Los peores contratos firmados en la NBA en verano de 2019


Con el mercado de traspasos cerrado y el ecuador de la temporada claramente superado, llega la hora de hacer balance de aquellos contratos que fueron firmados en verano y que a día de hoy se han revelado con un craso error o un tremendo acierto. Más allá de las valoraciones personales hechas en los meses de julio y agosto, es ahora cuando aparecen argumentos –y estadísticas– para analizar hasta qué punto acertaron los equipos.

Jugadores sobre pagados, posiciones reforzadas de manera equivocada, el veterano que hacía falta que nunca llegó… Es el momento de repasar todo lo que se hizo en la agencia libre de 2019 y entrar en detalle en hasta qué punto han funcionado los fichajes y si la relación calidad/precio está equilibrada. Empezamos por los peores contratos firmados en pasado verano.

Dewayne Dedmon

Ver a Sacramento Kings equivocándose es algo demasiado habitual en los últimos años. Los de la capital de California son la franquicia que más campañas lleva sin entrar en playoffs (13) y con la forma en la que se manejaron en la última agencia libre tampoco se acercaron. Uno de los contratos que firmaron fue el de Dewayne Dedmon, a quien le dieron 3 años y 41 millones de dólares (el tercero de ellos parcialmente garantizado) para que se convirtiese en una pieza importante del esquema de Luke Walton. La realidad ha estado bien lejos del deseo.

El pívot de 30 años, tras tres buenas campañas en Atlanta, apenas jugó con los Kings en los primeros compases del curso; tanto es así que él pidió el traspaso y el equipo finalmente logró darle salida devolviéndolo a la franquicia de Georgia. Ya no hablamos de dinero mal gastado, ya que finalmente han dado salida a su contrato, sino de realizar un movimiento de decenas de millones de dólares que no he revertido en nada positivo.

Terry Rozier

Un caso especial el del base de Charlotte Hornets. Siendo el sustituto directo de Kemba Walker –un All-Star– claro estaba que su papel no iba a ser sencillo esta temporada. El curso pasado se quejó en Boston de no tener el rol que merecía y en la franquicia de Carolina del Norte confiaron en él hasta el punto de darle 3 años y 58 millones de dólares de contrato. No ha terminado de funcionar.

Aunque sus números no son malos –hablamos de 17,8 puntos, 4,5 rebotes y 4,1 asistencias–, se están quedando algo cortos para un jugador al que han dado prácticamente las llaves del equipo para que sea la principal arma ofensiva. Unido a su irregular rendimiento se encuentra el hecho de que el equipo tampoco lo esté haciendo bien con un balance de 18-36 que les mantiene lejos de los puestos de playoffs.

Al Horford

A algunos puedes extrañarles verlo en esta lista, pero vamos a explicarlo. Para empezar, nadie pone en duda la valía de Al Horford. Tras 12 campañas en la NBA –la presente es la 13ª– ha dejado claro que puede rendir al más alto nivel y que tiene clase para jugar en un contender, pero… ¿ha sido el movimiento adecuado por parte de Philadelphia 76ers?

Damos por hecho que los de Pensilvania quieren ganar ya, y desde ese punto de vista el carácter y competitividad del pívot dominicano es un factor positivo añadido; la cual es que quizás el precio fue demasiado elevado para lo que finalmente está ofreciendo. Para ser exactos le firmaron 4 años y 109 millones de dólares cuando contaba ya con 33 años. Es mucho dinero y tiempo para un jugador de su edad, y más viendo ahora como no acaba de encajar demasiado bien con Joel Embiid; tanto es así que antes del parón por el All-Star fue suplente por primera vez desde su año de novato. Por último, quizás hubiese sido más eficaz para el equipo seguir contando por ejemplo con J.J. Redick, quien firmo en la agencia libre con New Orleans Pelicans por dos años y 26,5 millones de dólares.

Thaddeus Young

Chicago Bulls es uno de esos equipos que se debate entre una profunda reconstrucción y ganar partidos. Quizás por ello en verano firmaron en verano a un veterano como Thaddeus Young por 3 años y 41 millones de dólares. El precio por un jugador de su calibre, el cual aporta en muchas facetas del juego y suele ser muy regular en su rendimiento, podría ser entendido como justo. Sin embargo, su participación y aportación está por debajo lo que cabría esperarse.

