Valorando el final del mercado: 57 traspasos de jugadores, la locura absoluta

Se han dado más del doble de movimientos en los últimos días de traspasos que el año pasado

Qué epílogo del mercado. Qué locura; un desasosiego tras otro en forma de movimientos constantes y necesidad de conocimiento por ver de qué manera afectaban a la competición. Para muchos, estos últimos coletazos han supuesto un atentado contra nuestras horas de sueño y contra nuestra tranquilidad —ha merecido la pena, siempre lo hace—.

No ha sido para menos, pues en los últimos ocho días en los que las franquicias tuvieron permiso de traspasos, un total de 57 jugadores cambiaron de un equipo a otro. Eso equivale a más del 12% de toda la liga.

Unas franquicias y otras, muchas, se han vuelto locas cuando han visto el cronómetro acercarse a cero. El año pasado fueron ‘solo’ 27 los jugadores que, del 1 de enero al cierre del mercado, cambiaron de sitio a través de un canje. Vaya, que este año se han producido más del doble de movimientos en mucho menos tiempo.

Repasamos en este artículo, de manera ya más fría, analítica y por partes, algunas de las cabezas de cartel de los últimos granos del mercado. Quiénes son los más beneficiados, sus antónimos y también las principales sensaciones de este tsunami de cambio de cromos casi a puerta fría.

El Este, se avecina algo erótico

Una de las lecturas en diagonal que puede extraerse es que la Conferencia Este se ha rearmado hasta los dientes. El cierre de los traspasos deja un manojo de candidatos mucho mejor preparados.

Philadelphia , Toronto y Milwaukee , sobre todo los dos primeros, han pujado fuerte por el más riguroso presente y hacen gala de plantillas mucho más preparadas para todo.

Philadelphia

, James Ennis, Mike Scott, Jonathon Simmons y Boban Marjanovic son los refuerzos de unos Sixers que acaban de accionar la fase tres de The Process. Primero, fue la selección de jóvenes talentos, después una campana de Gauss para quedarse con los mejores de ellos y, por último e iniciado ahora mismo, reclutamiento de grandes jugadores para completar a los jóvenes y poder aspirar a todo.

No es que Philadelphia sea ya una realidad, es que puede aspirar a cualquier cosa esta temporada. El proceso se está completando y tienen el mejor equipo en varias décadas. Han decidido (bien hecho) que su momento para pelear por cualquier cosa empieza ya; no hay que esperar más.

Por cierto, que en Philly han roto definitivamente las esperanzas acumuladas en Markelle Fultz, traspasado a Orlando a cambio de Jonathon Simmons y un par de rondas del Draft. Otro de los grandes éxitos de los 76ers en estos años es que aun habiendo tenido patinazos históricos vía Draft, son un equipo que aspira a todo en los próximos años.

La apuesta de Orlando con Fultz es un cara o cruz. No han dado demasiado por él y si sale bien (difícil suena) será una ganga y si no, a otra cosa.

Toronto

Si las estimaciones están disparadas en Pensilvania, qué menos en los Toronto Raptors. Bajo el radar —no eran favoritos— se han hecho con , uno de los mejores pívots de la competición y así han redondeado una plantilla que da para lo que quieran. Es más, si antes ya tasábamos el potencial de Toronto en que era un equipo que podía aspirar a todo en buenas condiciones, ahora directamente dan miedo. Kyle Lowry, Fred VanVleet, Danny Green, Kawhi Leonard, O.G. Anunoby, Serge Ibaka, Paskal Siakam y . Sencillamente, una obra maestra del director de todo, Masai Ujiri.

Obra de exposición, eso sí, que en verano tocará seguir consolidando, pues tanto Kawhi como Gasol pueden ser agentes libres e irse antes de haber asustado a nadie.

