Oklahoma: alergia a la carretera

Vaya por delante que no se trata de poner en duda el mérito que tiene la temporada que está haciendo Oklahoma City –perder a un jugador como Kevin Durant es un golpe durísimo– ni tampoco empequeñecer en medida alguna la bestialidad que nos está regalando Russell Westbrook. Pero más allá de ello, hay un dato que llama la atención: Oklahoma no estaría en playoffs si solo se contásemos los partidos jugados a domicilio.

Eso es así porque mientras en el Chesapeake Energy Arena son casi imparables, ostentan un récord de 23-8 que les coloca como el quinto mejor equipo de la liga junto a Houston Rockets, cuando se alejan el balance cae hasta un doloroso 12-20 que les sitúa novenos en el Oeste, ya que Sacramento Kings y Denver Nuggets les superarían.

Entrando en materia, podemos dar por hecho que el equipo que dirige Billy Donovan ve disminuidas sus prestaciones tanto en ataque como en defensa. Así es, pero mientras que la diferencia a la hora de cerrar el aro es asumible, la que nos encontramos atacando es demoledora.

Siendo el 14º con mejor rating ofensivo jugando en su cancha con 107,2 puntos por cada 100 posesiones, cuando salen de ella caen hasta el 26º lugar al quedarse en 102,1 puntos. En defensa pierden una sola posición, en casa son el 10º con 103 mientras que fuera son el 11º con 107,1. Como no podía ser de otra forma, esa caída en ataque tiene su reflejo en los tiros de campo.

 EstadísticaLocalVisitante
Tiros de campo46,8% (10º)43% (28º)
Triples34,5% (24º)30,2% (30º)

El peor diferencial

Todos los datos dados hasta ahora apuntan a una debacle jugando lejos de Oklahoma, pero cierto es que casi todos los equipos –San Antonio tira mejor cuando sale de Texas– empeoran a domicilio. Por ello es mejor echar un ojo a algunos de sus principales rivales: Jazz, Clippers o Grizzlies.

Es aquí donde el salto es más grande. Aunque el récord de todos es parecido (están en un espacio de cuatro partidos) ninguno de ellos se aproxima lo más mínimo a la diferencia de resultados que firman los Thunder en la carretera. Mientras los de Westbrook tienen una diferencia de 12,7 puntos entre sus marcadores en casa y fuera, otros como Utah, conjunto eminentemente casero, reduce esa caída hasta los 3,4.

Equipo+/- Local+/- VisitanteDiferencia
Jazz+5,9+2,43,5
Clippers+7,2+0,96,3
Grizzlies+3,1-0,73,8
Thunder+6,4-6,312,7

Mayor distancia de victorias

La anterior comparación es con equipos que luchan directamente con ellos, pero aún podemos hacer otra más certera, la que enfrenta a OKC con las otras franquicias que más diferencia de victorias tienen entre las cosechadas en su cancha respecto a domicilio. En esta clasificación Washington se lleva la palma, ya que ha conseguido 15 triunfos más jugando de local, pero lo ha hecho disputando nueve partidos más en su pista que fuera. Tras ellos ya está Oklahoma

EquipoPartidos localPartidos visitanteVictorias localVictorias visitanteDiferencia
Wizards3526261115
Thunder3131231211
Pacers3132211110
Mavericks323018810

Si a estos equipos le aplicamos el mismo criterio que a sus rivales directos, OKC vuelve a ser el que se lleva el oro en cuanto al descenso de rendimiento al disputar partidos en cancha foránea.

Equipo+/- Local+/- VisitanteDiferencia
Wizards+4,9-1,26,1
Pacers+3,5-5,28,8
Mavericks+3,3-7,110,4
Thunder+6,4-6,312,7

Como empezamos diciendo, todos estos números no empañan el trabajo de un equipo que lucha en el salvaje Oeste, pero sí hacen ver que OKC, pese a ser con casi toda seguridad equipo de playoffs, tiene que mejorar mucho cuando sale de su hábitat si quiere que su paso por la postemporada tenga recorrido más allá de lo que vean sus aficionados en vivo.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Miami se interesa por Jared Sullinger

Kemba y Kawhi, Jugadores de la Semana

Siguiente