Mejorando la NBA: la reforma de los criterios en la lotería del Draft


Gracias al periodista Zach Lowe de Grantland, quien ha sido uno de los primeros en adelantar la noticia, se ha podido conocer una propuesta que debería suponer una mejora notable en ciertas normativas de la NBA que, en términos generales, tienen un aire no del todo justo.

Evitar el tanking es, sin duda, un verdadero quebradero de cabeza para la liga. Pero no sólo puede quedarse en una problemática coyuntural dentro de las organizaciones y franquicias, sino que se ha de trasladar esta postura de una manera firme al aficionado.

“Dejarse perder” hace que algunos partidos pierdan uno de los calificativos que más importan a la hora de ver un encuentro de la NBA: el espectáculo se pierde. Y todo por dejar lugar a los intereses por tener una mejor posición a la hora de elegir en el Draft.

Lo más dantesco es que en muchas ocasiones no funciona tener el peor récord. Mismamente los Cavaliers se han doctorado en estos términos y, aunque su última temporada no es que fuera buena, hubo equipos con peores registros y mayores opciones porcentuales de llevarse el Nº1. Sino que se lo digan a los Bucks, que parecían destinados a quedarse con el premio gordo.

Cómo está gestionado hasta la fecha

En el sistema vigente, el equipo que peor registro tiene durante la regular season tiene la mayor probabilidad de elegir en primera posición gracias a un 25%; el segundo con peor balance, un 19,9%; el tercero, un 15,6%; y a partir de ese escalafón de clasificación, los porcentajes van decayendo exponencialmente.

Esto provoca que las luchas por ver quién pierde más o tiene el registro más bajo, convierten un buen tramo de la competición (en especial desde el All-Star) en algo rocambolesco como acumular derrotas y derrotas hasta los récords. 76ers dixit.

De qué va la nueva propuesta

La propuesta oficial, presentada esta misma semana al comité de competencia de la liga, busca una reforma ostensible del sistema.

La idea es darle a los cuatro equipos con peor balance en la temporada regular exactamente el mismo porcentaje para poder elegir al Nº1. Lógicamente, esta cifra ya no podría ser un 25%, ya que tendría que ser bastante más baja para producir ese reparto equitativo entre los cuatro “postulantes”. Algo así como un 11%.

A partir del quinto equipo, las probabilidades irán disminuyendo, pero no será una rebaja tan grande como pasar de un 19% a un 15%, sino que el siguiente tendrá unas opciones en torno al 10%.

Igualar las probabilidades entre los equipos fomentaría una especie de remedio anti-tanking, eliminando con ello el incentivo de perder hasta el infinito.

Es decir, el objetivo no deja de ser otro que darle otro toque a la lotería del Draft para que se cree un sistema más equilibrado entre los equipos para que tengan probabilidades más parejas.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.