Los Warriors sin Green, territorio desconocido

El quinto y quizás último partido de las Finales NBA de 2016 estará marcado por un jugador que, normativa NBA en mano, no podrá ni siquiera estar presente en el edificio. La suspensión de deja un importante hueco por parte de un jugador fundamental en el sistema de Steve Kerr, entrenador de los , tanto en defensa como en ataque.

En toda la temporada, Green solo se ha perdido un partido. Fue el 13 de enero, en Denver, en un partido que terminó con derrota de Golden State por 112-110 y en el que el ala-pívot descansó al ser la primera cita de un “back-to-back“. tuvo uno de sus días mágicos (38 puntos, 20 en el último cuarto), pero los Nuggets se llevaron el partido con 28 puntos de Danilo Gallinari, 17 de ellos desde la línea de tiros libres.

Enero en Denver

El único precedente en 2015-16 sin Draymond Green no es, por tanto, demasiado favorecedor para Golden State. Fue el final de una racha de 7 victorias consecutivas y su tercera derrota de la temporada. Fue también la única vez en un partido sin prórroga en la que los Warriors alcanzaron los 110 puntos sin ganar en toda la 2015-16. La importancia en la retaguardia de Green, solo superado por Kawhi Leonard en la votación como mejor jugador defensivo de la NBA durante las dos últimas temporadas, quedó clara en su ausencia.

Tanto en temporada regular como en lo que llevamos de Playoffs, Draymond Green ha sido el jugador que más minutos totales ha disputado con los Warriors. Los 7 quintetos más utilizados por Steve Kerr en temporada regular y los 5 en Playoffs han contado con Green. En 77 partidos de temporada regular en los que coincidieron, Stephen Curry y han disputado juntos 2.077 minutos. Solo 107 de ellos fueron sin Draymond Green a su lado (35 de ellos en el mencionado partido en Denver). En Playoffs, la cantidad total es de 12 minutos.

Un quinteto menos mortal

Los Warriors se van a encontrar en el Game 5 con la misión de suplir a su jugador más polivalente. Su defensa es excelente, pero su importancia en ataque es fundamental, no solo como anotador alternativo a Curry o Thompson, sino especialmente por su capacidad de subir el balón y por sus pantallas a veces en el extremo de la legalidad para dar espacio a las dos principales referencias ofensivas. Su ausencia también implica perder a una pieza fundamental en el “quinteto de la muerte” de los Warriors, junto a Stephen Curry, Klay Thompson, y Harrison Barnes. Su combinación de rapidez y contundencia en la pintura le convertían en el perfecto jugador para controlar la zona en la alineación más efectiva en temporada regular de la NBA, con un rotundo +46,3 de diferencial en cancha por 48 minutos disputados.

Steve Kerr tendrá ahora una prueba de fuego importante para cubrir la baja de Green. Más allá de los nombres, su primera misión será decidir si sigue jugando durante la parte caliente del partido con alineaciones más ágiles, arriesgándose con pívots “postizos” en el rol de Draymond Green como Harrison Barnes o incluso (sorprendente novedad en la rotación del cuarto partido), o darle más minutos a los pívots puros. Entre , y no han promediado más de 24 minutos compartidos en lo que llevamos de Finales.

¿Contundencia o movilidad?

Cualquier decisión tendrá riesgos, ya sea perder el control de la pintura ante los Cavs y especialmente Tristan Thompson al tener una alternativa con menos presencia interior que Green, o ser incapaz de imponer el ritmo rápido y la fluida circulación que ha sido marca de la casa de los Warriors. Si sirve de precedente, en el partido ante Denver en enero, Andrew Bogut y Festus Ezeli estuvieron en cancha durante casi 38 de los 48 minutos de partido.

Sea como sea, no hay un mayor rompecabezas para Steve Kerr que acoplar un equipo sin Draymond Green. Hay jugadores con más capacidad de marcar diferencias en momentos clave, como Stephen Curry o Klay Thompson, pero no hay ninguno cuya polivalencia permita tantas alternativas tácticas a su entrenador. Los escasos precedentes recientes no garantizan una respuesta inmediata hasta el mismo comienzo de partido. Los Warriors tendrán que jugar una partida de ajedrez que puede ser decisiva sin su mejor alfil.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Paul Zipser allana su camino al draft en el adidas Eurocamp

Jeff Bower, cerca de renovar con Detroit

Siguiente