Lo que pueden ‘pescar’ los Lakers en 2019: agentes libres que están por venir

El movimiento de evacuación controlada con Luol Deng ha puesto a Los Angeles en una plaza de privilegio para el próximo verano. A día de hoy, se estima que contarán con unos 38 millones de dólares disponibles —esa cifra apuntaba el periodista Adrian Wojnarowski— para entrar con el acero entre los dientes en el mercado de agentes libres 2019. Eso es igual a que los , ya con LeBron reclutado para cuatro años, pueden ir a por otras súperestrellas, sin concesiones y con todas las de ganar.

Las cuentas les dan a los Lakers para efectuar diversos rotos y descosidos, con solo 67 millones comprometidos ahora mismo para la temporada 2019-2020, por lo que su margen de actuación es ingente. Tengamos en cuenta que el margen salarial de las franquicias NBA aumenta cada año y si en el curso entrante está fijado en 101,8 (123,7 el impuesto de lujo), la temporada que viene los volúmenes contractuales volverán a aumentar.

Y los Lakers están frotándose las manos, pues con esas cifras podrían reclutar, a pelo, a una superestrella en el mercado, más luego seguir reforzando el plantel a través de excepciones salariales y demás movimientos de menor onda expansiva. Téngase en cuenta además que rebasar el límite salarial nunca fue un problema en el área acaudalada de L.A. Lo harían sin problema si eso supone juntar un cartel digno de las mejores añadas.

En ésas tendrá que trabajar la franquicia que preside Magic Johnson, en juntar el mejor equipo posible para que LeBron James y los jóvenes valores puedan competir, ya el curso que viene, por discutir el campeonato a los mejores.

Los mejores agentes libres 2019

Lo que estará disponible en el mercado 2019 es mucho y de lo más granado de toda la liga.

Kawhi Leonard (player option para salir al mercado), Kevin Durant (vuelve a poseer una player option el año que viene), Klay Thompson, Jimmy Butler (player option), Karl-Anthony Towns, Kristaps Porzingis, Marc Gasol (player option), DeMarcus Cousins, Carmelo Anthony, Kemba Walker, Kyrie Irving (player option), Al Horford (player option), Goran Dragic (player option), Hassan Whiteside (player option), Kris Middleton (player option) o Paul Millsap (team option de 30 millones) son algunos de los objetivos más destacados que podrían estar en el mercado dentro de algo menos de un año.

Qué duda cabe que los ojos de los Lakers están fijados en Kawh, Klay Thompson o Cousins principalmente. Jugadores con rango máximo en la liga y cuya continuidad en sus equipos podría encontrar ciertas trabajas —en el caso de Klay es mero aspecto económico—. Con sus 38 millones disponibles en la cámara acorazada, los Lakers tendrían espacio para un máximo salarial con ellos, dado que este curso el mejor pagado de la liga, Stephen Curry, también es jugador de máximo y está situado en casi esa cantidad, 37 millones. LeBron está ligeramente por debajo, con 35 millones.

Más grandes jugadores libres

Otras piezas también podrían ser pasto de los deseos de Magic y su séquito; no llegan al pedestal de súperestrella pero sí son jugadores de calidad contrastada. Tal es el caso de Terry Rozier, Jamal Murray, Myles Turner, Tobias Harris, Eric Bledosoe, Brook Lopez, Ricky Rubio, Austin Rivers, Malcolm Brogdon, Jeff Teague (player option), Enes Kanter, Nikola Vucevic, J.J. Redick, Jonas Valanciunas (player option) o el veteranazo Zach Randolph.

Otros como Dwigh Howard (player option) o Isaiah Thomas también pueden colocarse en la lonja de mejores agentes libres en 2019 pero su regreso a tierras púrpura y oro resulta bastante improbable.

Una combinación ganadora para los Lakers podría ser firmar a uno de los machos alfa situados en el primer párrafo y redondear esa llegada con otro del segundo racimo. Una gran estrella y un enorme jugador para optimizar sus filas en una medida inimaginable. Porque no conviene engañarse, los Lakers 2018-19 están para pelear los playoffs y dar guerra relativa a cualquiera —que no se llame Warriors o Rockets, seguramente— pero no dan para anillo de la NBA. Todavía.

Las ‘player option’

Vaya también por delante que gran parte de los jugadores con contrato sujeto a opción de jugador para decidir su futuro (player option) saldrán, seguro, al mercado dado el creciente presupuesto de todas las franquicias. Sea dicho de otra forma, cada verano hay más dinero disponible en cartera y los jugadores libres están en disposición de hacerse con contratos más generosos. Por tal motivo una gran cantidad de quienes están sujetos a tal supuesto individual optan por salir al mercado. Y el verano que viene, especialmente, pinta a especialmente boyante en las arcas de todos los equipos; llegan con ganas de ‘pescar’ en la marea de grandes jugadores sin contrato. Los jugadores lo saben y quieren su parte de ese gran pastel: dinero y grandes contratos.

Tal será el caso de grandes como Kyrie Irving (opción de 21 millones), quien lo más probable es que siga en Boston pero aun así quiere explorar sus opciones como juez exclusivo de su próximo contrato, y también ganar más dinero. Jimmy Butler (opción de 19 millones) y Kawhi Leonard (21) serán otros que, casi con seguridad, seguirán tales pasos.

Contratos de novato

¿Y cómo han llegado los Lakers a una situación tan ventajosa para elegir el agente libre más poderoso? Después de años de calabazas por parte del mejor producto disponible, la llegada de LeBron vuelve a convertir L.A. en un lugar atractivo para los jugadores. Desde ahora, podrían firmar a cualquiera. Y, segundo motivo, la gran cantidad de jugadores sujetos a su contrato de novato otorga una flexibilidad salarial única a los Lakers.

Esta temporada que viene, a Brandon Ingram, Lonzo Ball o Kyle Kuzma —los tres, masa indisoluble del proyecto ‘laker’— todavía les quedan mínimo dos cursos más con vinculación rookie, por lo que el margen de la organización en salarios es cuantioso. Además, contratos como los de Rajon Rondo, Kentavious Caldwell-Pope, Michael Beasley o Lance Stephenson expiran dentro de un año, a la vez, dando plena margen libertad de maniobra a la directiva de la mítica franquicia californiana en verano.

La situación de los Lakers, pues, para su entrada al mercado 2019 es idílica, inmejorable y envidiada para un proyecto emergente como el suyo. Tampoco es descartable que mediante algún traspaso —Lonzo Ball suena como ficha para situar en el disparadero— puedan rearmar su columna y ser candidatos a todo en el ejercicio 2019-2020. Para entonces, solo LeBron y los jóvenes poseen un contrato garantizado que supere los 2 millones anuales. El camino despejado por parte de la directiva para julio de 2019 es una obra maestra.

Así que ya sea mediante traspaso o fichajes ordinarios, los Lakers han empezado a salivar de cara al mercado del año que viene. Y con LeBron como consejero mayor, a buen seguro engrosarán sus filas con el mejor género posible.

*Datos obtenidos de Spotrac.com