Mi MVP es James Harden

Me he levantado convencido de que iba a ver un rato a los Knicks y de que el protagonista de la columna de hoy iba a ser Mitchell Robinson (me tiene enamorado). Pero antes de llegar al Madison he decidido que tenía tiempo para pasar un rato por el Toyota Center. A ver cómo respondía Miami en back-to-back y en Houston tras su triunfo de ayer ante los Warriors. ¿Veredicto? Han respondido bastante bien. Y, claro, me he encontrado por el camino a . Qué sorpresa (no).

Qué bestia. Qué absoluta barbaridad de partido, de temporada y de todo. Hoy ha acabado con 58 puntos, siete rebotes y 10 asistencias, metiendo ocho triples por el camino y volviendo locos a sus defensores en ese limbo tan suyo entre el step-back y la penetración. Bote bajo, movimientos de cabeza… Estás vendido. Es sencillamente imparable. Y es mi .

Cuando hablamos del premio individual de todos los premios individuales, siempre hay que mencionar la famosa narrativa. Y esta temporada encontramos varias bastante importantes y de largo recorrido, algo que no es del todo habitual. Las tres mejores, más claras a estas alturas, son: la de Giannis Antetokounmpo y sus sorprendentes Bucks (el mejor equipo de la temporada regular), la de un Paul George que va a pelear el premio al defensor del año y la plata anotadora (es rarísimo que pase algo así y tiene un mérito tremendo) y la del propio James Harden y sus rachas demenciales. La pregunta es, ¿quién tiene ventaja y por qué?

Yo creo que es cuestión de gustos, de prioridades. La temporada de Giannis es intachable, perfecta. Y su equipo es el mejor de la temporada regular, que eso pesa mucho en este debate. La de Paul George es increíble, la mejor de su carrera de calle y una de las mejores temporadas two-way que recuerdo. Pero la de Harden… La de Harden, creo, es ‘la temporada’.

La liga es muchísimas cosas, pero sobre todo es espectáculo. Y las barbaridades, siempre que las veas sin prejuicios, se nos quedan clavadas en la retina. Grabadas con mucha más facilidad que el superlativo 26+12+6 que hace Giannis cada día cuando se levanta de la cama con el primer café o que las manos en líneas de pase y la mejora individual y colectiva que ha supuesto para Oklahoma City (y para Russell Westbrook en particular) la temporada de Paul George. Lo que quiero decir es que esta temporada la recordaremos como la de las barbaridades de Harden. Y eso es la narrativa de todas las narrativas de cara al MVP.

Solo el extraterrestre y el más salvaje (tercera temporada, desatado en ataque), han anotado más puntos por partido en una temporada que el actual James Harden. Pensad bien en lo que significa esa frase.

Lleva seis partidos de 50 puntos o más. Seis… Y además reparte más de 18 puntos por noche en forma de asistencias y lleva sobre sus espaldas un peso absolutamente histórico en el ataque de su equipo: un 40% de uso al que nunca llegaron, por ejemplo, ni Jordan ni .

Para los no creyentes, un par de cosas que creo que son clave para entender lo que está haciendo Harden.

Promedia 11,4 intentos desde la personal, solo 1,2 más de los que lanzaba Kobe en su temporada más salvaje (2005/06, la de los 35 puntos por partido) y menos de los que intentaban cada noche tanto Jordan en su temporada de 37 puntos como Chambelain en cada uno de los cinco años en los que superó la barrera de los 36 puntos. Todos los jugadores que han anotado alguna vez a su nivel actual iban a la línea de tiros libres con su frecuencia actual.

También promedia 24,4 tiros por partido, que son unos tres intentos menos por noche de los que lanzaban Kobe y Jordan en sus temporadas más salvajes. Y tiene un True Shoting de 61,5%, una marca que Jordan solo rozó una vez en su carrera (61,4% es su mejor temporada) y con la que Kobe no puede ni pelear (su mejor temporada es un 58%).

En fin, que ya paro. Pero que lo que está haciendo Harden es historia de la anotación. Historia de verdad, de la que quedará para siempre. Para el que lo quiera ver, claro. Y que, aunque ni Jordan ni Kobe lo ganaron en sus temporadas más salvajes (true story), es mi MVP.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Fin a la maldición de los 76ers ante Oklahoma

Otra noche histórica de James Harden: 58 puntos y triunfo sobre Miami

Siguiente