Los 5 mejores jugadores de la historia de Miami Heat


Y llegó el día de hablar de una franquicia que pese a su juventud –echó a andar en 1988– ha tenido un enorme elenco de estrellas en sus filas para ganar hasta tres anillos. Hoy hablamos de los mejores jugadores de la historia de Miami Heat.

Dwyane Wade

Quién si no. Dwyane Wade es uno de esos chicos que parece haber nacido para jugar y hacer historia en un equipo. Llegando a los Miami Heat en 2003 como número ‘5’ del draft, se hizo automáticamente con los galones de líder del equipo para ser All-Star en su segundo año en la NBA y llevarlo hasta las Finales de 2006 en el tercero.

Fue en aquella eliminatoria definitiva en la que se coronó como uno de los mejores de la Liga pese a tener únicamente 24 años. Mientras que Dallas llevaba el cartel de favorito tras haber ganado 60 partidos en temporada regular, Wade explotó con 34,7 puntos, 7,8 rebotes, 3,8 asistencias y 2,7 robos para ser MVP de las Finales –todos los ganadores– convirtiendo un 2-0 en contra en un definitivo 4-2. Para entonces, tras tres años en el equipo, Wade ya se había ganado los corazones de todos los aficionados de los Heat.

A esa legendaria campaña le siguieron otras en las que su brillo personal no estuvo acompañado por el éxito colectivo. Fue el máximo anotador en 2009 con 30,2 puntos por noche, pero Miami cayó en primera ronda. Fue con la llegada de LeBron James y Chris Bosh cuando el baloncesto de Wade volvió a ser recompensado con cuatro Finales consecutivas para lograr dos anillos más.

En su carrera con los Heat ha sido 13 veces All-Star (MVP en 2010), elegido en dos ocasiones para el mejor quinteto de la Liga (2009 y 2010) y otras tres para el segundo mejor defensivo. Su número ‘3’ ya preside la cancha de Miami.

El dato. Es el máximo anotador de la historia de los Heat con un total de 21.566 puntos –posición que alcanzó el 13 de marzo de 2009–, así como el máximo asistente con 5.310 pases de canasta.

LeBron James

Cuatro temporadas, cuatro Finales y dos anillos. El éxito de LeBron James en Miami es tan innegable como su merecimiento a estar en esta corta lista de elegidos. Tras lo que fue anunciado como ‘the decision’, momento que hace referencia al instante en el que James comunicó que dejaba Cleveland para firmar en la agencia libre con la franquicia de Florida, El Rey fue coronado en los que fueron llamado los Heat del Big Three al estar acompañado por Dwyane Wade y Chris Bosh.

En una carrera sin duda plagada de éxitos, LeBron persiguió y encontró bajo el sol de Florida lo que más ansiaba: el anillo. Fue en la temporada 2011-12, tras perder un año antes con Dallas Mavericks, cuando James acababa por 4-1 con Oklahoma City Thunder mientras promediaba 28,6 puntos, 10,2 rebotes y 7,4 asistencias. Eran sin duda los años del surgimiento del mejor LeBron, uno que hacía de todo en pista y que lograría el MVP tanto ese año como al siguiente (tiene cuatro en total y el último fue en 2013 cuando batió a los Spurs por 4-3).

Como decíamos al principio fueron solo cuatro años, ¡pero qué cuatro años! A LeBron le bastaron para ser el segundo jugador con más puntos en playoffs de la historia de los Heat con 2.338 puntos y ocupar el primer lugar entre los jugadores con más triples anotados en postemporada en la historia de la organización con un total de 123. Y todo ello mientras ponía a Miami el cartel de dinastía. Simplemente uno de los mejores de la historia.

El dato. LeBron formó parte del mejor quinteto defensivo de la NBA en tres de los cuatro años que jugó en Florida, exactamente en los años 2011, 2012 y 2013.

Alonzo Mourning

Damos ahora algunos pasos atrás para ocuparnos de un mito de los Heat como es Alonzo Mourning. Elegido en el draft de 1992como número ‘2’ por los Charlotte Hornets, solo tres años después llegaba a Miami vía traspaso.

La apuesta de la franquicia de Florida no pudo ser más acertada. En sus primeras siete campañas con ellos, las que pasó hasta marcharse a los Nets en 2002, sería cinco veces All-Star (siete en total), formaría parte del mejor quinteto de la NBA en 1999, así como del mejor quinteto defensivo 1999 y 2000, años en los que además fue elegido como el Mejor Jugador Defensivo de la NBA. Tales premios llegaban mientras crecía como bestia de la pintura y conducía junto a Tim Hardaway hasta las finales de la Conferencia Este de 1997, instancia en la que sucumbieron ante los Chicago por 4-1.

Su carrera cambiaría inevitablemente tras detectársele una grave afección renal en 2001 que terminaría con un trasplante de riñón en 2003. Pese a que muchos pensaron que ese percance lo retiraría, se repuso para volver a los Heat en 2004 y lograr el único anillo de su carrera en 2006 antes de retirarse y entrar en el Hall of Fame en 2014.