Para ser exactos, Young está promediando 9,7 puntos y 4,7 rebotes, sus peores números desde que era novato en el curso 2007-08. Además, solo ha sido titular en 10 de 54 partidos, ya que la idea es desarrollar a chicos jóvenes como Lauri Markkanen, Wendell Carter Jr., o Daniel Gafford. Ante esa perspectiva, y si la idea es que en algún caso hiciese las veces de mentor, la realidad es que se puede entender como demasiados millones, dado que el camino del equipo no parece encajar con su presencia.

Al-Farouq Aminu

Otro caso de veterano cuyo contexto no ha acompañado. Siendo un jugador que puede aportar desde su defensa y experiencia, las lesiones le han lastrado hasta el punto de poder jugar únicamente 18 partidos, y ser en estos momentos baja indefinida; es decir, es probable que no pueda volver a jugar en lo que resta de temporada.

Con un contrato de 3 años y 29 millones de dólares, su aportación a los Orlando Magic de cara a posteriores campañas depende en gran medida de su recuperación; más si cabe al entender que su juego se basa en tener un óptimo nivel físico. En lo poco que ha jugado este año ha promediado 4,3 puntos y 4,8 rebotes en 21,1 minutos por encuentro.

Tobias Harris

Un contrato de 5 años y 180 millones de dólares habla por sí solo. Siendo Tobias Harris un muy buen jugador, auparlo a la categoría de súper estrella es algo que parece estar fuera de toda lógica; y Philadelphia, con un acuerdo por el cual el alero se embolsará 36 millones por temporada, así lo ha hecho. Sus números son buenos, incluso mejores que los de la campaña pasada, pero 19 puntos, 6,7 rebotes y 3 asistencias no parecen merecer tal dispendio económico.

¿Puedes salirle bien? Quizás. Si ganan el anillo este u otro año, podrán decir que lo invertido en la que es tercera espada del equipo –por delante quedan Joel Embiid y Ben Simmons– está bien. Pero claro, es mucho apostar. Si la jugada sale mal te ves de pronto con un inmenso contrato que en caso de querer mover será una losa en cualquier negociación.

Rudy Gay

¿Víctima o culpable de la irregular campaña de los Spurs? Rudy Gay ha vivido en el presente curso un declive de sus prestaciones en pista como no se había visto antes. Por primera vez en su carrera está por debajo de los dobles dígitos de anotación al quedarse en 9,5 puntos por noche con un discutible 31,8 en triples. San Antonio lo firmó para ser una de las armas anotadoras de la segunda unidad y por ahora no está dando todo lo que se esperaba.

Se trata de un jugador que tiene ya 33 años y al que firmaron en verano ni más ni menos que dos temporadas garantizadas por 32 millones de dólares… Mucho dinero por un veterano talentoso que no está siendo determinante desde la segunda unidad salvo en momentos demasiado puntuales.

Cory Joseph

Tal y como empezamos, terminamos igualmente por Sacramento. Los californianos también se hicieron en verano con el base Cory Joseph, un jugador de equipo que debía aportar seguridad y temple desde el puesto de base saliendo desde el banquillo. Y así está siendo, pero puede que no al nivel que exige un contrato de 3 años y 37 millones de dólares (siendo el tercero de ellos parcialmente garantizado).

Para ser exactos el point guard está promediando 6,4 puntos con un flojo 40,9% en tiros de campo, faceta a la suma las 3,4 asistencias que reparte por noche. Como reserva de De’Aaron Fox sonaba y suena bien, pero el precio pagado por tenerlo se antoja elevado.

Nota: algunos jugadores incluidos en la lista podrían salir de ella en los próximos meses o años dependiendo del rendimiento que tengan.

Nota*: el orden en el que aparecen los jugadores en el artículo no corresponde en ningún caso a una clasificación de los mismos.

(Fotografía de Mitchell Leff/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.