No puedes ganar sin Iguodala

Los playoffs son el momento de la temporada NBA en el que los complementos secundarios adquieren una importancia decisiva para conseguir ganar las eliminatorias. En ocasiones, su papel es hasta más importante que el de algunas estrellas por todo lo que son capaces de generar a favor de sus equipos.

es el ejemplo perfecto. Lleva varios años asumiendo ese rol en una de las franquicias más dominantes de la historia de la NBA. Y esta temporada lo está haciendo de nuevo, a sus 35 palos, con la misma eficacia de siempre.

Steve Kerr lo definió el otro día como ese cuidador que se queda con tus hijos en casa cuando sales por ahí a cenar. Esa es la tranquilidad que genera Iguodala a su técnico cuando está en cancha. Un tipo con experiencia, que sabe lo que tiene que hacer, lo hace perfectamente y mantiene el equilibrio siempre.

“No sería posible ganar sin él”, afirmó Kerr después de cerrar la eliminatoria de Semifinales de Conferencia.

El alero fue determinante en el último partido de la serie contra Houston Rockets. Se trataba del primer encuentro sin Kevin Durant y era necesario que la vieja guardia de la franquicia diera un paso adelante para intentar evitar un muy peligroso Game 7.

Iguodala terminó con 5 triples, 5 robos de balón y muchas otras cosas que no dicen las estadísticas pero que marcan la diferencia. Estuvo muy presente en momentos clave del partido, metiendo los tiros que había que meter y manteniendo la cabeza fría en todo momento.

Durante la temporada regular puede parecer que los 16 millones de dólares que cobra el bueno de Andre es mucha cantidad, pero cuando llegan los playoffs da la sensación contraria.

Porque todo lo que te ofrece un jugador así no tiene precio.

En el momento clave

Las prestaciones de Iguodala van creciendo según avanza el curso. Esto es algo que se puede ver claramente echando un vistazo a sus números durante el curso regular y después en la postemporada cuando van avanzando las eliminatorias.

Aumenta su importancia a una velocidad tremenda.

MinutosPuntos% triples
Temporada regular23,25,733,3 por ciento
Playoffs30,211,842,6 por ciento
Semifinales de Conferencia34,613,548 por ciento

La temporada regular del alero de los Warriors ha sido la peor de toda su carrera. Nunca había jugado tan pocos minutos, promediado tan pocos puntos ni intentado tan pocos tiros. Sin embargo, según se acerca el mes de mayo, Iguodala activa el botón de los playoffs y se transforma en un jugador totalmente diferente.

En esta postemporada, la franquicia de Oakland es 10 puntos mejor por cada 100 posesiones cuando Andre está en cancha. Y viendo todo lo que hace en los partidos hasta parece poco. Además, se trata de los playoffs más efectivos de toda su carrera en cuanto al lanzamiento. Está alcanzando sus mejores cifras de siempre en porcentajes de tiros de campo y true shooting.

Las Finales están a la vuelta de la esquina y cada vez se ve más claro: como decía Steve Kerr, no puedes ganar sin Iguodala.

(Foto de portada de Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Brogdon podría no estar listo para volver a la titularidad

Prisas en los Cavs: 4 entrevistas en un día para encontrar a su entrenador

Siguiente