Las estrellas de la segunda jornada olímpica

El segundo día de competición olímpico sirvió para ver talentos lejos de la NBA. Hubo ilustres veteranos de la liga que brillaron como , o , pero a la vez un buen puñado de jugadores afincados en Europa se lucieron. , , o dieron la talla al nivel de jugadores consolidados en la NBA.

Base

Facundo Campazzo (Argentina): 19 puntos (5/8 en triples), 5 asistencias, 5 robos

La gran revelación de este comienzo olímpico fue Facu Campazzo. Sus ataques de genialidad son conocidos tanto en Argentina como en España, pero nunca brillaron tanto a nivel internacional. Su segunda mitad ante Nigeria fue una exhibición de baloncesto ofensivo y defensivo de primer orden. El joven (25 años) y bajito (1,80 metros) armador argentino estuvo a la altura de los grandes en su primer partido en Río 2016.

Escolta

Manu Ginóbili (Argentina): 12 puntos (4/10 en tiros de campo), 5 rebotes, 5 asistencias

En su primera jugada importante ante Nigeria, Manu Ginóbili se quedó a defender un saque de fondo, robó el balon y anotó sin oposición. El jugador más veterano de los Juegos Olímpicos sigue apretando los dientes por Argentina cuando es necesario. Con otros jugadores inspirados, no renunció al trabajo sucio y distribuyó con maestría cuando encontró a un compañero abierto. La magia olímpica sigue fuerte en Ginóbili.

Alero

(Croacia): 23 puntos (8/15 en tiros de campo), 3 rebotes, 2 asistencias

En los momentos difíciles y en los dulces, Croacia siempre pudo contar con Bojan Bogdanovic. El alero de los Nets fue en los tres primeros cuartos el jugador que mantuvo a flote a Croacia ante el mejor juego de España, y en el momentos finales el catalizador de la remontada. Bogdanovic se consagró como uno de los mejores anotadores del torneo ante la incapacidad de la defensa española por contenerle.

Ala-pívot

Paulius Jankunas (Lituania): 15 puntos (6/10 en tiros de campo), 7 rebotes, 3 asistencias

Veterano de mil batallas tanto con la selección lituana como en el baloncesto europeo, Paulius Jankunas fue de lo poco consistente en un extraño partido. El ala-pívot fue el mejor de Lituania junto a Mantas Kalnietis, ayudando de forma importante en defensa para ayudar a que la remontada de Brasil se quedara corta. Su lucha en el rebote también fue clave ante los problemas de faltas de Jonas Valanciunas.

Pívot

Pau Gasol (España): 26 puntos (11/17 en tiros de campo), 9 rebotes, 1 asistencia

En el recuerdo quedará el tapón de Dario Saric que le costó la victoria, pero durante el resto del partido se volvió a ver al que quizás haya sido el jugador más dominante en baloncesto de selecciones en el siglo XXI. La dependencia de España en Pau Gasol se vio dolorosamente en los momentos en los que no estuvo en cancha, sirviendo estos minutos de descanso para que Croacia se reenganchara al duelo con victoria final.

Mención especial

Mantas Kalnietis (Lituania), (Brasil), Darko Planinic (Croacia), y Luis Scola (Argentina)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional sobre la NBA además de apoyar nuestra labor de forma directa.

Aquí te contamos más. ¡Únete!

Anterior

Shayne Whittington cambia Indiana por Galicia

Río 2016, día 2: Bogdanovic y Saric silencian a España

Siguiente