Milwaukee

Milwaukee Bucks también se ha movido de una manera excelente. Y de un solo tiro. A última hora, adquirían los derechos de Nikola Mirotic, que proyecta las posibilidades del equipo de Wisconsin sobremanera en la cancha. En la cultura de hombres abiertos para que Giannis Antetokounmpo haga de la zona el patio de su Grecia natal, Niko puede encajar de maravilla. Un solo movimiento importante pero que refuerza sus posibilidades de cara a los playoffs. Es más acertado y valioso de lo que puede parecer.

A propósito de todo lo anterior, qué postemporada se viene en el Este, pues además de las tres organizaciones que han echado mano de los esteroides, nos queda Boston Celtics. Antes eran candidato de pleno a llevarse su lado del mapa pero ahora solo son uno más en la carnicería selecta que será el Este a partir de abril-mayo. Se avecina algo orgásmico y balsámico por el lado atlántico del mapa.

Boston

Por cierto que Boston puede considerarse también otro ganador sin haber movido un dedo (salvo la salida de Jabari Bird) en el mercado; han conseguido que sus promesas a New Orleans detuvieran el traspaso de a los . En verano, estarán en igualdad de condiciones con los presumibles máximos competidores por la Ceja: , y, en menor medida, Knicks.

Clippers

Viajando al otro lado del país, otro conjunto que se ha movido con astucia son, precisamente, los Clippers. La entidad ahora asesorada por Jerry West ha seguido inclinando el tablero hacia su próximo gran objetivo, la agencia libre 2019. Con la salida de varios jugadores clave (Tobias, Avery Bradley…) se han colocado en disposición de aspirar a dos grandes jugadores, hablamos de máximos, en verano. Parece que irán a por Kawhi Leonard en la agencia libre y también a por el traspaso de Anthony Davis… Los Clippers llevan más de un lustro demostrando que ya no responden al nombre del eterno hermano pobre de Los Angeles con directivos inoperantes. Ahora, de hecho, quieren pegar un gran pelotazo en julio y para ello se han movido en este final de mercado.

Además, otra maniobra ‘clipper’ bajo el radar supone que han perdido potencial inmediato para esta temporada; eso puede implicar, seguramente, quedarse fuera de playoffs y, de esa manera, se quedarían con su primera ronda del Draft 2019. Esa primera ronda iría para Boston si cayera por más allá del puesto 14. Todo está pensado en esta parte de Los Angeles, como que ese detalle es otro activo menos para Boston a la hora de negociar por Anthony Davis.

Y de regalo, les ha caído Ivica Zubac, uno de los jóvenes prometedores en los Lakers. Astucia no les faltado a Steve Baller y West, desde luego.

Lakers

Al otro lado del Staples Center, la valoración sobre el botín púrpura y oro es algo flácida. De ansiar el gran deseado por toda la liga, Anthony Davis, los Lakers solo han podido conseguir dos jugadores con cierto oficio exterior (Mike Muscala y Reggie Bullock) y por el camino han perdido al citado Zubac, un valor interesante en la futura negociación por Anthony Davis.

Hay voces del entorno de Los Angeles que no tasan de manera demasiado peyorativa la actuación de Magic Johnson y Rob Pelinka en el final de mercado, sin embargo los hechos son cuanto menos decepcionantes. Por cierto, que la salida de Zubac es el primer traspaso acordado con los Clippers desde 1983. En buena hora, puesto que en verano el pívot croata podría ser un buen asset de los Clippers para negociar con New Orleans por Anthony Davis.

Y, en medio de la decepción de los Lakers, suena Carmelo Anthony para volver a jugar un partido oficial en la NBA. A falta de pan…

New Orleans

Los siguientes en pasar revista son los Pelicans, que han cumplido con su pose impertérrita y no han movido a su gran estrella. No fueron suficientes todos los jóvenes de los Lakers (Lonzo, Ingram, Kuzma, Hart, Zubac), dos rondas del Draft más ‘tragar’ con el contrato de Solomon Hill. Quizá en verano sostengamos que Dell Demps puebla la lista de personalidades más ineptas de la NBA pero New Orleans de momento ha preferido esperar para traspasar a Anthony Davis.

