Previa de la gran batalla: los jugadores de España, uno a uno


El recuerdo de las dos finales olímpicas perdidas ante Estados Unidos en 2008 y 2012 dará una motivación extra a España desde el primer minuto de partido. Con varios veteranos de aquellas batallas aún presentes, el equipo de Sergio Scariolo quiere tomarse la revancha definitiva en lo que puede ser la última gran batalla de algunos de los jugadores más importantes de la historia del baloncesto español. Así ha sido su torneo hasta la fecha.

Los protagonistas

Ricky Rubio: 6,2 puntos (42,9% en tiros de campo), 3,0 asistencias, 1,7 robos

Al igual que su selección, Ricky Rubio ha ido de menos a más en el torneo. Aún sin haber dejado su huella en la dirección del equipo, su mejora en el tiro en los últimos partidos y, muy especialmente, su defensa han dado un salto de calidad al equipo. Su capacidad para controlar a Kyrie Irving en la semifinal contra Estados Unidos será clave para un buen inicio de España.

Sergio Rodríguez: 7,0 puntos (39,5% en tiros de campo), 4,7 asistencias, 1,8 rebotes

Menos seguro en el pase que en otras ocasiones (líder del equipo en pérdidas con 2,0 de promedio, aunque también en asistencias), los arrebatos de talento de Sergio Rodríguez siguen siendo una de las mejores armas de España, especialmente en momentos de atasco ofensivo. Pese a ser técnicamente suplente, es el base al que más minutos le está dando Sergio Scariolo.

José Manuel Calderón: 2,2 puntos (40% en tiros de campo), 0,6 asistencias, 0,4 rebotes

La mayor confianza de Sergio Scariolo en otros bases han dejado a José Manuel Calderón como uno de los jugadores del fondo de banquillo de la selección, una sensación extraña para el veterano director de juego. Su limitada defensa y la presencia de otros tiradores fiables han jugado en su contra, pero su experiencia en mil batallas aún puede ayudar al equipo si es necesario.

Sergio Llull: 9,8 puntos (47,4% en tiros de campo), 3,5 asistencias, 2,3 rebotes

Uno de los jugadores más capacitados para romper por velocidad la defensa estadounidense, Sergio Llull ha firmado un solido torneo hasta el momento, pese a un tiro exterior algo mejorable. Con sobrada experiencia en partidos a vida o muerte, ya sea con la selección o con el Real Madrid, las semifinales olímpicas serán un perfecto campo de batalla para Llull.

Juan Carlos Navarro: 5,0 puntos (41,4% en tiros de campo), 2,0 asistencias, 0,5 robos

Ya lejos de sus mejores años como jugador, su inteligencia en la cancha puede compensar todavía en ocasiones una explosividad ya perdida. Pero pese a algunos destellos de su abundante talento, solo una clara mejora en el tiro (28,6% en triples en este torneo) le permitirá ser importante ante Estados Unidos como lo fue en sus buenos tiempos.

Rudy Fernández: 10,5 puntos (38,7% en triples), 3,3 rebotes, 1,8 tapones

Su espléndido inicio de partido ante Francia es una gran señal de lo que Rudy Fernández aporta a España. Pocos jugadores hay mejor capacitados en España para iniciar una racha positiva (o rectificar una negativa) cuando su equipo lo necesita. Los recuerdos de otros enfrentamientos olímpicos ante Estados Unidos deberían darle un impulso extra.

Álex Abrines: 2,3 puntos (50% en tiros de campo), 0,3 rebotes, 0,3 tapones

En parte por unas molestias en la rodilla, en parte por la presencia de otros exteriores con más experiencia a este nivel, Álex Abrines ha sido el jugador menos utilizado por Sergio Scariolo en el torneo olímpico. Salvo sorpresa, solo si el duelo ante Estados Unidos se resuelve antes de la cuenta el nuevo alero de Oklahoma City podrá enfrentarse a sus futuros rivales en la NBA.

Nikola Mirotic: 13,7 puntos (41,9% en triples), 5,5 rebotes, 2,0 asistencias

Tras una temporada irregular en Chicago, Nikola Mirotic se ha convertido en el segundo jugador más fiable de España tras Pau Gasol. Su partidazo ante Francia en cuartos de final mostraron su impresionante potencial en la élite que solo ha mostrado con cuentagotas en la NBA. Su próximo partido, emparejándose con Carmelo Anthony o Kevin Durant, será una prueba de fuego para el ala-pívot.

Felipe Reyes: 7,0 puntos (42,9% en tiros de campo), 4,7 rebotes, 0,3 robos

Pese a jugar menos de 15 minutos por partido, Felipe Reyes es el líder en rebotes ofensivos (1,7) de España. Suficiente muestra de la importancia que el pívot, uno de los más veteranos del equipo, tiene todavía en España. Su brega bajo el aro aderezada por un tiro exterior cada vez más fiable convierten a Reyes en un jugador aún importante en su selección.

Víctor Claver: 1,5 puntos (28,6% en tiros de campo), 2,3 rebotes, 1,2 asistencias

Pasados sus más que olvidables años en Portland, Víctor Claver volvió a hacerse un nombre en Europa tras una buena temporada en el Lokomotiv Kuban ruso. En su selección, rodeado de anotadores bastante más fiables, Claver utiliza su polivalencia para crear un buen impacto defensivo desde la segunda unidad, aunque su falta de pólvora acaba jugando en su contra.

Pau Gasol: 17,0 puntos (56,2% en triples), 8,7 rebotes, 2,2 tapones

Ni Kevin Durant, ni Carmelo Anthony, ni los tan cacareados pasos. El mayor enemigo de España, hoy por hoy, es el dañado gemelo de Pau Gasol. Los problemas físicos de la gran referencia de la selección ponen en peligro la participación de uno de los mejores jugadores de lo que llevamos de torneo. Letal atacando en la pintura, con un lanzamiento exterior increíblemente eficiente y una defensa superior a la vista habitualmente en la NBA, tener a Pau Gasol sano es la mejor baza de España (y, quizás, de cualquier otra selección) para romper la racha de casi 10 años sin perder de Estados Unidos.

Willy Hernangómez: 8,0 puntos (65,4% en tiros de campo), 2,4 rebotes, 0,4 tapones

Otro de los jugadores que se revaloró ante Francia, Willy Hernangómez está siendo un arma especialmente efectiva dentro de la pintura, aunque ni en defensa ni al rebote ha podido tener impacto en los minutos importantes de los que ha dispuesto. La conexión con su ex-compañero Sergio Rodríguez en la segunda unidad ha sido lo mejor que ha mostrado el nuevo jugador de los Knicks en Río 2016.

Sergio Scariolo (entrenador)

El historial de Sergio Scariolo con España cuando ha podido disponer de Pau Gasol impresiona. Cuatro campeonatos, logrando tres oros (Eurobasket de 2009, 2011 y 2015) y una plata olímpica como “peor” resultado. La derrota de 2012 ante Estados Unidos en los Juegos de Londres es la gran espina clavada del técnico italiano que querrá quitarse este viernes. Sus ajustes defensivos en los últimos partidos han sido clave para solventar las dudas que la selección mostró al inicio del torneo.


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.