Cinco perdedores: no gana nadie en Los Ángeles

Hoy quería hablar de Trae Young, de Marvin Bagley III y de una generación con un potencial tremendo que se está convirtiendo en una realidad ante nuestros ojos. Pero, claro, los

Hace un par de días perdieron contra lo Pelicans. Desatre evidente. Y esta noche han repetido gesta contra los Grizzlies mientras un renacido Towns (34+21 imparable en su primer partido de vuelta tras el accidente) se cargaba a los Kings. Entre unas y otras, puesto 11 en la conferencia oeste. Y eso no es lo peor… Se están matando a sí mismos. Unos a otros. Ahí va mi opinión.

La realidad actual en LA la marcan cinco líneas diferentes. Las negociaciones, las diferencias, los rumores y las declaraciones posteriores (LeBron no se corta…) han separado por completo a un grupo de personas al que ahora mismo solo parece unir la camiseta. Y creo sinceramente que nadie (absolutamente nadie) ha salido ganando de las batallas internas.

Todo mal. Todo fatal. Hasta tal punto que, si nos paramos a pensar en la situación completa, igual no puede salir peor. Cinco líneas, cinco sectores, cinco grandes perdedores.

Los jóvenes

Han pasado de ser el futuro de la franquicia a ser el paquete que los Pelicans no quisieron. Con las cosas tan mal hechas de por medio que aunque Ingram haya despertado y Kuzma de titulares en un fin de semana de las estrellas (MVP del partido del viernes), la sensación general es que su valor ha caído estrepitosamente en solo unos meses. Y todo esto después de haber sido ‘los elegidos’, mientras Randle acumula dobles-dobles sin parar y D’Angelo se cuela en su primer All-Star (también va a jugar playoffs).

El entrenador

Rumores arriba y abajo, LeBron esto y LeBron lo otro. Walton mantiene el timón (por ahora…) con el respaldo de la franquicia. Pero a este ritmo no durará mucho más. Y no digo que merezca lo contrario, pero ojo a la temporada y al vestuario con el que ha tenido que lidiar… La imagen de Walton también puede salir bastante perjudicada de todo esto. El entrenador que no pudo.

La franquicia

Tachados de abusones en el mercado por las formas del ‘caso Davis’, también han dado una imagen difícil de recuperar en lo que se refiere al cuidado de tus propios jugadores. Los rumores filtrados desde todas las esquinas, la posición de poder del famoso agente, las negociaciones en abierto, el fracaso final… Y a todo esto hay que sumar el momento deportivo actual. Regular…

La gerencia

Con Magic a la cabeza, quizás tenían el papel más complicado y quizás se han llevado también el palo más duro. El ‘no’ de los Pelicans tiró por tierra un plan para el que se había puesto todo lo demás patas arriba. Todo lo demás daba igual… Y por el camino brilla D’Angelo, salen del equipo Randle y Zubac y queda en el olvido aquel plantel de veteranos que llegaron para ayudar a LeBron. En fin… Necesita mejorar.

LeBron

Quizás el perdedor que más nos cuesta ver/entender de todo este lío. Porque, la verdad, a estas alturas de la película, nos cuesta pensar que haga cosas mal. A mí el primero.

Hablamos de un jugador histórico. De un un líder histórico. Pero… La franquicia paras arriba, el entrenador en constante jaque, sus compañeros entre la espada y la pared mientras lidian con los rumores, su agente en el centro de todas las miradas y ahora un clinic poco recomendable de declaraciones públicas post partido sin objetivo conocido. Y además se puede quedar sin playoffs por primera vez desde su segunda temporada

No está ganando nadie en Los Ángeles.

(Photo by Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Boston, a New Orleans: cualquiera puede estar disponible en un traspaso por Anthony Davis

Victoria de Clippers, triple-doble de Doncic y homenaje a Nowitzki

Siguiente