Una crisis calcada

¿Esperamos otra gran remontada?

Ahora mismo, está lejos de ser el rival ideal para un equipo necesitado de victorias. El rompe-récords esloveno ha vuelto a hacer de las suyas esta noche (si tenéis un rato, el partido merece la pena) ante unos que llegaban a Dallas en uno de los momentos más delicados de la era Popovich.

Igual pensáis que estoy exagerando, que son los ‘eternos Spurs’ y que ya lo arreglarán. Y probablemente tengáis razón, porque hasta ahora siempre lo han terminado arreglando. Pero hay un dato que daba ayer la televisión local que me llamó mucho la atención y que prácticamente nos obliga a hablar de esta crisis como una de las peores de la era Popovich: desde la temporada 97/98, la primera completa con el maestro a los mandos, los equipos de la han tenido un total de 1.089 rachas de al menos cinco derrotas consecutivas. ¿Sabéis cuántas de esas rachas pertenecen a los Spurs? Un total de dos. Una en abril de 2011 (acabó en seis derrotas) y la que empujaron ayer hasta seis los Dallas .

El dato es una absoluta locura, como casi todos los de la era Popovich. Esta temporada aún no ha salido actualizado el de los días con récord negativo por franquicia, pero imagino que tampoco tardará en ver de nuevo la luz.

La pregunta es: ¿podemos esta vez, en uno de los peores momentos de la franquicia en los últimos 22 años (objetivamente), dudar de los Spurs? Y la respuesta es más complicada de lo que parece.

Hace casi un año, el cinco de diciembre de 2018, publicamos un vídeo en drafteados titulado ‘Tres graves problemas de los San Antonio Spurs’. En ese momento, los texanos tenían un balance de 11 victorias y 13 derrotas y estaban en el puesto 14 de la conferencia oeste. Los problemas eran reales. ¿Lo gracioso? Son prácticamente los mismos (o muy parecidos) que se pueden identificar en la crisis actual. Pero claro, la temporada pasada acabaron con 48 triunfos y en puestos de playoffs… La enésima de Popovich.

¿Acabará aquí la racha o tendremos nuevo milagro?

De los 22 cursos completos que ha entrenado hasta el momento, los Spurs han acabado en el top-5 en eficiencia defensiva en 18 ocasiones. Fueron novenos en la 09/10, décimos en la 10/11 y undécimos en la 11/12. La temporada pasada bajaron hasta el puesto 20 (29º cuando grabamos aquel vídeo), y en los primeros 14 partidos de la 19/20 se han hundido hasta el 26. Not great.

Y siguen a la contra en los tiros, desafiando a la analítica noche tras noche: son quintos en eficiencia ofensiva pese a lanzar y anotar menos triples que nadie y a lanzar más tiros de media distancia que ningún otro equipo de la liga. Son el único equipo de la NBA que lanza más desde el famoso midrange que desde la línea de tres puntos (décimas). Y también son el segundo equipo de toda la liga que menos lanza y anota en la zona restringida (atacando el aro). Repito: not great.

La patada a la analítica es real. Tanto que, incluso funcionando dentro de un ataque como el de San Antonio, sigue siendo casi imposible de defender: los Spurs no están lanzando bien desde el línea de tres (34,9%, puesto 15), pero aun así sacan más bastante más rendimiento de cada triple (1,05 puntos por lanzamiento) que de sus intentos desde la media distancia (0,85).

Y podría seguir con el plano individual, los referentes, y algún dato de equipo más, pero el resumen es muy fácil: la crisis tiene los mismos síntomas que la de la temporada pasada a estas alturas. Prácticamente calcados y con la defensa como claro punto de partida. Están 5-9 y a las puertas (a una derrota el miércoles en Washington) de la peor racha de la franquicia en los últimos 22 años. Pero, claro, son los Spurs.

¿Remontada? ¿Traspasos? ¿El final de su histórica racha o el principio de un nuevo milagro?


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Anunoby brilla en la paliza de los Raptors a los Hornets

Carmelo Anthony debutará esta noche como titular con Portland

Siguiente