Jeff Coby: de LEB Plata a los New York Knicks


Cambados, preciosa tierra de la provincia de Pontevedra, de esas Rías Bajas acogedoras, amables, donde uno a veces cree que podría pasar el resto de sus días, es mucho más que la historia de Sito Miñanco, mucho más que todo aquello de los narcos, y el narcotráfico, narrado de manera magistral en Fariña, el libro de Nacho Carretero. Obra que en los últimos meses, a la vez que Antena 3 estrenaba la no menos magnífica serie de televisión también llamada Fariña, estuvo en boca de todos por el embargo judicial al que fue sometida, episodio felizmente resuelto a favor del autor.

Deportivamente, Cambados es mucho más que aquel equipo de fútbol que rozó la Segunda División en los años 80. En Cambados también ha habido baloncesto, desde finales de los 70. Y hasta hace poco este club, el Xuven Cambados, ha vinculado sus pasos con la ilusión de un pueblo que veía a los suyos más o menos dentro del profesionalismo del mundo de la canasta. Todo eso terminaba en abril, cuando el Xuven descendía de LEB Plata, tercera división nacional, a EBA. El equipo, dañado económicamente, no registró posteriormente y a tiempo su plaza en EBA y saldrá ahora a competir en Primera Nacional Autonómica, la quinta división del baloncesto español.

El fin del curso para Cambados también supuso el final de algo para Jeff Coby (Florida, 4 de febrero de 1994). Se trató del cierre a su primera campaña como profesional para el ala-pívot de 2,03 metros, hijo de haitianos, pero nacido en Estados Unidos. Allí, en la Universidad de Columbia, había completado el ciclo de cuatro cursos, con sus cuatro correspondientes campañas en la NCAA. Sus números, 5,4 puntos y 3,8 rebotes en 109 partidos.

“Un buen atleta”

Tras no salir elegido en el Draft de 2017, Coby apuntó al extranjero como territorio de destino. El CB Prat de la LEB Oro, segunda división del baloncesto español, le daba un sitio en agosto de 2017. Unos cuantos meses de rodaje, pero demasiada exigencia en un plantel que dirigido por Arturo Álvarez, actualmente entrenador del Benfica, volaba en los puestos altos de la clasificación. Así, en enero de 2018 Coby bajaba un peldaño y se enrolaba en el Xuven Cambados, al que no pudo ayudar a mantener la categoría. Sin embargo, para él se trató de un cambio a mejor. La LEB Plata le dio más respiro, y más minutos, y solo hay que comparar la estadística de un escenario y de otro. En el Prat, en 11 partidos, medias de 13,6 minutos y 3,6 puntos y 3,2 rebotes frente a los 23,8 minutos y 11,6 puntos y 6,3 rebotes ofrecidos, igualmente en 11 duelos, en tierras gallegas.

“Le dejamos salir porque no tenía sitio con nosotros”, apunta Arturo Álvarez a nbamaniacs, que contactaba con el técnico asturiano una vez se supo que iba a firmar por los Knicks. Porque esta es la noticia de su vida, para Jeff Coby. La franquicia de New York le ha dado un puesto en el training camp. Del basket modesto a vestir la zamarra de los Knicks. En medio año. La noticia del fichaje de Coby por los de la Gran Manzana la adelantaba este jueves Sportando y ha sido confirmada por medios estadounidenses más cercanos a los Knicks.

“¿En serio que ha fichado por los Knicks?”, nos cuenta al otro lado del teléfono Álvarez, quien fue su primer entrenador como profesional. “Es un buen atleta y buen tipo.Tiene un carácter muy alegre, es buena persona. Tiene capacidad para correr la pista, buena mano desde 5 metros y capacidad para rebotear”.

El fichaje por los Knicks

Coby, quien estudió Sociología en Historia del Arte en Columbia, tendrá unas semanas para vivir lo que muchos otros jugadores ni tocan de cerca: días de trabajo con los Knicks. Lo hará como miembro de la plantilla de New York, aunque su contrato solo es para el training camp. ¿Cómo consiguió enrolarse en una franquicia de la NBA un jugador que pasó desapercibido para todo el mundo hace unos meses? La explicación la arroja Ian Begley, de ESPN. El periodista asegura que en estos días Coby ha estado haciendo sesiones de entrenamiento con los Knicks, mostrando unas virtudes que convencieron al cuerpo técnico de la franquicia. Y el propio Coby, en declaraciones recientes al portal Allo Ayiti ha apuntado que su tiempo de trabajo con New York se prolonga desde hace unos meses. “Un jugador con muchas ganas de pelear cada balón. Espectáculo y mates. Y capacidad de tiro”. Así se definía Coby a La Voz de Galicia en enero, cuando llegó al Cambados.

Coby, internacional con Haití y que tuvo ofertas para irse a destinos tan particulares para el baloncesto como Suiza, vuelve a New York, donde todo empezó de alguna manera en Columbia. Ahora, vivirá con contrato temporal. En la esfera de la NBA. Lo mínimo que sacará de aquí, dure lo que dure la experiencia, es un nombre estrella para poner en el currículum. Al lado de ello, lo de siempre, la oportunidad de que te vean, de que gustes a alguien, de recalar en la G League… de que la rueda gire siempre lo más cerca posible de lo más alto. .


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.