Lonzo Ball y su primer desafío técnico: el tiro

se ha convertido, tras solo cinco partidos con los en Summer League, en heraldo de constantes buenas nuevas para la franquicia del púrpura y oro de la NBA. En este lapso de encuentros, Lonzo ha presentado el proyecto de gran jugador que tiene entre manos y muchas de las bondades que puede ofrecer su incipiente juego; menos han lucido las sombras, por lo que el regusto sobre Ball es muy dulce. Sin embargo, todo jugador tiene margen de mejora, más si en su cartera se desvelan 19 años. En el caso de Lonzo los puntos de refuerzo están sobre todo en el lanzamiento, aunque su padre, LaVar, se empeñe en lo contrario.

“Va a seguir tirando de la misma manera, como ya dije, nadie está preocupado por su tiro”, dijo recientemente el progenitor de moda en la liga y pudo recoger ESPN. No obstante, las estadísticas de Lonzo Ball sí que desvelan un foco importante en el que el joven base tiene que afinar los dedos. Además de los porcentajes, la propia mecánica de Ball regatea a la ortodoxia más pulcra.

En los cinco encuentros de Summer League que ha disputado —dos triples-dobles seguidos por el camino—, Lonzo ha dejado un rastro muy mejorable: 35,4 en tiros de campo (29 lanzamientos con acierto de los 82 que ha intentado), y 20,5 en triples.

Como todo en la competición veraniega, hay que coger con mucho cuidado cada posible conclusión, tanto las positivas como las que lo son menos. Ni Lonzo está ya predestinado a ser el nuevo Jason Kidd o Magic Johnson ni es que el tiro vaya a arruinar su carrera. Pero sí que tiene en la asignatura de lanzamiento un importante foco para centrar esfuerzos.

Números de vértigo

Hasta el momento, Lonzo ha deslumbrado con 16,4 puntos, 9,2 asistencias y 8,4 rebotes por encuentro al mando del campamento veraniego de los Lakers. Se muestra como un genio de la transición, el desborde y el pase definitivo. Alguno de sus avisos llega en forma de que lleva cuatro partidos (de cinco disputados) con al menos 10 asistencias. En todo el resto de plantillas de la Summer League, un solo jugador ha conseguido números de tal calado, como recogió ESPN.

Y la buena travesía individual de Lonzo Ball también ha ido en consonancia con resultados colectivos, dado que sus Lakers disputarán la final de la Summer League. Así, Lonzo tiene ya ante sí su primer desafío individual —unido al de no sucumbir a la presión que trasladan las palabras de su padre—; mejorar una de sus cualidades menos mimadas: los lanzamientos.





NBA 2K18 ya disponible
La nueva entrega de la saga 2K ya está disponible en Amazon.
No olvides seguirnos en nuestros perfiles de Twitter, Facebook y Telegram.