L.A. Lakers en clave Gasol

De ningún equipo de la NBA se lleva hablando más en las últimas semanas que de Los Angeles . Y guste o no, existen motivos de peso para que así haya sido.

Las llegadas de y , principalmente esta segunda aunque poco menos que la primera, vienen legítimamente acompañadas de aspiraciones inmediatas de consecución del próximo anillo. Pero quizá sorprendentemente, de lo que se ha hablado más bien poco (por no decir absolutamente nada) es de que si las esperanzas de los Lakers son el regreso a la gloria en junio de 2013, y su rendimiento pueden ser la clave del éxito.

Dicho de otra forma, para que los Lakers sean tan buenos sobre la pista como ya son sobre el papel, el talento de Gasol debe ser utilizado de tal forma que se maximice su efectividad.

Durante la pasada temporada, el staff técnico de los Lakers, comandado por el un día Mejor Entrenador del Año , quiso ver en Gasol a un cuatro abierto. En vez de poner a Pau posteando cerca de la canasta, dicho sea de paso, donde es más efectivo, se siente más cómodo, y mejor ha rendido en su ya dilatada carrera NBA, Gasol vió demasiado asiduamente a sus habilidades en el perímetro, muy lejos del aro.

Esta estrategia, mirando ahora hacia atrás, no tan solo disminuyó su potencial en pista, sino que también añadió carga ofensiva a los hombros de y . Y las estadísticas están ahí, en este caso, para confirmar las sensaciones: el 50,1% en acierto en el tiro de Pau Gasol la temporada pasada es el peor registro del catalán como laker, y el más bajo desde 2004.

Otra prueba de ello son los 27 tiros de tres puntos que lanzó Pau la temporada pasada. Lo que es altamente alarmante, pues casi duplica el registro del máximo de triples intentados por Gasol en una regualr season (16, en la 2007-08), teniendo ésta última también 16 partidos menos, cortesía del lockout.

Lo peor, sin embargo, fue que el problema aquí expuesto no fue corregido llegado el tiempo de los Playoffs. Y sí todo lo contrario. El rol de jugador de perímetro de Gasol en la post-temporada fue todavía más definido, al tiempo que el jugador seguía fracasando en el cometido de sus técnicos. 5 triples intentados en 12 encuentros, y un mísero 43,3% de acierto en tiros de campo (por un 51,7% de media en las ocho post-temporadas hasta ahora disputadas por el mayor de los Gasol).

Así que para recuperar al mejor Gasol, en principio, bastaría con volver a situarlo en el poste bajo, allí donde se hizo un nombre en la Liga con el uniforme de los Grizzlies. Allí donde su rendimiento se hizo merecedor de hasta cuatro selecciones para un All-Star Game.

Además, la situación en este sentido para Los Angeles parece beneficiosa. Se ha anunciado ya oficialmente que, de momento, Dwight Howard no estará a punto para cuando el training camp de los Lakers comience dentro de muy pocos días. No hay fecha oficial, de hecho, todavía, para que Superman inicie su preparación. Así que las circunstancias obligan ahora a algo de lo que la franquicia puede sacar muy buenos réditos durante toda la temporada: más allá de Kobe Bryant, Steve Nash debe orquestrar los ataques con Pau Gasol. Hay que trabajar intensamente en ello.

Si Nash y Gasol consiguen crear entre ellos altas dosis de química en su pick-and-roll (con Pau haciendo de Amar’e Stoudemire en sus tiempos en Phoenix), Gasol puede empezar la temporada con suficientes buenos números como para no dejar de ser una opción clara de anotación durante el resto de la misma.

Debido a la gran temporada ofensiva que tuvo Bynum el curso pasado, Gasol nunca encontró su ritmo como tercera opción en ataque en el equipo. Y jugar fuera de su posición natural simplemente acrecentó el problema. Pau Gasol necesita acercarse al aro de nuevo para conseguir más canastas sencillas en pro de restaurar su confianza en él mismo, y Steve Nash es el mejor aliado que uno podría tener para hacer de esta necesidad una realidad.

El éxito de Gasol y, por ende, en gran parte el de estos en boca de todos Los Angeles Lakers, empieza por cómo el staff técnico que dirige Mike Brown le utiliza en ataque. Quizá los Lakers estén entre los máximos favoritos al Larry O’Brien Trophy de 2013, pero a no ser que sepan sacar lo mejor de sus estrellas (especialmente de Pau), puede que vean terminar esta temporada en forma de otra gran decepción.





Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
También puedes seguirnos en nuestros perfiles de Twitter o Facebook.