Guía práctica para seguir la lotería del Draft 2016


Un hotel de Manhattan será el escenario donde algunos equipos y aficiones NBA pondrán en juego sus sueños, sus ilusiones y sus nervios. Este martes 17 de mayo, a partir de las 2 de la madrugada en España (5 horas menos en Argentina, 6 horas menos en la costa este de EE.UU.), se anunciará en una ceremonia televisada desde el New York Hilton Midtown los resultados de la lotería del Draft. Una cita que marcará el futuro de franquicias y jugadores.

Cómo funciona la lotería

Aunque la NBA, fiel a su estilo, no renuncia a añadir un toque de drama en el anuncio de su desenlace, el sorteo propiamanente dicho no es televisado. Previamente, en una sala cerrada con representantes de los equipos implicados y de medios de comunicación elegidos por la liga, empieza la verdadera lotería.

La NBA utiliza un sistema bastante peculiar para repartir las opciones de los equipos implicados. En un bombo de lotería (manufacturado por Smart Play Company, suministradora en diferentes loterías estatales de Estados Unidos), se introducirán 14 bolas, numeradas del 1 al 14. Previamente, la NBA ha asignado 1.000 de las 1.001 posibles combinaciones derivadas de extraer 4 bolas de ese bombo, sin importar el orden, a cada equipo NBA según su posición final. Si la combinación que queda libre apareciera en el sorteo, se repetiría el proceso.

Tras 20 segundos en movimiento dentro del bombo, se extrae la primera bola. Las tres siguientes se extraerán en intervalos de 10 segundos, hasta completar la primera combinación de 4 números. El equipo que tenía asignada esa combinación se llevará el primer puesto del Draft 2016. La operación se repite para decidir el segundo y el tercer puesto del draft. Si la combinación de un equipo ya agraciado apareciera como resultado, se repetiría otra vez.

Y pese a que este lotería no se emite en directo, la NBA ha decidido recientemente empezar a publicar el vÍdeo tras anunciarse los resultados. Quizás el mejor argumento que tiene la liga para darle más énfasis a la ceremonia es lo poco excitante que es dicho sorteo como se ha podido ver en ediciones pasadas.

La ceremonia televisada

Si la lotería se celebra fuera de los focos, el anuncio de resultados es otra cosa. Emitida en televisión en Estados Unidos por ESPN como previa del primer partido de las Finales del Este, y con Mark Tatum, vice-comisionado de la NBA, como presentador, la ceremonia tiene representantes de cada equipo involucrado en la lotería.

A modo de ejemplo, los tres equipos con más opciones de llevar el número 1, 76ers, Lakers y Celtics (vía Brooklyn), tendrán a Brett Brown (entrenador), Mitch Kupchak (general manager) y Isaiah Thomas (jugador estrella) respectivamente como sus caras visibles. Los equipos pueden llevar incluso a familiares de sus propietarios, dando célebres apariciones como la de Nick Gilbert, hijo del dueño de los Cavs, o la de Mallory Edens, hija del co-propietario de los Bucks.

Pese a que el sorteo ya se ha celebrado antes del inicio de la ceremonia, sus participantes desconocen el resultado, que llegará a Mark Tatum por mediación de Denise Pelli, representante de la firma de auditoría Ernest & Scott y presente en la lotería. El propio Tatum tampoco está informado de los ganadores de la lotería hasta en el momento de abrir los sobres en el que está incluida la posición final de cada equipo. Tras anunciar los equipos que no acabaron en el Top-3 por orden inverso (de 14º a 4º), y tras la pausa publicaria de rigor, Tatum da el orden definitivo de los tres primeros puestos del Draft. Así ocurrió en 2015:

Las opciones de cada equipo

De los 14 equipos que se perdieron los Playoffs, 2 de ellos, irónicamente de la ciudad donde se celebra la lotería, no estarán presentes. Brooklyn y New York traspasaron años atrás sus primeras rondas, por lo que los resultados del sorteo no influirán en su futuro. A cambio, dos equipos de Playoffs como Boston (quien se quedará la primera ronda de Brooklyn pase lo que pase) y Toronto (quien se quedará con la peor ronda entre la de New York y Denver) estarán presentes. Así están las opciones de cada equipo para entrar en el Top-3:

