Lo mejor y lo peor de las Finales NBA

Bienvenidos al último ‘Cinco contra cinco’ de la temporada, que se convierte en ‘Tres contra tres’ especial para las Finales de la NBA.

Los destacados

Ha sido muy difícil escribir esto porque no es sencillo encontrar palabras y calificativos a lo que ha hecho ‘el Rey‘ en estas finales, e incluso en todos los Playoffs. Merecido MVP para James, su tercer premio en unas finales pero seguro que el más especial para él. Volvió a su ciudad para ganar el anillo, una ciudad sin títulos en las grandes ligas de EEUU y ya lo tienen. Comenzamos con los números que son muchos y muy buenos, 29.7 puntos de media con 11.3 rebotes, 8.9 asistencias, 2.6 robos de balón y 2.3 tapones, siendo el primer jugador en liderar en todas las estadísticas la final de la NBA contando los jugadores de ambos bandos. Además con él en pista Cleveland ha ganado con 26 puntos de diferencia, y casi llega al 50% en tiros de campo con 82 de 166 que muestra la inteligencia de este LeBron que insiste en tiros seguros explotando mejor sus facultades. Ya tiene más partidos en Playoffs de 20 puntos o más superando a Michael Jordan y solo ellos dos han hecho 82-24-18 en dos partidos seguidos en finales. Además para esos críticos que dicen que en los momentos importantes falla, tiene el mejor promedio de puntos en partidos de posible eliminación por delante de Michael Jordan y Wilt Chamberlain. Todo esto es inexorable ya que son números que están ahí pero esta final ha dejado momentos y sensaciones para el recuerdo que superan cualquier estadística. James ha dado muchas exhibiciones a lo largo de su ya larga carrera pero ninguna ha sido tan respetada y respetuosa como esta ya que se han juntando varios condicionantes, sacrificio y orgullo por una camiseta, entrega máxima y liderazgo y un LeBron totalmente maduro. En sus duelos directos se ha comido literalmente a todos los jugadores de Golden State y varias imágenes deben quedar en la memoria de todos como han sido el tapón a Iguodala, posiblemente uno de los mejores de la historia, los tiros libres tras el golpe y la dura falta de que hizo temer lo peor, su imagen llorando en el suelo tras la victoria, el abrazo con y sus maravillosas declaraciones llorando hablando de que se ha dejado todo por conseguir el anillo. Respeto máximo hacia este jugador que ya debe entrar en el top 5 de mejores jugadores de la historia de este deporte para todos.

Todos los focos han estado permanentemente en LeBron por merecimiento y ahí ha sabido jugar su papel el base de los Cavs que ya era una estrella pero ha sabido dar el paso definitivo y consagrarse como súper estrella gracias a tener a James por delante y no tener la presión de ser el único líder. Espectaculares Playoffs y maravillosas finales con 27 puntos, 5 rebotes y 3 asistencias de media, y un +33 en el marcador con él jugando que ha ayudado a que Cleveland se convierta en el primer equipo capaz de remontar un tres a uno en unas finales NBA. Ha sido mejor que en líneas generales y también en los enfrentamientos directos e incluso ha sabido superar en uno contra uno a Klay Thompson, gran defensor en ese campo. Ha dado la impresión de que podía meter todos sus tiros y su confianza estaba por las nubes ofreciendo su mejor versión del año, dando mérito a la cuestión física ya que las dos estrellas han llegado a tope al momento cumbre. Todos los ataques de los Cavs empezaban en LeBron James, excepto cuando necesitaba descansar o había que anotar si o si, en ese caso sabían que si le daban el balón al base iban a sumar y eso es un desahogo brutal para un equipo, saber que tienes un jugador que anota cuando más lo necesitas con una acción individual. Irving ya tiene su anillo y es posible que el año que viene vuelva a ser el líder en solitario y a lo mejor ya está preparado, más que la última vez que estuvo solo.

Draymond Green: Green no estaría aquí antes del séptimo choque ya que su final no estaba siendo superlativa. Cinco partidos irregulares con juego sucio y bronco, varias disputas y una sanción entre medio que ha podido marcar la final, pero su imagen en el decisivo partido, que ha sido el más visto por los espectadores ha hecho cambiar muchos puntos de vista. Exhibición con 32 puntos, 15 rebotes, 9 asistencias y 2 robos que no le sirvió para ganar el anillo pero si han servido para encumbrarle como jugador capital de la franquicia y abre un debate sobre qué jugador es más importante en los Warriors. Es cierto que Curry es el MVP y es incomparable y que Klay Thompson es el mejor tirador de la liga pero cuando Green no está todo el equipo baja mucho el nivel, así que puede decirse que es el timón que dirige todo, de hecho a pesar de la derrota con él en pista su equipo ha ido 23 puntos arriba en el marcador. Sus promedios en la serie 16.5 puntos, 10 rebotes y 6 asistencias hablan de que sin estar a su mejor nivel ha estado muy cerca de sus números habituales, lo que sigue hablando muy bien de él. Además ha sido el mejor en porcentaje de tiros del ‘Big Three‘ de Golden State con 34 de 70 en tiros de campo y ha igualado a Walt Frazier como único jugador capaz de anotar 22 puntos en la primera parte de un séptimo partido de las finales. Por si fuese poco supo arreglar la mala imagen que había ofrecido en estos Playoffs con el ‘tras-talking‘ y el juego sucio con un emotivo abrazo con LeBron James en una de las imágenes del año que evidencia que quizás no era todo un Curry Vs LeBron sino un Green Vs LeBron.

