Las estrellas de la sexta jornada olímpica


Tras tres jornadas de Grupo B, algunos jugadores han demostrado estar a un nivel de forma superior al resto. Mantas Kalnietis ha sido el motor de Lituania para mantenerla como el único equipo invicto del torneo junto a Estados Unidos, mientras que Bojan Bogdanovic es claramente uno de los anotadores más fiables del torneo. Dos futuros debutantes en la NBA y un veterano de mil batallas completan el mejor quinteto del día olímpico.

Base

Mantas Kalnietis (Lituania): 17 puntos (7/13 en tiros de campo), 7 asistencias, 5 rebotes.

El jugador más consistente del mejor equipo del Grupo B no decepcionó ante Argentina. Yendo de menos a más y perfectamente ayudado por los bloqueos de sus compañeros, Mantas Kalnietis sigue siendo un doble peligro para sus rivales, tanto mirando al aro (7º máximo anotador en Río 2016) como distribuyendo (2º en asistencias). A sus 29 años, el base lituano está firmando el mejor torneo internacional de su carrera.

Escolta

Bojan Bogdanovic (Croacia): 33 puntos (10/16 en tiros de campo), 6 rebotes, 3 asistencias.

En un torneo que ya ha dado unas cuantas exhibiciones ofensivas, Bojan Bogdanovic consiguió el récord anotador ante Brasil con 33 puntos. La anfitriona del torneo fue incapaz de parar las embestidas del jugador de los Nets, que está disfrutando de un exquisito verano tras darle la clasificación a Croacia en el pasado Preolímpico. De momento, su promedio anotador (24,7 puntos) solo es superado por Patty Mills (25,7) en Río 2016.

Alero

Mindaugas Kuzminskas (Lituania): 23 puntos (9/13 en tiros de campo), 5 rebotes, 1 asistencia.

Tras unos primeros partidos algo silenciosos, Mindaugas Kuzminskas se destapó para mantener invicta a Lituania. El flamante nuevo fichaje de los Knicks desbordó por velocidad y habilidad la defensa de Argentina, tanto en estático como al contraataque. Una ilusionante actuación para un jugador que hasta el momento tiene la misión de ser el revulsivo desde el banquillo de la selección lituana.

Ala-pívot

Dario Saric (Croacia): 15 puntos (3/5 en triples), 7 rebotes, 3 asistencias.

El nuevo jugador de los 76ers no movió el balón con la fluidez de otros partidos (3 asistencias por 6 pérdidas), pero a la vez recuperó su tiro exterior (0/8 en triples hasta el partido ante Brasil). Por lo demás, Dario Saric sigue destacando no solo como segunda espada ofensiva tras Bojan Bogdanovic, sino también por su entrega en cancha. Su pelea en el rebote dio segundas oportunidades valiosísimas para Croacia.

Pívot

Pau Gasol (España): 16 puntos (7/15 en tiros de campo), 7 rebotes, 2 tapones.

La tensión con la que España se presentó ante Nigeria se notó en su estrella. Pau Gasol se llevó incluso una nada habitual técnica por protestar y pareció frustrarse más de la cuenta en algunas ocasiones. Eso sí, el pívot resolvió cuando hizo falta. Al final del partido, Gasol consiguió imponerse a los pívots nigerianos en la pintura para asegurar una victoria imprescindible para la supervivencia de la selección española.

Mención especial

Marcelinho Huertas (Brasil), Ricky Rubio y Felipe Reyes (España), Chamberlain Oguchi (Nigeria), Manu Ginóbili (Argentina).


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.