El verano de Minnesota Timberwolves


La franquicia

Después de dejar de ser el equipo que más tiempo había estado sin acceder a los playoffs, los Timberwolves volvieron en la 2018-19 a despedirse de la temporada en abril. Un año antes, como Tim Thibodeau al frente, derrotaban a Denver en el último duelo de la Temporada Regular y acababan con una mala racha heredada desde los días de Kevin Garnett (año 2004).

Pero aquella aparición fugaz en la post temporada de 2018 fue un oasis en el desierto deportivo de la franquicia de la tierra de los lagos. El 6 de enero de 2019, Thibodeau era despedido de su cargo, aunque podemos decir que el proyecto para ese curso nacía muerto desde el mismo día de septiembre de 2018 en el que Jimmy Butler dijo que quería ser traspasado. Lo consiguió, en noviembre, cuando el daño estaba hecho.

La buena noticia de la salida de Thibs estuvo en la figura de su sustituto, Ryan Saunders, hijo del malogrado y añorado en Minneapolis Flip Saunders. Ryan, joven como él solo a sus 32 años, se convirtió en la cara más juvenil de los banquillos de la NBA. Su balance, 17-25 fue una salida digna. Y terminó de convencer a todos, pues arrancará el curso como entrenador jefe de Minnesota.

Movimientos

El más notorio materializado se dio antes de la Apertura de la Agencia Libre: cambiaban a Dario Saric y al número 11 del Draft de 2019, luego Cameron Johnson, por el pick 6 de Phoenix, Jarret Cullver. Tras ello, movimientos de corte menor para cerrar huecos en la plantilla. Hablamos de un roster hipotecado por los máximos de Karl-Anthony Towns, al que parece van a dar las llaves de la franquicia de manera definitiva, y de Andrew Wiggins, sin dejar en el olvido otros contratos altos como el de Jeff Teague.

Así, Noah Vonleh, de sólido rendimiento en New York, el intermitente y a veces inmaduro Jordan Bell, Jake Layman, traspasado desde los Blazers, Tyrone Wallace, despedido por los Clippers, o la pareja llegada desde los Warriors, Shabazz Napier y Treveon Graham, que previamente habían entrado a formar parte del Sign-And Trade de Kevin Durant a los Nets, forman buenos retales para un traje todavía por ver cómo queda puesto.

Fichajes frustrados

Sobre todas las cosas, D’Angelo Russell, que al final terminó en San Francisco dentro de la operación que puso a KD en Brooklyn. Minnesota se quedó sin una de sus grandes apuestas para la Agencia Libre. Se habló de manera clara de esa posibilidad, se comentó que habría una reunión, se discutió en los mentideros la manera en que podría llegar Russell, con la opción de firma y traspaso como la más adecuada para una franquicia en la situación salarial de Minnesota, pero al final, agua y más agua.

Plantilla

Bases: Jeff Teague, Shabazz Napier, Tyrone Wallace, Jordan McLaughlin (contrato dual).

Escoltas:  Josh Okogie, Treveon Graham, Jaylen Nowell.

Aleros: Andrew Wiggins, Keita Bates-Diop, Jarret Culver, Jake Layman.

Ala-Pívots: Robert Covington, Noah Vonleh, Naz Reid.

Pívots: Karl-Anthony Towns, Gorgui Dieng, Jordan Bell.

Directiva y cuerpo técnico

Gersson Rosas, presidente de operaciones al acabar el curso. El nuevo rumbo de los de Minnesota estaba marcado en el primer alto directivo latino de la historia de la NBA. Rosas, experimentado trabajador NBA con años de bagaje sobre todo en Houston, asumía un cargo de elite. Lo primero que tenía que hacer era dibujar el entrenador. Tras varias entrevistas con candidatos como Juwan Howard, Darvin Ham, Chris Finch y David Vanterpool, además de con Ryan Saunders, este último se ganó la confianza de seguir al frente del proyecto. No será labor sencilla.

Objetivos

No va ser un curso cómodo. Algo sujetos por los altos salarios mencionados e inmersos en la pesadilla de competencia que puede ser y es a veces el Oete, los Wolves han decidido que Towns sea su hombre, su líder, su jugador franquicia. Fuerza, calidad y determinación tiene para ello y ya ha mostrado arrestos en ese sentido. Mientras que se sigue esperando al Wiggins que todos ansían, y que solo se ve reflejado en su astronómica ficha, el liderazgo de Towns se puede antojar algo escaso con los jugadores que le rodean. Pelear al máximo, no dejarse ir y confiar en que Saunders pueda hacer cosas potables ahora que arranca un curso desde cero.

(Fotografía de portada: Andy Lyons/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.