¿Qué aporta Marc Gasol?

Segunda columna de la semana y segunda vez que voy a hablar de novedades en la parte alta de la conferencia este. Porque la de ayer no fue una noche más para en su fantástica carrera . Ayer, a sus 34 años, debutaba como local en la que ya es su nueva casa, el Air Canada Centre de Toronto.

Ovación cerrada para entrar y ovación cerrada para salir. Entre una y otra, dos horas de baloncesto de muchísimo nivel (el partido entre Nets y Raptors fue muy entretenido de principio a fin) en las que el pívot español respondió con claridad meridiana a la pregunta clave, la que todo el mundo se hace tras un gran traspaso en la NBA: ¿qué va a aportar?

Su primer baile en Toronto

Todavía como suplente de lujo (no sabemos si cambiará el cinco inicial tras el All-Star; Ibaka está jugando realmente bien), Marc salió entre aplausos a 3:03 del final del primer cuarto. Con su forma de competir y de entender el juego, no va a tardar en convertirse en un favorito de la afición…

Le costó un poco entrar en ataque. Está aprendiendo su rol en un nuevo sistema y, en esos primeros minutos en frío desde el banco (importante esto: no está acostumbrado), el ataque de su equipo le pasó por la izquierda. Pero es tan inteligente que tarda tres carreras y dos gritos en impactar todo lo que pasa a su alrededor.

Habla en defensa, se mueve constantemente buscando la posición correcta respecto a los atacantes y ordena a sus compañeros. Mientras, va cogiendo ritmo en ataque a base de pantallas y lecturas. Anota su primera canasta en una continuación, frena una penetración y se marcha de nuevo al banquillo. Solo estaba calentando. La segunda parte sería otra película.

Marc vuelve a pisar la cancha con el tercer cuarto muy avanzado. Y ahora ya lo controla todo. Hay una indicación clara de que el balón pase mucho más por sus manos en ataque (en la primera parte era más un complemento de que un generador), y así mejora exponencialmente en cuestión de minutos la ofensiva de los Raptors. Pases rápidos que generan fluidez, un tercer ojo para los cortes a canasta y una buena ración de movimientos en el poste. Los Raptors no tenían ningún jugador interior con los recursos de Marc Gasol. Ni parecido… Y ayer demostró lo que puede significar su presencia en el equipo.

Un par de ganchos por encima de sus defensores, un tiro de seis metros, un triple, un pase sin mirar, su dominio del dos contra dos (en los dos lados), una falta sacada en ataque, un par de grandes defensas verticales en su propio aro, lecturas defensivas del pick&roll… Movimiento, generación y ejecución. Defensa, inteligencia y competición. Marc puede marcar diferencias en los Raptors. Y puede ser absolutamente decisivo en los dos lados cuando el juego se ralentice en los playoffs.

Estudiante del juego y su oportunidad

Veterano de mil batallas en el salvaje Oeste, ha confesado que ha visto más vídeo para aprender el nuevo sistema y acostumbrarse a sus nuevos compañeros en las últimas 72 horas que en toda su vida. Le irá bien…

Horas antes del comienzo del partido, leía las palabras de su hermano Pau en su articulo de Expansión. Hablaba de la oportunidad que le dio a él en su día un traspaso de invierno (así llegó a los Lakers) y de lo contento que está por la oportunidad que le toca vivir ahora a su hermano Marc. Ojalá él también la pueda aprovechar.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Harden extiende su racha con sufrimiento en otra gran noche de Doncic

Westbrook, nuevo récord histórico NBA con 10 triples-dobles seguidos

Siguiente