El lío montado en la NBA por la comida que sirven en la burbuja de Orlando y su resolución


La que se lió en la NBA después de que Troy Daniels, jugador de los Denver Nuggets, publicara una foto de su primera cena en la burbuja de Disney World, el pasado martes. La instantánea del jugador —otros como Chris Chiozza le imitaron— adivinaba una primera bolsa con diferentes recipientes de plástico y, después, todo el banquete detallado. Era algo así como una comida de avión en cantidades y, seguramente calidad, algo superior a la que puede encontrarse cualquier viajero cuando recibe los servicios de una aerolínea.

La cuestión es que la fotografía provocó no poca indignación popular en el entorno de la Liga. Esa no parecía una muestra digna para un jugador de la NBA, un deportista de élite que consume, por lo general, un volumen de calorías superior a lo que puede considerarse habitual.

Saltaron todas las alarmas y hasta algunas voces se encargaron de profetizar que los jugadores no aguantarían el ritmo competitivo ni el confinamiento de la burbuja con una dieta tan rala. Los propios jugadores también empezaron a bromear y también preocuparse por redes sociales… Por eso la NBA tuvo que salir al paso de las reacciones para aclarar que no, esa no sería ni mucho menos la comida dedicada a los integrantes de las plantillas durante el resto de sus días en Orlando.

La NBA detalló en un comunicado, emitido el miércoles, que este tipo de comidas no serían dispensadas por regla general. Solo lo serían durante las primeras 48 horas en las que todos los miembros de cualquier franquicia deben pasar una cuarentena que finalizará tras haber dado dos veces negativo, en dos días diferentes, en la prueba de coronavirus.

“Durante el proceso de cuarentena requerido cuando los equipos terminen de llegar a Orlando, las comidas son directamente repartidas en sus habitaciones. Cada uno de los 22 equipos NBA fueron asociados a un equipos culinario de Disney, que se reúne con cada equipo de nutricionistas de las franquicas NBA para crear los menús que cada equipo necesita”, pudo explicar un portavoz de la Liga.

“Después de pasar la cuarentena, los jugadores tendrán acceso a muchos restaurantes en el campus y opciones de reparto a domicilio para elegir. Los jugadores recibirán tres comidas al día y cuatro en los días de partido. Nunca habrá escasez de opciones culinarias; los jugadores podrán solicitar comida adicional hablando con los nutricionistas de sus equipos”, continuaba la NBA.

El periodista Marc Stein (The New York Times) también se hizo eco de que la comida de aerolínea cambiaría después de las primeras 48 horas de cuarentena. Stein hasta tuvo ocasión de poder aclarar en tiempo real a Donovan Mitchell, escolta de los Utah Jazz, el entuerto gastronómico.

Así pues, que no cunda el pánico, la NBA tendrá perfectamente alimentados a todos los protagonistas dentro de la burbuja. Faltaría más.

LeBron y su chef

Algunos un poco más sibaritas, como LeBron James, está previsto que arrastren consigo los servicios de un chef particular. El jugador de los Lakers no será el único, pues todo el que lo desee podrá contratar un cocinero personal que envíe comida expresamente desde fuera de la burbuja. Los jugadores que consideren contratar este servicio premium tendrán que hacerlo bajo su propio mantenimiento y costes, como informó Shams Charania (The Athletic). Esta opción ya fue la escogida por el propio LeBron y Kyle Kuzma el pasado martes. Seguro que a muchos otros les picó la envidia y contrataron a posteriori su propio cocinero de cara a fechas futuras.

El periodista Jeff Zillgitt (USA Today) añadió que la NBA se ha asociado con el chef Shawn Loving para proporcionar una opción extra a los jugadores que deseen comida procedente del exterior de la burbuja.

Loving es un autor culinario familiar para el mundo del baloncesto, ejerció como cocinero para USA Basketball en diferentes citas olímpicas.

Comer en grupo

Asimismo, cuando la cuarentena inicial en la burbuja pase, los jugadores podrán comer en comandita junto a otros de sus compañeros. O todo el equipo a la vez si así lo requieren, respetando las normas sanitarias del complejo. Prácticamente y con algún matiz, esas comidas grupales serán como las de una concentración no pandémica.

Todos los jugadores dispondrán, pues, de muchas opciones para saciarse y nadie morirá de inanición. Si acaso, de todo lo contrario tras tantos días encerrados en una burbuja y con posibilidad de escarceos clandestinos a restaurantes de comida para llevar.

(Fotografía de portada: Katharine Lotze/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.