Las decepciones

No será porque no lo ha intentado y no se le debe reprochar entrega y compromiso pero simplemente no le han salido las cosas. Es increíble que un jugador que fue jugador franquicia en Minnesota y que podía her 20-20 sin despeinarse en cada partido ahora sea solo un meme de si mismo y sea incluso objeto de mofa e ira por parte de su propia afición. La imagen de Love estaba ya deteriorada casi al 100% antes de las finales y todos los sucesos acontecidos ante Golden State han terminado por rebosar el vaso y la gente se ha cansado. Debe dar gracias al título conseguido, de hecho se le veía especialmente feliz en la celebración ya que si hubiesen caído derrotados habría sido el centro de la diana y habría sido difícil reponerse de ello. Sus medias en la final han sido 8 puntos y 6 rebotes con 17 lanzamientos convertidos de 47 intentados y con solo 3 triples anotados de 19, unos números muy lejos de los de la temporada y mucho más lejos de los del Kevin Love Wolve. Sus lacras en la final han sido estar perdido ya que no puede jugar dentro cómo a él le gusta ya que debe dejar espacios en el medio para James e Irving y debe salirse fuera donde dispone de tiros abiertos que tampoco ha sabido convertir, así que su confianza ha ido descendiendo poco a poco. Cuando todo se desbordó tras el quinto choque incluso con aficionados pidiendo su marcha se le pudo ver muy concentrado al comienzo del sexto partido, pero como suele pasar su concentración se convirtió en demasiada energía y al minuto ya llevaba dos faltas personales, volviendo a mermar su ánimo. Pero hay que ser justos con él y decir que fue clave en algunos momentos del séptimo partido, acabando con 14 rebotes, si bien es cierto que el mejor Love cogía ese número en cada parte de un partido. El ala-pívot se fue de Minneapolis buscando un anillo, y ya lo tiene a pesar de no haber encajado en el engranaje de los Cavs y de salirse poco a poco del ‘Big Three‘, así que ahora debe escoger qué camino tomar.

Stephen Curry: Decepcionante la final del actual MVP de la temporada que en poco se ha parecido al jugador que maravilló al mundo en temporada regular. Sus números no han sido tan malos, 22.5 puntos, 5 rebotes y 3 asistencias pero están muy lejos de lo que él puede hacer. Mucha gente esperaba que arrasase en Playoffs pero algo ha pasado para que haya dado tanto bajón y es posible que haya llegado agotado y castigado por la última lesión. Respecto a los números hay tres datos que  seguramente estarán lapidando su mente tras la derrota, 50 de 124 en tiros de campo, muy mal porcentaje respecto a James e Irving. Además con él en pista su equipo ha acabado perdiendo de 16 puntos y lo peor de todo, ha promediado 4 pérdidas de balón por encuentro, por 3 asistencias, dato horrible para un director de juego que demuestra que no ha sabido llevar el timón de los partidos. Y fuera de las estadísticas las sensaciones han dicho mucho ya que se le ha visto desesperado protestando cada jugada y cometiendo más faltas de las habituales viéndose superado por LeBron James tanto en defensa como en ataque y también por Kyrie Irving. Además los temas extradeportivos como los mensajes de su mujer en internet no ayudan nunca a un profesional y debe saber encauzar este tema y centrarse en el baloncesto, como hacía hasta ahora. Pese a qué pidió perdón por su acción con el protector bucal su imagen ha caído un poco y ya no es tan encumbrado como antes generando muchos debates a partir de ahora ya que le comparaban con Michael Jordan y ahora hay un jugador que ha terminado por encima de él.

Se jugaba su futuro el alero de los Warriors que acaba contrato y necesitaba terminar bien la temporada para sumar ceros a su siguiente contrato. No sabemos que opinarán las franquicias que se habían interesado en él tras ver su papel en las Finales, donde ha estado perdido sin rumbo en varios juegos, sobre todo en los tres últimos. Podría haberse convertido en una de las claves ya que ha tenido numerosos tiros abierto completamente solo aprovechando las ayudas de los defensores de Cleveland y ha estado muy desacertado anotando solo 25 de sus 71 tiros. En total ha promediado 9 puntos y 4 rebotes en toda la serie final pero sobre todo en ataque ha sido un oasis que nada ha tenido que ver con el Barnes que empezó el curso. En muchas ocasiones se le veía corriendo de un lado a otro sin saber muy bien su papel y perdió mucha confianza, y con él en pista Golden State ha ido 32 puntos abajo en el marcador, una mala estadística en comparación con el igualado marcador en total entre los dos equipos. A ver qué depara su futuro pero ahora parece más fácil que permanezca en Oakland y que haya perdido pretendientes.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional sobre la NBA además de apoyar nuestra labor de forma directa.

Aquí te contamos más. ¡Únete!