El mejor Kemba Walker en el año clave de su carrera


Kemba Walker es uno de los nombres que más veces se ha escrito en las listas de jugadores infravalorados de la NBA. Y lo cierto es que no es para menos. Su nivel ha ido creciendo en los últimos años hasta convertirse en élite de la competición y ha comenzado el nuevo curso jugando el mejor baloncesto de su carrera. No nos deja más remedio: tenemos que hablar de Kemba.

Y tenemos que hacerlo por varios motivos. El primero de ellos es muy sencillo: el base de los Charlotte Hornets está metiendo más puntos que nunca en su carrera: 28,0 por partido. Lo está haciendo, además, con el mejor porcentaje en tiros de campo desde que aterrizó en la liga. Cada vez se atreve a lanzar más y lo hace mejor, lo cual es una muy buena noticia para él y muy mala para sus defensores.

Walker se ha convertido en uno de los mejores anotadores de toda la NBA. Sólo cinco jugadores meten más puntos que él por partido en lo que llevamos de curso. Palabras mayores.

Pero lo realmente sorprendente es su crecimiento en el triple.

En su temporada rookie, Walker metía sólo un tiro de tres por partido con un 30 por ciento de acierto. Este curso, anota 4,2 por noche con un 40 por ciento. Sólo un jugador mete más triples por partido que Kemba en lo que llevamos de temporada y se trata de un loco en la materia: el señor Stephen Curry.

Los Charlotte Hornets son el segundo mejor ataque de toda la NBA, sólo por detrás de Golden State Warriors. Veremos sin son capaces de mantener el buen nivel ofensivo a lo largo del curso, pero de momento el gran inicio de su jugador franquicia está dando buenos resultados.

Muchos recursos en ataque

La versatilidad ofensiva de Kemba Walker es lo que le ha convertido en un jugador tan peligroso. Ha conseguido ir añadiendo elementos a su juego que le han hecho un perfil cada vez más completo. Si pensamos en qué cosas tendría que tener un buen exterior para dominar en ataque hablaríamos de manejo de balón, capacidad para finalizar cerca del aro, tiro exterior, rapidez para ejecutar… Kemba lo tiene todo.

Todas estas jugadas son en un mismo partido. Y la variedad de recursos es tremenda.

Walker es, cuando se escribe este artículo, el mejor jugador de toda la NBA aprovechando el pick and roll. Y lo es, precisamente, porque es capaz de sacar ventajas de muchas maneras diferentes. El base está metiendo 13,8 puntos por partido en ese tipo de situaciones y genera una cantidad enorme de ventajas para sus compañeros.

Kemba es uno de los diez jugadores de toda la liga que más puntos totales generan para su equipo. Más de 40 puntos por noche supone tener a este tipo en cancha, no está nada mal.

Año final de contrato

Todo lo comentado gana todavía más importancia si tenemos en cuenta que Kemba Walker se encuentra en su último año de contrato con los Hornets. Si consigue mantener este gran nivel de baloncesto se pueden abrir una serie de puertas realmente interesantes en la próxima Agencia Libre. Es necesario recordar que, después de un verano en el que no ha habido mucho dinero en el mercado, julio de 2019 promete ser un mes de locos al haber tantos equipos con espacio económico para hacer grandes inversiones. Y Kemba podría ser uno de los grandes afortunados.

El base ha estado cobrando doce millones por temporada en los últimos cuatro años y seguro que tendrá intención de firmar un contrato acorde a su estatus en la NBA. Las dos franquicias de Nueva York tendrán espacio económico suficiente y podría ser una opción interesante para el jugador teniendo en cuenta que nació en el Bronx.

Lo que está claro es que si sigue a este nivel tendrá opciones para elegir. Walker va camino de su tercer All-Star consecutivo y está consiguiendo afianzarse como una gran estrella de la NBA.

No nos queda otra, tenemos que hablar de Kemba.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.