El dato. En el mejor momento de su carrera, año 2000, fue seleccionado para ir a los Juegos Olímpicos de Sidney, donde lograría el oro con Estados Unidos.

Chris Bosh

La tercera pieza de esos grandes Heat que dominaron el Este entre 2011 y 2014. Chris Bosh, tras crecer enormemente en los Toronto Raptors hasta el punto de convertirse en un habitual All-Star, llegaba en 2010 a Florida con la idea de tener ese brillo en playoffs que le había sido esquivo. ¡Y vaya si lo consiguió!

Como todos sabemos, en los cuatro años que pasó junto a LeBron y Wade logró dos anillos mientras era All-Star en todos esos años y en los dos siguientes que pasó sin El Rey. En aquellos años (2011-14) Bosh fue un complemento perfecto para sus compañeros, y más aún cuando en el sexto partido de las Finales de 2013 cazó el rebote que posibilitó que Ray Allen clavase uno de los triples más famosos de la historia de la NBA.

Una vez que LeBron dejó el equipo sus números mejoraron, pero poco después del All-Star de 2015 toda su vida cambiaba al serle detectados coágulos de sangre en los pulmones. Al curso siguiente regresaría a las canchas, pero se veía obligado nuevamente a dejarlo hasta anunciar su retirada definitiva en 2019.

El dato. En la temporada 2009-10 se llevó el Magic Johnson Award que designa al jugador con mejor trato con el público y los medios de comunicación.

Shaquille O’Neal

Efímero, pero impactante. Así fue el paso de Shaquille O’Neal por los Miami Heat, equipo que con su fortaleza interior llegaría hasta las finales del Este en 2005 para perder en tal ronda ante los Detroit Pistons por 4-3, justo el equipo que un año después derrotarían en la misma ronda para para alcanzar las primeras Finales de su historia y vencer por 4-2 a Dallas Mavericks. Sí, el MVP fue Dwyane Wade, pero la aportación de Shaq, con 18,4 puntos, 9,8 rebotes y 1,8 tapones en aquellos playoffs, tampoco se pude pasar por alto.

Porque aunque su carrera iba ya cuesta abajo tras dar sus mejores años a los Lakers, la intimidación que proyectaba en la cancha aún era incalculable; tanto es así que en los años 2005 y 2006 –ya con los Heat– fue elegido para formar parte del mejor quinteto de la Liga. No acabó ahí su lista de condecoraciones, ya que sería All-Star en todas sus campañas con los de Florida (15 en total).

El dato. Se trata del octavo máximo anotador de la historia de la NBA con 28.596 puntos.

Otros jugadores en consideración

Momento de dar el cierra al repaso a Miami dando su merecido sitio a otros chicos que brillaron bajo el sol de Florida. Empezando por los primeros años del equipo en la NBA –debutó en 1988– nos encontramos con Rony Seikaly, quien estaría en la primera plantilla de la organización para vivir seis campañas a gran nivel para promediar 15,4 puntos, 10,4 rebotes y 1,4 tapones por noche. En ese mismo conjunto los Heat disfrutaron de Grant Long, Kevin Edwards, Sherman Douglas, quien formaría parte del mejor quinteto de novatos en 1990, y por supuesto de Glen Rice, que pasaría seis años en la franquicia promediando 19,3 puntos.

Metidos de lleno justo en la década de los 90 tenemos a jugadores de la clase de Tim Hardaway, uno enorme base que se ha quedado a las puertas del top-5 y que junto a Mourning fue clave para que el equipo llegase a las finales de la Conferencia Este de 1997. Con él también estuvieron otros chicos que no podemos dejar atrás como Jamal Mashburn, P.J. Brown o Voshon Lenard.

Centrándonos ya en el siglo XX aparecen nombres como los de Brian Grant, Eddie Jones –quien dejaría el equipo un año antes del anillo de 2006– o Udonis Haslem, quien aún en activo es el máximo reboteador de la historia de la franquicia con 5.746 capturas bajo los aros. Y así llegamos a los anillos de 2012 y 2013 para poner el acento en Ray Allen, cuya llegada a Miami fue tan criticada desde Boston como clave para que los Heat fuesen campeones en 2013 con su histórico triple. De aquel conjunto también merecen su mención otros como Shane Battier o Mario Chalmers, cuarto jugador con más partidos disputados con la camiseta de Miami.

Para acabar nos ocupamos del presente para nombrar a Hassan Whiteside, a quien los Heat sacaron del ostracismo hasta convertirlo en 2017 en el máximo reboteador de la NBA; y a Goran Dragic, All-Star en 2018. Otros como Bam Adebayo o Jimmy Butler deberían colarse por aquí más pronto que tarde.


Anterior equipo: Atlanta Hawks. Próximo equipo: Orlando Magic.

(Fotografía de Chris Graythen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.