EQUIPO
Philadelphia/Sacramento25,0%21,5%17,8%
LA Lakers*19,9%18,8%17,1%
Boston (vía Brooklyn)15,6%15,7%15,6%
Phoenix11,9%12,6%13,3%
Minnesota8,8%9,7%10,7%
New Orleans6,3%7,1%8,1%
Denver/Toronto (vía New York)4,3%4,9%5,8%
Sacramento/Philadelphia**1,9%2,2%2,7%
Toronto/Denver (vía New York)1,9%2,2%2,7%
Milwaukee1,8%2,1%2,5%
Orlando0,8%0,9%1,2%
Utah0,7%0,8%1%
Washington*0,6%0,7%0,9%
Chicago0,5%0,6%0,7%

Los equipos marcados con un asterisco (Lakers y Wizards) se quedarán con su ronda del draft si entran en el Top-3, pero pueden perderla en otras circunstancias. El equipo angelino, por pagos aún debidos por la nada exitosa adquisición de Steve Nash en 2012, se verá obligado a enviarla a Philadelphia si cae del Top-3 (un 44,2% de opciones). El futuro de la primera ronda de los Lakers, en el contexto de la peor etapa deportiva de la historia de la franquicia, será el gran drama de este draft.

Seguramente más resignados, los Wizards solo retendrían su primera ronda entrando entre los tres primeros (2,2% de probabilidades de que ocurra). En caso contrario, al ser protegida solo si es Top-9, se marcharía a los Suns, equipo que adquirió esta elección a cambio de Markieff Morris en febrero.

El extraño caso de los Kings

Y con doble asterisco se encuentra la situación más surrealista que quedará resuelta en esta lotería. Existe una posibilidad de que la 1ª ronda de Philadelphia, la más valiosa del draft, acabe en las manos de Sacramento. Pero los aficionados de los Kings no deben estar ilusionados por ello, más bien al contrario. Por el traspaso que en 2016 envió a Carl Landry, Jason Thompson y Nik Stauskas a los 76ers (un movimiento hecho únicamente para crear espacio salarial en Sacramento), los Kings también entregaron el derecho de intercambiar las primeras rondas de 2016 y 2017.

Es decir, si este año Sacramento consiguiera ganar la lotería (1,9% de posibilidades), el número 1 del draft se lo quedaría Philadelphia, que daría como consolación su propia elección, entre el 2º y el 4º puesto, al equipo californiano. Eso pasaría en cualquier otro escenario en el que la elección de los Kings entrara en el top-3 y acabara por delante de los 76ers. Poco probable, pero no imposible. Y, para colmo, también hay un 1,1% de probabilidades de que los Kings se vayan de vacío. Si su primera ronda desciende del Top-10, pasa a las manos de los Bulls como compensación por el lejano traspaso de J.J. Hickson en 2010 desde los Cavs, quienes posteriormente traspasarían esta elección condicionada a Chicago por Luol Deng en 2014. En definitiva, en esta lotería Sacramento debe temer lo peor, sin ilusionarse demasiado por lo mejor.

Lo que viene

Tras la lotería y con el orden del draft decidido, cada equipo empezará a trabajar su estrategia, desde programar entrenamientos con los jugadores que consideran que estarán en su rango de acción hasta sondear el mercado para evaluar el valor de sus elecciones para un posible traspaso. Aunque raramente se producen movimientos hasta la noche del draft, los equipos pueden realizar traspasos desde el momento en el que termina su temporada, por lo que 26 de las 30 franquicias están ya técnicamente autorizadas a completar un intercambio si así lo desean. Pero este proceso no llegará a su punto cumbre hasta el 23 de junio, fecha de la celebración de un draft que tendrá este martes su orden definitivo.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.