El reto mental de Toronto Raptors

Una de las grandes claves de la eliminatoria.

¡Por fin llegó el día! Ya podemos decir que hoy, esta misma noche, en cuestión de horas, arrancan las de la NBA 2019. Las primeras de la historia para Toronto y las quintas consecutivas para Golden State . ¿Preparados? ¿Nerviosos?

Antes de que comience el juego, quería hablar de la que, en mi opinión, puede ser una de las grandes claves de la eliminatoria. Y tiene que ver con la experiencia y la confianza de cada uno de los jugadores de los Raptors en sí mismo. Porque los Warriors te van a poner a prueba… Desde el minuto uno, desde el salto inicial del primer partido.

¿De qué hablo? De la parte psicológica de la defensa de los campeones, que no solo son un tremendo equipo defensivo tanto en el uno contra uno (Iguodala, Klay, Green, Durant, Livingston…) como en lo que llamamos defensa colectiva (ayudas, lecturas, rotaciones…), sino que también puede que sean el equipo más inteligente (y más puñetero) de toda la NBA en defensa. Van a intentar jugar con la cabeza de cada uno de sus rivales, con su confianza y con sus porcentajes de acierto.

¿Cómo lo hacen? Ayudas largas sobre los grandes generadores (todo sobre Kawhi en este caso) y rotaciones selectivas que, sin que te des cuenta (e incluso contando con una buena circulación de balón por parte del equipo rival), conducen el balón hacia el tirador que ellos quieren que reciba. Y justo ahí pueden llegar problemas muy graves para los Raptors.

¿Por qué? Porque hemos visto Danny Green fallar sin parar (aún no ha despertado y se ha llegado a hablar de la posibilidad de insertar a Powell en el quinteto titular), a dudar de su tiro en ciertos tramos, cediendo espacio completamente regalado, a Siakam perder confianza y fallar demasiado desde las esquinas (25% en los triples contra Milwaukee y 27% contra Philadelphia), a VanVleet desaparecer del mapa hasta el nacimiento de su segundo hijo… Incluso Lowry, que estuvo fantástico contra Milwaukee, se quedó en un 25% en los triples contra Philadelphia. Y muchos de los que lanzó fueron abiertos.

En fin, que los Raptors, más allá de Kawhi (y de Norman Powell), han sido muy poco regulares con su tiro, y eso es algo que van a intentar aprovechar los Warriors, cerrando todos los pasillos a Kawhi, cediendo pases a X sitios para comprobar el nivel de confianza y acierto de cada uno de sus rivales. Y estos ya pueden estar preparados para castigar con ejecución y acierto cada ‘tiro permitido/regalado’. Porque si los Warriors encuentran puntos débiles en la circulación, los machacan. Y su defensa, a base de alargar ayudas, elegir rotaciones y ‘regalar’ tiros, se convierte en una trituradora imparable que le hará la vida imposible a Kawhi.

Cada tiro liberado que dejas pasar es una ayuda no castigada, un cuerpo más sobre Kawhi o una zona mejor protegida. Puede incluso que todo en uno. Confianza en uno mismo, en tus compañeros y a por todas. El reto es mayúsculo, en lo físico, en lo deportivo y también en el apartado mental.

¡Han llegado las Finales de la NBA!


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

¿Las Finales de Stephen Curry?

‘The District’, un patio-terraza para los Wizards

Siguiente