El mensaje de texto de Damian Lillard que empezó a ganar el ‘Game 6’ ante Denver

El miércoles (8 de mayo) estaba quitándose las legañas. Era por la mañana. Solo 12 horas antes, los Portland habían caído en Denver para posicionarse al borde del precipicio en sus semifinales del Oeste (3-2 abajo). Solo medio día transcurrido después de la octava derrota más abultada sufrida en playoffs por la franquicia. Dolía, escocía mucho y los ánimos en los Blazers eran un cóctel peligroso de enfado, desánimo y ganas de redimirse. Querían venganza y ni se habían bajado del avión que les devolvía a casa.

Quedaba una última bala, en Oregon, para poder empatar la serie y pelear a degüello de nuevo en Colorado. El ambiente aterrizando de vuelta en casa, en Portland, era casi de funeral. Un antídoto bastante suicida teniendo en cuenta que el siguiente episodio de la eliminatoria tendría lugar solo un día y medio más tarde. Había que hacer algo para que aquello no fuera el principio del fin.

Y de repente, empezaron a sonar, al unísono, los teléfonos de todo el mundo.

En un grupo común de mensajería (red social desconocida), había decidido empezar el Game 6 y tenía que levantar la moral de sus compañeros como fuera. Según reconocieron algunos jugadores a Yahoo! Sports, la flecha de Lillard tocó en el centro de la diana y los ánimos de revancha y seguir vivos en los playoffs brotaron como goles en Anfield Road el pasado martes. Lillard había tocado la fibra y varios ventrículos correctos en cada uno de sus compañeros.

No importaba lo dura que hubiera sido la última derrota (26 puntos de diferencia). Había que levantarse y agarrarse a la oportunidad de seguir peleando. “Dame dijo básicamente que nuestra temporada no iba a acabar así. Dijo que habíamos llegado muy lejos para irnos así. Así que hicimos lo que teníamos que hacer”, pudo decir C.J. McCollum.

Contestación de Aminu

A la arenga y masaje cardíaco de Lillard le siguió una contestación, igual de enérgica, de Al-Farouq Aminu. Tampoco estaba listo para despedirse de una temporada tan dulce como lo está siendo la de borrar a Oklahoma en primera ronda y haber clasificado tercero de conferencia.

A Aminu siguió otro jugador (no revelado); y otro; y otro; y varios más. Todos acabaron intercambiando palabras de motivación y hambre para poder impulsar sus posibilidades en el sexto partido de la serie.

Día y medio después de aquello, los Blazers vencieron por 11 puntos a su hace poco verdugo y evitaron la muerte súbita. El partido había empezado mucho antes de saltar a la cancha para ellos, justo después de bajarse del avión procedente de Colorado. Por eso su actitud les llevó a seguir vivos.

“Solo quise compartir con mis chicos que no había terminado. No me importaba si habíamos perdido por 20, 30 o 50 puntos. Perdimos y solo contaba como una derrota. Necesitábamos llevarnos el sexto y quisimos asegurarnos de que todo el mundo estaba en el mismo barco con ese texto”, pudo asegurar Damian Lillard.

McCollum pudo admitir el contenido de su arenga y contestación al mensaje de Dame. “Solo dije que si hacíamos lo que debíamos, llegaríamos al séptimo partido. Tan simple como eso. Y hemos llegado al Game 7“, pudo comentar el escolta.

El orgullo y dureza de Seth

Tan hondo caló el discurso encadenado iniciado por Lillard que los jugadores de los Blazers salieron con otra energía a la pista. Una marcha superior. Se mostraron más duros y guerreros. Hasta cuando Seth Curry tuvo un enganchón con Will Barton y el de Denver puso la mano muy cerca de los ojos de Seth. Era otra forma de encarar las cosas.

“Me puso el dedo en el ojo. No puedo permitir que la gente me ponga dedos en el ojo. Eso fue descarado. Algunos descarados hay allí. No podemos permitir eso. Necesitamos dureza en la cancha y después de caernos, necesitábamos jugar con eso”, pudo agregar Curry.

Así que ya se sabe, nada mejor que un buen masaje cardíaco para evitar una eliminación de playoffs. Visto lo visto, en la mensajería de Portland ahora debe de estar cocinándose el próximo premio Pulitzer. Ah, y el séptimo partido (es el domingo) será toda una guerra.

(Fotografía de portada: Steve Dykes/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer o no.



AVISO

Si no te cargan los comentarios refresca la página de nuevo hasta que te carguen. Disqus ha hecho cambios en el código y Marfeel, la plataforma que gestiona la versión móvil de nbamaniacs, no ha implementado aún sus cambios para que funcione a la primera. No depende de nbamaniacs, pero estamos apretando para que lo solucionen. Sentimos las molestias.
Anterior

Sigue el casting para el banquillo de los Lakers: entrevista a J.B. Bickerstaff

Tony Parker medita la retirada

Siguiente