnesota, nadie esperaba un inicio tan inspirador de los San Antonio en este arranque de temporada. Con 3-0 han aguantado invictos durante la primera semana de competición, tras enfrentarse a Knicks, Wizards y Trail Blazers. No es un cartel de lo más tedioso, pero sí que su victoria (113-110) del lunes ante Portland convalidó el gran arranque del equipo texano.

El dato hay que tomarlo con cautela, pues el muestreo es todavía demasiado parco como para andar con delirios prematuros. No obstante, el 3-0 del equipo de ha rescatado otro dato que sí merece la pena resaltar y hasta levantar un busto de homenaje.

Los Spurs son el equipo que menos días (de temporada regular) ha permanecido con un récord negativo en los últimos 23 años de competición, tal como recabó el diario San Antonio Express News. La cifra es delirante, puesto que San Antonio solo escondió el rabo entre las piernas en 65 fechas del período objeto de estudio. Con falta de contexto podría pensarse que se trata de un logro correcto pero tampoco nada como para pensar en pigmentación histórica; sin embargo la dimensión de lo conseguido llega conociendo los siguientes clasificados en la particular lista: Houston es segundo (1.008 días) y Portland tercero (1.044).

Sí, casi mil días de diferencia entre San Antonio y los siguientes mejor colocados. Es de locos, como las ya más de dos décadas de Gregg Popovich en el banquillo que coinciden, no por casualidad, con uno de los mejores equipos que ha dado la NBA en cualquier época.

Desde 1997, momento en el que Pops dio un paso al frente en el banquillo texano, San Antonio nunca finalizó una temporada con menos de 50 victorias hasta el año 2018 (47 triunfos). Es para edificar diez monumentos y hasta para bautizar una ciudad entera con el apellido del cano técnico.

‘Fichaje’ de Murray

En la presente temporada, los Spurs han llegado sin hacer demasiado ruido. Mismas piezas que el pasado ejercicio con la adición de un Dejounte Murray (14,7 puntos, 6,0 asistencias y 8,3 rebotes) mejor preparado que nunca para coger el testigo de base titular. Tenía que haber sido el pasado curso, pero una grave lesión en la rodilla derecha le sentó para toda la temporada.

De manera contraria a la tradición que ha ordenado siempre Popovich, los Spurs han comenzado la temporada atacando como los ángeles (segundo mejor promedio de ratio ofensivo, 112,6) y defendiendo de manera muy mejorable (son la 20º defensa de la NBA en rating ahora mismo). Y aun así presentan un balance de lo más estable.

Bajarán de esa primera plana del Oeste, seguro, pero nunca nadie quiere descartar a la franquicia más inmortal del último cuarto de siglo. Ahora con Tim Duncan como técnico asistente en el banquillo, la fábrica de clasificaciones para playoffs tiene una continuidad justificada. Que nade les borre antes de tiempo, eso es lo que avisa su inicio de temporada.

(Fotografía de portada: Ronald Cortes/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Minnesota quiere mejorar su puesto de base y podría buscar un traspaso

¿El (singular) carácter de Kyrie Irving ha llegado a Brooklyn?

Siguiente