El nuevo panorama en Cleveland: análisis de sus movimientos en el mercado


Los Cleveland Cavaliers son un equipo nuevo. En cuestión de minutos cambió todo para ellos y se abría un nuevo mundo de posibilidades en su plantilla.

Por recapitular, salieron traspasados seis jugadores ––y la primera ronda de 2018 de los Cavs–– y llegaron cuatro piezas nuevas.

Cleveland necesitaba cambios urgentemente. El ambiente del vestuario estaba muy lejos de ser sano, las sensaciones en la pista eran cada noche peores y la actitud de prácticamente todos los jugadores dejaba mucho que desear. Todo ello se veía reflejado en derrotas abultadas contra equipos importantes (32 puntos de diferencia contra los Rockets, 34 contra Toronto, 28 frente a Minnesota y los 24 de Oklahoma) que ponían en evidencia los problemas del equipo y pedían a gritos soluciones.

A todo esto hay que sumar los rumores de salida al mercado de LeBron James en el próximo verano. Presión, presión y más presión para la gerencia de la franquicia.

Sin embargo, han salido victoriosos de la problemática situación. Los traspasos que llevaron a cabo son útiles para cualquier escenario: reciben jugadores interesantes para el futuro en caso de que LeBron se vaya, pero se han asegurado de que, sobre todo, ayuden a ser más competitivos esta misma temporada para intentar conseguir que James se quiera quedar. Se han hecho con cuatro buenos jugadores en el mercado y aún cuentan con el pick de los Nets del próximo Draft.

El resultado es más que positivo.

Algunos datos muy interesantes, que apuntaba el periodista Micah Adams, sobre las diferencias entre los jugadores que han salido del equipo y los nuevos que se incorporan:

Los que se han ido

Los que llegan

Edad: 30,7Edad: 27,0
Mates esta temporada: 16Mates esta temporada: 81
Porcentaje de triples: 30,9Porcentaje de triples: 37,9

 

Los que llegan

Los Cavaliers reciben piezas muy interesantes en este movimiento. Necesitaban un base y George Hill es perfecto para el proyecto. Viene de Sacramento con ganas de competir, tiene experiencia en playoffs y puede encajar de maravilla con el sistema y, sobre todo, con LeBron James. Es un gran defensor exterior ––a pesar de que esta temporada haya bajado su rendimiento en Sacramento–– y puede amenazar con su buen lanzamiento exterior. Se aprovechará de las ventajas que genera James y será capaz de crear por su cuenta cuando la ocasión lo requiera. En Utah, junto a Gordon Hayward, demostró que es capaz de hacerlo. Tiene un contrato alto para los próximos años pero era necesaria la incorporación de un base de sus características. Los Cavs piensan en competir desde ya, y para ello es una gran solución.

Rodney Hood es otro jugador que puede funcionar muy bien. Un anotador más que liberará de peso ofensivo a LeBron y que llegará motivado por competir. Un refresco más en ataque será también Jordan Clarkson, sexto hombre útil para los Cavaliers y que revitalizará la ofensiva de los de Tyronn Lue con sus puntos desde el banquillo. Sólo Lou Williams ha anotado más que él entre todos los suplentes de la NBA en esta campaña. Sin duda vendrá bien en Cleveland.

Por último, y no menos importante, Larry Nance Jr: un perfil físico y versátil, justo de los que necesitan en Cleveland, aportará en defensa, rebote y algo que ha faltado mucho últimamente en los encuentros de los Cavaliers: intensidad.

Los que se han ido

Cleveland, a cambio, ha dejado marchar a Isaiah Thomas, Shumpert, Frye, Crowder, Derrick Rose y Dwyane Wade. Ninguno era fundamental en la estructura del equipo y el nivel de varios de ellos estaba dejando mucho que desear por unos motivos u otros.

La salida de Isaiah Thomas dirección Los Angeles es quizá lo más inesperado pero es un movimiento comprensible teniendo todos los factores sobre la mesa. Acaba de salir de una lesión complicada, su nivel defensivo es el que es y este próximo verano termina contrato y pedirá bastante dinero. Siendo prácticos, es lo que había que hacer.

¿Mejoran los Cavaliers?

Sin duda. La salida de estos jugadores que acabamos de comentar no les hace perder puntos deportivamente, más bien todo lo contrario, y llegan otras piezas que sí pueden ser útiles si consiguen adaptarse a tiempo. Esto último será clave: el ambiente que haya en este nuevo grupo y la dinámica que consigan coger de aquí al final de temporada. Era necesario renovar el aire por los problemas que había en ese vestuario y todos estos cambios van en esa dirección.

LeBron estará algo más contento y, sin duda, más cerca de querer quedarse en Cleveland que hace tan sólo unas horas.

Veremos cómo funcionan estos nuevos Cavs.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.