Hibbert y Sanders: tapones y triple-dobles para la historia


En las últimas dos semanas Roy Hibbert (Pacers) y Larry Sanders (Bucks) se unían a un selecto club, el formado por jugadores capaces de firmar un triple doble con dos dígitos en tapones (y en puntos y rebotes). Porque si es extraño hacer 10 o más tapones en un partido, mucho más lo es firmar un triple doble con 10 o más puntos, 10 o más rebotes y 10 o más tapones. Lo primero (10 o más tapones) se ha conseguido 99 veces desde 1986, pero lo segundo, este triple doble, sólo se ha logrado en 52 ocasiones y sólo lo han logrado 18 jugadores diferentes.

Dikembe Mutombo y Hakeem Olajuwon lo consiguieron en sendas diez ocasiones. David Robinson lo consiguió nueve veces. Si con Mutombo tenemos un especialista en la materia (los tapones), con Olajuwon y Robinson tenemos, dentro de las 19 veces (combinadas) que lo consiguieron actuaciones realmente espectaculares. Por ejemplo, David Robinson consiguió el 9 de noviembre de 1993, en un partido ante los Wolves, la friolera de 43 puntos, 11 rebotes y 10 tapones. Olajuwon nos dejó memorables triples dobles como el del 10 de marzo de 1987 cuando además de 12 tapones consiguió 38 puntos y 17 rebotes.

Entre los jugadores en activo el que más se les ha acercado es Dwight Howard. El ahora jugador de los Lakers consiguió 30 puntos, 19 rebotes y 10 tapones en un partido ante Oklahoma Thunder en el año 2008. Fue la única ocasión en la que “Superman” consiguió un triple-doble. Larry Sanders y Roy Hibbert lo consiguieron por primera vez este mes, y se unen a otros jugadores en activo que también lo consiguieron como Marcus Camby (3 veces), Serge Ibaka (1), JaVale Mcgee (1), Andrei Kirilenko (1) y Jermaine O’Neal (1)

Número de triples dobles que incluyen doble dígito en tapones (desde 1986):

Datos desde 1986: Basket-reference


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.