El verano de Memphis Grizzlies

La franquicia

Trabajar, han trabajado en las oficinas de los . Y desde antes de que arrancara la Agencia Libre. Muchos nombres, algunas estrellas y severos movimientos han marcado la agenda reciente de Memphis, que todavía tiene asuntos que resolver.

El fin de la era Mike Conley-Marc Gasol se terminó de completar con el traspaso del base a los Jazz. Con ello, en unos Grizzlies que se habían desecho de Marc Gasol en febrero, la entidad de Tennessee apretaba el botón de reseteo y vuelta a empezar. A diferencia de otros equipos que se toman con calma este proceso, en Memphis se han puesto manos a la obra para tener las siempre preciadas, aunque de rédito futuro incierto, rondas de Draft, acompañadas de algunos que otros añadidos. Todo, con la vista fija en Ja Morant, número 2 del Draft de 2019, auténtica pieza sobre la que soñar. Memphis firmó un 33-49 en la 2018-19 y estrena ahora entrenador, un Taylor Jenkins antiguo asistente de Mike Budenholzer en Atlanta y en Milwaukee y que ahora asume una plaza grande para él solo. El reto es muy interesante.

Movimientos

De todo. El fin de la era lo remató el viaje de Conley a Utah. Además, se quitaron de encima a Chandler Parsons, a cambio de recibir contratos de dudoso rendimiento como el de Solomon Hill, y recibieron de Phoenix a D’Anthony Melton y Josh Jackson. También a Dwight Howard de Washington, precio a pagar por no seguir contando con C.J. Miles.  Hay más, como el traspaso desde Golden State para recibir a , 2 millones de dólares y rondas del Draft, firmar a Tyus Jones, renovar a o añadir a Marko Gudiric. Con la guinda de todo en la piel del citado , futuro de la franquicia pero también presente al lado de otros yogurines como , Grayson Allen o Brandon Clarke, sin olvidar la interesante progresión de . Con todo ello, el roster ahora mismo es de dieciocho jugadores, por lo que necesitan desprenderse de tres nombres antes de que arranque la Regular Season, según las normas de la NBA. En este sentido, muy atentos a lo que hagan con Iggy y Howard

Fichajes frustrados

En un mercado tan pobre y poco llamativo como es el de Memphis, hay que ponerle un notable alto a la gerencia de la franquicia. No tienen la capacidad de aspirar a ninguna estrella y en las operaciones que han hecho han recibido cosas buenas y utilizables, como Miles Plumlee, Jae Crowder, Melton o Josh Jackson, más allá de los rendimientos diferentes que hayan podido dar en sus franquicias de origen. No es tiempo ahora para que Memphis sueñe con grandes jugadores de la NBA y sí es momento de construirlos, de generar alguno propio. Hola, Ja Morant.

La plantilla

Bases: Ja Morant, Tyus Jones, D’Anthony Melton, John Konchar (contrato dual).

Escoltas: Kyle Anderson, Grayson Allen, Dillon Brooks, Marko Gudiric, Solomon Hill.

Aleros: Andre Iguodala, Jae Crowder, Josh Jackson, Bruno Caboclo, Yuta Watanabe (contrato dual).

Ala-Pívots: Jaren Jackson Jr., Brandon Clarke, Ivan Rabb.

Pívots:  Jonas Valanciunas, Miles Plumlee, Dwight Howard.

Directiva y cuerpo técnico

Taylor Jenkins y manos a la obra. Asistente con galones en la NBA, es un entrenador caracterizado por su buen trabajo en la parcela táctica y técnica, algo que cae como anillo al dedo en una franquicia que debe pisar sobre seguro con sus jóvenes, no importarle demasiado ahora los resultados y sí competir, que aunque a veces parezca lo mismo no lo es, y buscar crear una identidad y un bloque que proporcione réditos a medio plazo.

Todo este trabajo de oficinas arduo y llevado a cabo desde la primavera se inició justo al término de otra decepcionante campaña. El 11 de abril, Jason Wexler asumía el cargo de presidente de operaciones de los Grizzlies sustituyendo en el puesto de GM a Chris Wallace, degradado a labores exclusivas de scouting de jugadores. Junto con aquel cambio llegaba también el despido del siempre solvente J.B. Bickerstaff, que hizo lo que pudo en sus días de Houston tras salir Kevin McHale y capeó el complicado temporal que dejó la tumultuosa salida de David Fizdale a finales de 2017.

Objetivos

Jugar, crecer, aprender y edificar algo propio y con sello. Los moldes los tienen en un bloque joven que deberá chocarse con la dureza de la competición, y más en el Oeste, pero Ja Morant dispone de mucho recorrido para convertirse en el próximo gran jugador de la franquicia. Hacer olvidar a Mike Conley es otra historia, pero aunque suene fácil decirlo, es momento de dejar el pasado definitivamente atrás. Las épocas bonitas en Memphis, al menos las que conocieron sus aficionados, no regresarán como tal. Podrán hacerlo de otra manera. Y Morant tiene la llave.

(Fotografía de portada: Maddie Meyer/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Jamal Murray no jugará el Mundial con Canadá

Siguiente