Ya hemos visto a los peores Utah Jazz

En solo 10 días, los de Snyder han cambiado completamente el rumbo. Van para arriba en el salvaje Oeste.

Las expectativas eran bestiales antes del comienzo de la temporada. Yo, sin ir más lejos, tenía a los Utah Jazz terceros en mi porra de la conferencia oeste. Llegaron las primeras derrotas, las dudas, los viajes, un calendario durísimo para empezar la nueva campaña y, de repente, sin que nos diera tiempo a reaccionar, los de Quin Snyder estaban a la cola. Hasta 12/13 equipos del oeste les miraban por encima del hombro. Pero la temporada es larga… Y acaba de empezar.

Decía Donovan Mitchell tras el partido de ayer contra Houston (qué partido de los Jazz, por cierto, más duros y concentrados si cabe tras la expulsión casi inmediata de Rudy Gobert), que a veces se espera que empieces en el mismo punto en el que lo dejaste la temporada anterior. Y que eso no es fácil, ni siquiera para un equipo que cuenta prácticamente con las mismas piezas. Hay veces que necesitas un mes de adaptación para volver a coger tu ritmo de competición, aseguraba el escolta. Y eso, en parte, es lo que ha podido pasar en Utah.

El cambio

Hace solo 10 días, los Jazz estaban 9-12. Solo los Suns por debajo en el oeste y todas las dudas del mundo. Desde fuera, porque ellos dudo que las tuvieran. Puesto 27º en rating ofensivo (no les salía nada, no les entraban los tiros…) y fuera del top-10 en el defensivo, su santo y seña hace solo unos meses. Y puede que aquel 28 de noviembre fuera el suelo de la temporada para Utah.

Desde entonces, cinco partidos en 10 días. Tres de gira por el este y dos complicados de vuelta a casa contra rivales directos. El récord en esos cinco partidos ha sido de 4-1, y la única derrota llegó en Miami en encuentro que aún no sé cómo se les pudo escapar (fueron casi 20 arriba)… Para cerrar los 10 días de cambio, dos triunfos muy serios en Salt Lake City contra Spurs y Rockets (necesitaban ganar bien en casa, habían empezado fatal la temporada), pilas y mentalidad renovada.

Las sensaciones, de la noche a la mañana, y si hablamos de números… Los Jazz de los últimos 10 días son top-5 en ambos lados de la cancha, la tercera mejor defensa de la competición y top-3 tanto en porcentaje de tiro efectivo (EF%) como en lo que se llama porcentaje de lanzamiento real (True Shooting). En total, un cambio de 17,7 puntos a su favor cada 100 posesiones. Una giro de 180 grados. Una absoluta barbaridad.

Ricky, por cierto, ha sido de los que más ha mejorado. Ya sabéis que su agresividad (en ambos lados) y su acierto suelen llevar a los mejores Jazz de la mano. ¡Y ahora tienen a Kyle Korver!

En fin, que podemos haber visto ya a los peores Jazz de la temporada. Y que podemos haber pasado también el punto de inflexión (como en OKC, Minnesota o Boston). Ahora toca confirmar su buen estado de forma con otro regalo made in Conferencia Oeste: Spurs y Thunder fuera de casa y en back-to-back. Suerte, Jazz.

(Fotografía de Streeter Lecka/Getty Images)