El verano de Detroit Pistons

La franquicia

Los playoffs regresaron a Motown en 2019 después de tres años de ausencia. Fue, en líneas generales y con lo que había en la franquicia, una buena campaña. Octavos del Este en el primer curso de en Detroit, los luego fueron barridos sin remisión en la primera ronda contra los Bucks (4-0) y un Blake Griffin medio cojo. Pero el trabajo estaba hecho. Ahora, en una línea marcada por la continuidad y con algunos apliques extra que aderezan el núcleo pero no lo transforman, los vuelven a ser claros candidatos a estar presentes en la post temporada por segunda temporada seguida, algo que no sucede desde la 2008-09. Ganar un partido en las eliminatorias por el anillo debería ser otro de los retos, pues es algo que no se logra desde 2008. Paso a paso.

Movimientos

No han sido fichajes que hayan conmocionado el mercado. Con dos contratos máximos como el de Blake Griffin y el de Andre Drummond, más de 60 millones de dólares solo entre los dos para la 2019-20, las cosas daban para lo que daban. En su momento el gran movimiento de Detroit fue adquirir a inicios de 2018 a Griffin y sobre esa apuesta pivota el equipo.

, Markieff Morris, Tim Frazier, Christian Wood y , unidos al número 15 del Draft, Sekou Doumbouya, señalan lo más destacado del trabajo de oficinas de Detroit. Lo dicho, se trata sobre todo de reforzar a los Drummond, Griffin y Reggie Jackson con piezas sólidas. Rose ya no es el que era, pero su resurrección total en Minnesota hace albergar opciones de que se puede convertir en una gran pieza de repuesto, mientras que Markieff Morris aporta ese grado de calidad que necesita reivindicarse tras su mal final de curso en OKC. Frazier ha sido solvente cuando le ha tocado en Milwaukee, en los Pelicans y en todos los destinos en los que ha estado desde su debut en 2015. Trotamundos de la NBA, en forma puede ser una buena ficha de rotación.

Como lo debe ser para el interior Wood, repescado de NOLA tras ser despedido en julio por la franquicia de New Orleans. No ha tenido muchas oportunidades pero cuando se las han dado,  sobre todo en esos Pelicans de final de curso que no se jugaban nada, las ha aprovechado muchísimo. Movimiento de bajo coste, sin riesgo porque no tiene nada de dinero garantizado hasta que no arranque el curso, puede ser una de las sorpresas del curso y joven jugador muy del gusto de quien esto escribe. Y Beasley… pues Beasley. De momento arranca con 5 partidos de suspensión por incumplir las normas anti drogas de la NBA. Ojo, porque Detroit tiene 16 contratos estándar y debe hacer un corte antes de que todo arranque.

Fichajes frustrados

Algún rumorcillo habló de Jeff Green, por ejemplo, pero no hubo grandes historias alrededor de una franquicia que apuesta por la continuidad, por reforzar y aderezar y por competir, siempre.

Plantilla

Bases:  Reggie Jackson, Derrick Rose, Tim Frazier,  Jordan Bone (contrato dual), Todd Withers (contrato training camp).

Escoltas: Luke Kennard, Khyri Thomas, Langston Galloway, Sviatoslav Mykhailiuk, Bruce Brown

Aleros: Tony Snell, Michael Beasley ,Sekou Doumbouya, .

Ala-Pívots: Blake Griffin, Markieff Morris, Christian Wood, Donta Hall (contrato training camp).

Pívots: Andre Drummond, Thon Maker.

Directiva y cuerpo técnico

El Little Caesars Arena supone el regreso de Detroit desde 2018 al centro de la ciudad. Una idea de tratar de llevar al equipo al núcleo de la urbe y no a decenas de kilómetros como estaba el Palace de Auburn Hills. La primera recompensa, un par de duelos de post temporada contra los Bucks. Casey, con un aprobado alto en su primera temporada y Griffin, querido por la ciudad. La apuesta continúa.

Objetivos

Hay equipo para amarrar una de las últimas plazas de acceso a los playoffs del Este. Y ese debe ser el reto. Detroit se ha convertido en una franquicia que mientras espera días mejores no se entrega a la mediocridad, ni al tanking ni al dejarse ir. Trabajan y con Casey la competitividad está asegurada. Si Griffin está sano siempre — qué difícil es esto — Jackson termina de ser el jugador que es y Drummond sostiene sus números,  con Rose sano también y en forma de manera continuada y Morris y su calidad enfocada,  Detroit puede hacer cosas. Y si esa serie de factores se juntan y se les une un banquillo estable y una rotación aceptable, no solo puede sino que debe.

(Fotografía de portada: Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Olynyk se perderá el Mundial por una lesión en la rodilla

Conley sobre volver a Memphis: “Seguramente será uno de los días más duros de mi carrera”

Siguiente