No Bosh, No Problem (por ahora)

No hay mejor consejo para ahora mismo que no dejar de adorar a Jackson, su recién nacido primer hijo de cuatro semanas de vida. También pasar tiempo al lado de su iPad o ver algunos partidos de sus queridos Texas Rangers.

¿En lo que al baloncesto se refiere? Claro, continuar con su trabajo de rehabilitación y puesta a punto, pues no será hasta el 10 ó 12 de junio la próxima vez que su equipo le necesite en pista, ya para las Finales de la NBA. Y es que Miami no necesita del concurso de Bosh para acceder de nuevo a ellas. ¿Habéis visto como renquea ?. ¿Habéis percibido lo pésima de la aportación del banquillo de Boston?

“Tenemos lo suficiente para ganar” es una de las frases favoritas de cuando cualquiera de sus jugadores cae lesionado. Y Bosh lleva fuera del equipo desde el 13 de mayo, en el Game 1 de la anterior serie contra Indiana. Desde entonces, 5-2 para Miami.

Sucede, sin embargo, que su aportación sobre el parqué sí resultará imprescindible cuando llegue la ronda final, sea ante San Antonio, sea ante Oklahoma City. Incluso si ella conlleva riesgo de recaída, vistos los meses de offseason que vendrán después. Pero en lo que se refiere a estas Finales del Eastern, sin prisas.

Miami podría haber echado de menos los números medios de Bosh en el rebote, pero solo hay que ver las cifras de en este apartado para desmentirlo. King James capturó 10,8 rechaces por partido en la serie ante los Pacers, y está siendo capaz de elevar este ya de por sí asombroso registro hasta los 11,5 en lo que va de Finales de Conferencia (en temporada regular fueron 7,9).

¿Y en anotación? En temporada regular, los miembros del Big Three de South Beach promediaron juntos 67,2 puntos por partido. En los últimos cinco encuentros (cinco victorias, con James y ajustando su juego sin Bosh a la perfección) son 61,6 puntos por partido de media los aportados por los dos miembros sanos de los Three Amigos. No existe demasiada diferencia cuando uno constata que durante los Playoffs, los equipos suelen anotar menos que en temporada regular (96,7 y 98,5 puntos por partido para los Heat, respectivamente).

Otro escenario estaríamos describiendo de no estar estos tan diezmados y agotados. Sacar ventajas de la ausencia de Chris Bosh en la serie hubiera sido un plato apetecible para los sistemas de Doc Rivers, pero Ray Allen no es ni media sombra de lo que venía siendo dado su maltrecho tobillo derecho, y , quien había puesto con su gran defensa en más de un serio problema a Dwayne Wade durante la regular season, ya no volverá a jugar esta temporada.

Más aún, cuando el banquillo de Boston viene siendo algo de lo que avergonzarse, considerando que fueron los Celtics la franquicia que introdujo el concepto del Sexto Hombre a la NBA. ¿Quién es su sexto hombre ahora? Debe de ser , y su microscópica aportación de 3,5 puntos por encuentro en estos Playoffs, aún la más grande de los reservas de los C’s.

Y todo ello con un con 10 años menos de los que dice que tiene su DNI, y un (34 años) que todavía aguanta una buena parte de los partidos librando batallas físicas a ambos lados de la pista, aunque su match-up con James acumule en estos dos primeros partidos de las Finales de la Conferencia Este un embarazoso 66-33 para Bron en puntos conseguidos.

Chris Bosh, mientras tanto, va haciendo progresos. Como son el trabajo en pista que viene realizando desde casi hace una semana, o el hecho de aparecer vestido de calle en el banquillo desde el primer partido de este serie ante Boston. Por ahora, no hay prisa ni apuro, pues no existe necesidad.

James y Wade se están encargando de todo con suma eficacia, gracias.





Canal Telegram
Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
También puedes seguirnos en nuestros perfiles de Twitter o Facebook.