El renacido D’Angelo Russell

Promedia las mejores cifras de su carrera y los ya están por encima del 50% de victorias

Qué escalada de los Brooklyn Nets. El equipo que dirige Kenny Atkinson acumula ocho victorias en los últimos diez partidos, las últimas cuatro de manera consecutiva, y además ya clasifican en el sexto lugar del Este con un balance por encima del 50 por ciento de victorias (25-23). Quién lo hubiera imaginado hace solo dos años, cuando el eterno pariente pobre de los Knicks se encontraba en el más desarrapado de los sótanos de la liga. Y su resurrección ha llegado de la mano de un D’Angelo Russell crucial durante las últimas semanas. Casi podríamos decir de nivel All-Star por parte del talento formado en Ohio State y en condición de exiliado tras su paso por los Lakers.

Russell acumula esta temporada ya ocho encuentros por encima de los 30 puntos anotados. El dato es más importante de lo que parece, pues en sus tres años anteriores en la NBA (dos en Lakers y el pasado en Brooklyn) solo lo había conseguido siete veces.

O sea, en 47 partidos este curso ha alcanzado o rebasado más (ocho veces) los 30 puntos que en sus más de 200 encuentros anteriores como profesional. Al cuarto año, por fin, renació.

Parece que, por fin, Russell ha encontrado su sitio en la liga. Es el faro anotador de los Nets, más si cabe tras la lesión de Caris LeVert, y ha podido acotar su desarrollo personal con un crecimiento tangible en su equipo, que cada año está más arriba en la clasificación del Este.

Russell está en progresión de hacer su mejor año (de largo) en la NBA, con 19,2 puntos, 6,4 asistencias, 43,8 por ciento en tiros, 37,9 en triples y 81,0 en tiros libres; todos ellos baremos máximos en la carrera del base.

Estadísticas simples

  • TEMPORADA 2018-19: 19,2 puntos, 6,4 asistencias, 43,8 en tiros de campo, 37,9 en triples.
  • TEMPORADA 2017-18: 15,5 puntos, 5,2 asistencias, 41,4, 32,4.
  • TEMPORADA 2016-17: 15,6 puntos, 4,8 asistencias, 40, 5 y 35,2.
  • TEMPORADA 2015-16: 13,3 puntos, 3,2 asistencias, 41,0 en tiros de campo, 35,1 en triples.

También es el año en el que Russell presenta mejores métricas avanzadas, con 107,0 puntos en offensive rating, 106,5 en defensivo y un ratio asistencias pérdidas (2,26) de los más altos de la temporada.

Avanzadas

  • TEMPORADA 2018-19: 107,0 offensive rating, 106,5 defensive rating, 2,26 asistencias/pérdidas.
  • TEMPORADA 2017-18: 104,0 offensive rating, 110,9 defensive rating, 1,69 asistencias/pérdidas.
  • TEMPORADA 2016-17: 104,6 offensive rating, 103,5 defensive rating, 1,72 asistencias/pérdidas.
  • TEMPORADA 2015-16: 98,0 offensive rating, 107,4 defensive rating, 1,36 asistencias/pérdidas.

Hablamos de un jugador renacido por quien, después de su etapa en los Lakers, no todo el mundo apostaba como estrella emergente. Y de momento D’Angelo está encontrando el camino que le conduce (y lo seguirá haciendo) a su mejor cara, arrastrando a su equipo en tal optimización. El renacido D’Angelo Russell, el proyecto de estrella que esperábamos desde el número dos del Draft del 2015.

(Fotografía de portada: Sarah Stier/Getty Images)