Las estrellas de los cuartos de final olímpicos

La jornada de cuartos de final se completó con tres palizas y solo un partido (Serbia-Croacia) con emoción hasta el último minuto. En este escenario, algunos jugadores (fundamentamente y ) dieron un paso adelante respecto a su actuación en la fase de grupos, mientras que ya habituales como o siguieron impresionando en su lucha por las medallas especialmente gracias a su acierto exterior.

Base

Patty Mills (Australia): 24 puntos (5/11 en triples), 1 rebote.

Con como perfecto acompañante, Patty Mills hizo trizas la defensa lituana para devolver a Australia a unas semifinales olímpicas por primea vez desde 2000. El base mostró su gran habilidad para crearse su propio tiro, acabando con 24 puntos anotados en solo 26 minutos. Liberado de las tareas de creación, hay pocos finalizadores con la calidad de Mills.

Escolta

Bogdan Bogdanovic (Serbia): 18 puntos (3/4 en triples), 5 asistencias, 3 robos.

Algo irregular en Río 2016 tras un brillante Preolímpico, Bogdan Bogdanovic firmó un brillante partido ofensivo para ayudar a su selección a meterse en las semifinales olímpicas. De forma especial, su actuación tras el descanso fue vital para que Serbia abriera un hueco ante Croacia que sería irrecuperable. Pese a ser eliminado por faltas en los últimos minutos, el trabajo ya estaba hecho por parte de Bogdanovic.

Alero

Kevin Durant (Estados Unidos): 27 puntos (7/9 en triples), 7 rebotes, 6 asistencias.

Antes del partido ante Argentina, con las dudas que Estados Unidos había generado en la fase de grupos, Mike Krzyzewski pedía que el mejor Kevin Durant, el que incendió el Mundial de 2010 en Turquía, regresara en Río 2016. Dicho y hecho. La nueva estrella de los Warriors volvió a ser letal desde fuera del arco (18/27 combinado en este torneo) y dejó jugadas de exquisita factura para devolver la alegría al Team USA.

Ala-pívot

Nikola Mirotic (España): 23 puntos (5/8 en triples), 5 rebotes, 2 robos.

Con Pau Gasol bien defendido por Rudy Gobert, España necesitaba a otro ejecutor ante Francia. Y Nikola Mirotic aprovechó para hacer el partido de su vida con la selección española. Los mejores momentos de España coincidieron con los del ala-pívot de origen montenegrino, quien desde el primer minuto se convirtió en la pesadilla de Francia, no solo desde la línea de 3 (su gran especialidad) sino también en la pintura.

Pívot

(Australia): 16 puntos (7/9 en tiros de campo), 5 rebotes, 3 asistencias.

El horrible torneo de Jonas Valanciunas, una de las decepciones en estos Juegos Olímpicos, fue perfectamente aprovechado en cuartos de final por Aron Baynes. El pívot de los Pistons fue el último jugador que abusó de la defensa interior lituana. Aprovechando a la perfección su privilegiada química y conexión con Andrew Bogut, Baynes fue virtualmente imparable en la pintura.

Mención especial

Matthew Dellavedova (Australia), (España), y (Estados Unidos), (Croacia)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Enfrentamientos y horarios de las semifinales de Río 2016

España pasa por encima de Francia

Siguiente