En el contexto de las negativas está el deseo de hacerse con Jayson Tatum, a quien no hay una postura clara de si los Celtics colocarán como disponible. De cualquier manera, Danny Ainge ha ganado la primera batalla sin tener que colocarse siquiera la armadura; quizá sea todo una jugarreta del viejo zorro verde y los Pelicans se den golpes contra la pared en verano, pero de cualquier modo la guerra por Davis solo se aplaza hasta los días anteriores al Draft 2019. Un descanso dentro de tanta filtración interesada y rumores sobrevenidos.

Sacramento

Otro protagonista que sale reforzado es Sacramento, que adquiere a Harrison Barnes. Y gracias a ello, por primera vez en muchos, muchos años, la plantilla de los Kings hace más bien que mal al oído cuando es recitada.

De’Aaron Fox, Buddy Hield, Bogdan Bogdanovic, Harrison Barnes, Marvin Bagley, Cauley Stein, Nemanja Bjelica, Harry Giles… Los mimbres son buenos y quieren ir a por los playoffs ya esta temporada.

Dallas

Tampoco sale nada mal parado Dallas, que del principio de temporada a ahora ha traspasado a todo su quinteto inicial salvo a Luka Doncic. Todo tiene una explicación y es que Cuban y cía se han dado cuenta de que lo que tienen entre manos con el esloveno; es mucho mejor de lo que esperaban. Apostaron fuerte por hacerse con él en el Draft 2018 y sabían que era bueno, pero no que podía ser una superestrella de un impacto tal. Debido a ello se han movido, vía traspasos, para poder empezar a anticipar un futuro prometedor siempre con Luka como cabeza de todo el realengo texano.

Dado que todavía no son un destino demasiado atractivo para agentes libres, Kristaps Porzingis ha llegado vía canje en aras de anticipar una sociedad temible. Ya lo son incluso antes de haber jugado juntos, por mucha lesión del letón que haya habido de por medio.

Memphis

Los han supuesto otra de las tendencias. Se han quedado con Mike Conley en ausencia de ofertas que satisficieran (querían varias primeras rondas del Draft) en exceso, pero han podido decir adiós —es triste, coñe— a Marc Gasol. El pívot español se despide como líder de la franquicia en puntos, victorias, rebotes, tapones…

Y ya sin él, la reconstrucción ha comenzado y lo hace con jugadores que pueden liberar salario en verano o bien formar parte de la primera fase post Gasol. Jonas Valanciunas (opción de jugador en verano) y Delon Wright (agente libre restringido) son piezas interesantes en un equipo a la deriva deportiva como es ahora el conjunto de Tennessee. Habrá que ver qué deciden sobre ellos en verano.

En el caso de Conley puede que la espera en darle salida salga bien; mejor eso que ‘malvenderle’ en estos días. No necesariamente tienen que tragarse su contrato, pueden esperar a obtener algo mejor en forma de rondas del Draft dentro de solo unos meses.

Stauskas y Baldwin

Qué decir de dos de los grandes perjudicados en el cierre del mercado. El caso de Nik Stauskas y Wade Baldwin es insólito pues en dos días han pasado por Portland, Cleveland, Houston, Indiana y finalmente parece que serán cortados por los Pacers. Tres traspasos y una rescisión en solo 48 horas. Seguro, un nuevo récord en los anales de cualquier temporada.

En resumen, el final del mercado más trepidante de las últimas ediciones nos deja una Conferencia Este más elitista que nunca en cuanto a la diferencia de los cuatro mejores equipos respecto al resto; pero, al mismo tiempo, avecina unos playoffs de hasta carácter erótico.

Y también queda un Oeste marcado por el no traspaso de Davis y la preparación de algunos equipos para movimiento venideros. Los candidatos al anillo ya esta temporada se han quedado, en la mayoría de casos, igual de lo que estaban.

(Fotografía de portada: Harry How/Getty Images)