¿Qué sería un ‘buen’ verano en NY?

Empiezan los rumores y llega el pánico.

Estamos a jueves, lo que significa que faltan solo tres/cuatro días para que la agencia libre 2019 abra sus puertas (madrugada de domingo a lunes, 00:00 hora peninsular española). Llevamos un año entero hablando de la importancia de este verano, porque los equipos van a salir al ruedo con más millones en el bolsillo que en los mercados de 2017 y 2018 juntos. Y a la cabeza de las franquicias ‘de caza’, los New York .

La franquicia de Nueva York, que la temporada pasada perdió lo único bueno que había pasado por allí en los últimos años (Kristaps Porzingis), sale al mercado con más de 70 millones de dólares en caja y con ganas de dar un par de golpes importantes encima de la mesa. y han sido los grandes objetivos durante todo el año. Una lista a la que ahora se suma Kawhi y que se debería cerrar ahí y con varios asteriscos.

La realidad es que lesión de Durant lo ha cambiado todo. O casi todo. No sabemos si habrán cambiado sus intenciones y tampoco si alguno de sus pretendientes le negará el máximo (no creo…). Pero más allá de lo que ocurra con él, su ausencia la temporada que viene puede haber cambiado los planes de sus posibles acompañantes. Y ahí entramos en terreno pantanoso para Nueva York, porque una cosa era Durant e Irving (o Kawhi por cualquiera de los dos, que no lo nombro demasiado porque ni yo me creo que pueda acabar allí), pero otra muy diferente es Durant con otra compañía (¿sobrepagada?), Durant solo (lo seguiría considerando un triunfo tremendo), Kyrie solo (uff) o ninguno de los dos (tres).

¿Qué pasa si el plan A no sale?

Aquí aparece el pánico. ¿Sobrepagar a estrellas/jugadores de tercera fila porque los de primera no te han salido? FATAL. ¿Apostar por jugadores de nivel medio con contratos largos? Te comes el espacio sin subir los niveles necesarios y sin saber lo que realmente necesitas (el equipo está por construir), así que fatal. ¿Apostar por jugadores a la baja con contratos altos y cortos para mantener el espacio de cara a otros años pero mejorar la plantilla del próximo? Esta es la pregunta clave, porque seguramente sea la vía de escape de los Knicks si no les toca la lotería (ya están sonando Cousins, Rozier…), y se puede hacer bien o rematadamente mal.

La idea es clara: si no se pescan sobresalientes, se puede atraer a agentes libres menos cotizados. Gastar muchísima pasta (porque sobraría…) en contratos de un año de agentes libres que generen dudas y que vean en Nueva York la oportunidad de jugar un año al máximo para inflar su valor de cara a la agencia libre 2020 mientras cobran esa temporada como si mantuvieran el cartel de otros tiempos. Hasta ahí, bien. Pero solo si esos jugador que llegan no cortan la progresión, los minutos, de los jóvenes que ya están en plantilla.

Si no llegan sobresalientes y no vas a competir por nada verdaderamente importante, lo que te interesa realmente es el desarrollo de los jóvenes. Kevin Knox, Mitchell Robinson y por encima de todo. Porque ellos sí pueden ser el futuro del equipo, mientras que los agentes libres con contratos de un año solo querrán lucirse para salir de nuevo al mercado en 2020… De ahí que lo de Cousins, por ejemplo, me parezca una idea tan típica como terrorífica.

Si no pescas sobresalientes, Robinson, Knox y Barrett tienen que jugar más de 30 minutos cada noche (sobre todo el primero y el tercero). Porque hay que crecer desde abajo. Y los fichajes tienen que ser complementarios, ayudas de veteranos para que estos jóvenes no lleven sobre sus hombros (como le comentaron a Barrett en su primera rueda de prensa…) todo el peso de una franquicia capaz de destruir a los más fuertes. Pero solo eso… Nunca barreras.

Veteranos complementarios que ayuden a competir partidos, muchos minutos para los jóvenes y espacio salarial guardado a base de contratos de un año. No sería de matrícula ni mucho menos, pero creo que eso sería un ‘buen’ verano en Nueva York. Lo que no sé es si lo Knicks son capaces de que pase algo así.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Terry Rozier, objetivo de los Knicks

Siguiente